Movistar FRI Music: Sumo tuvo su homenaje, Las Pelotas, su consagración

Germán Daffunchio con Pity Fernández, invitado a cantar los clásicos de Sumo; 40.000 personas vivieron el festival en Figueroa Alcorta y Dorrego
Germán Daffunchio con Pity Fernández, invitado a cantar los clásicos de Sumo; 40.000 personas vivieron el festival en Figueroa Alcorta y Dorrego
Sebastián Espósito
(0)
28 de octubre de 2018  • 12:40

"Un año tardé en volver a tocar". Días atrás Germán Daffunchio recordaba las heridas que demoraron en sanar tras las dos pérdidas que vivió, la de Luca Prodan y la de Sumo. Pasaron ya más de 30 años y Las Pelotas , esa banda que creó y que tuvo un crecimiento a fuego lento en estas últimas tres décadas, encontró su noche consagratoria en una bonita encrucijada, ahí donde su pasado lejano y su presente se encontraron, entre sus clásicos y los de Sumo .

Daffunchio, el amigo fiel, el ladero de Luca, el guitarrista que en los 80 se escondía y hasta le daba la espalda al público, ahora está en el frente de la escena, asumiendo las enseñanzas de aquél tano que cantaba en inglés y que se incrustó en el rock argentino de manera tal que lo transformó para siempre. Daffunchio, el cantante, se saca de encima sus inseguridades, guarda, tal vez para siempre, su papel de rockero cascarrabias, y se permite lucir alegre, celebrar la noche de sábado en la que se encontró con sus bandas eternas.

El Movistar FRI Music decidió retornar a Buenos Aires con una celebración de la música de Sumo, como lo hiciera anteriormente con la obra de Charly García. Y lo hizo en Figueroa Alcorta y Dorrego, ante más de 40.000 personas. La consigna, que cada banda de la grilla incluyera al menos un par de versiones del grupo que capitaneó Prodan. Así fue como, ya en la recta final, El Kuelgue interpretó "Debede" y "Los viejos vinagres" (flojas versiones; quizás lo más cercano al espíritu de Sumo llegó después, cuando hicieron un tema propio: "Cristo es Marquitos Di Palma"), y Massacre redobló la apuesta con "Estallando desde el océano", "NextWeek", "Heroin" y "Crua Chan" (éstas dos últimas con el aporte del Sergio Rotman en saxo).

Ver esta publicación en Instagram

#laspelotas en el #movistarfrimusic Celebra a Sumo

Una publicación compartida por Sebastián Espósito (@sebasespo) el

El camino que eligió Las Pelotas para cerrar el homenaje fue otro. Hacer un show propio primero, en el que convivieran piezas inoxidables como "Blanca Nieves más 7", "Bombachitas rosas", "Capitán América" y "Shine", con sus nuevos clásicos, las canciones de los últimos cuatro discos, que le permitieron emprender un viaje a un estado de gracia, de solidez y de bienestar que se respira en el aire, y dejar a Sumo para el tramo final. Ese set con el que cerrarían un show impecable no caería en el desorden y en el "vale todo" en el que suelen incurrir este tipo de encuentros.

Con "Desaparecido" y "Qué podés dar", Las Pelotas dio inicio a noventa minutos de show que plantearon y experimentaron todos los climas y estados que la banda es capaz de sentir, compartir y expresar. Intimistas y algo melancólicos en "Cómo se curan las heridas" y "Era"; bucólicos en "Siempre estará"; románticos en "Será"; autocelebratorios en "Shine" y "Blancanieves más 7", y listos para "bajar línea" y actualizar su discurso (ahora la imagen elegida como blanco es la del presidente norteamericano Donald Trump) en "Capitán América". Una faena notable, de esas que suelen marcar un punto de inflexión en una banda, aun cuando se trata de una muy experimentada, que ha sabido cómo sobreponerse a jornadas menos felices.

Luego de Las Pelotas... volvió Las Pelotas, ahora con los clásicos de la banda que Daffunchio integró en los 80 con Luca Prodan, Ricardo Mollo, Diego Arnedo, Superman Troglio y Roberto Pettinato, por nombrar solo la formación que grabó los tres discos (las otras pudieron verse en una pared que exhibió fotos conocidas y otras muy poco vistas de Sumo entre el 82 y el 85).

Las ocho canciones de Sumo que tocó el sexteto contaron con varios invitados, como el exbaterista de Luca Prodan y compañía Alberto "Superman" Troglio; Walas, de Massacre, y Fran Saglietti, de Francisca y los Exploradores; una grata sorpresa, la voz, la impronta justa y el rol de frontman que asumió Pity Fernández (cantante de Las Pastillas del Abuelo), y la solvencia de Las Pelotas, que sin cambiar sus integrantes mutó en otra banda, renovó su energía y se permitió jugar. "Mañana en el Abasto", "Debedé", "Estallando desde el océano", "No acabes" ("Don't Come"), "Que me pisen", "No tan distintos (1989)", "Fuck You" y "El ojo blindado" viajaron en el tiempo, provocaron otra encrucijada, en este caso entre el pasado y el presente, y llevaron la celebración a su nivel más alto. Difícil de diluir, la energía que provocaron estas canciones tanto arriba como abajo del escenario llevó a los músicos a repetir "Fuck You", como una exhalación final para agotar definitivamente el aire.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?