Suscriptor digital

Estudiantes correntinos participan de una cumbre mundial en Japón

El equipo de la escuela correntina de San Roque ganó su lugar con un proyecto de ciencias sobre las inundaciones
El equipo de la escuela correntina de San Roque ganó su lugar con un proyecto de ciencias sobre las inundaciones
(0)
28 de octubre de 2018  • 18:49

Cinco alumnos de un colegio de Corrientes partieron hacia Japón para representar al país. Es la primera vez que una delegación argentina participa de la cumbre mundial en la que, durante dos días, estudiantes secundarios de medio centenar de países debaten proyectos para proteger a las poblaciones de las consecuencias de los desastres naturales.

Leslie Benítez, María del Pilar Monzón, Athina Vallejos, Enrique Aquino y Guillermo Montiel integran el grupo de la Escuela Normal Juan García Cossio que obtuvo su lugar en la reunión que comienza pasado mañana en la Prefectura de Wakayama. Fue luego de competir con otros proyectos escolares ante una comisión evaluadora del Ministerio de Educación de la Nación.

La Embajada de Japón le había solicitado la colaboración a la cartera educativa para convocar y preseleccionar a colegios secundarios en el país.

"Para nosotros no solo es una gran experiencia poder presentar esta investigación, sino también es una experiencia sobre cómo afrontar la vida porque conocer otras culturas da otras perspectivas. No solo conoceremos la cultura de Japón, sino que conoceremos chicos de otros 49 países participantes", indicaron los alumnos a LA NACION antes de partir.

Los cinco estudiantes de entre cuarto y sexto año del colegio de la localidad correntina de San Roque trabajaron sobre el efecto que tienen los mosquitos en la salud después de las inundaciones. La investigación local para el proyecto le permitió al equipo determinar que la densidad de la población de esos vectores de enfermedades está directamente relacionada "con los períodos de mucha lluvia, inundaciones fuertes, migraciones sin control sanitario a través de la frontera y poblaciones de bajo nivel socioeconómico asentadas en localidades con saneamiento e infraestructura sanitarias deficientes", destacó la embajada a través de un comunicado tras la recepción que su titular les brindó a los jóvenes.

"Entre la Argentina y Japón tenemos una relación que cumple 120 años de amistad y relaciones diplomáticas que este año estamos celebrando -indicó a LA NACION el embajador Noriteru Fukushima-. Tenemos muchos intercambios entre ambos países, como los convenios de varias universidades. Ojalá que vengan muchos estudiantes y vayan muchos más argentinos a Japón. Cada año, viajan más de cien estudiantes, que se suman a las más de 4000 personas que se han ido a capacitar en tecnología, idiomas, cultura japonesa y otras especialidades."

El embajador de Japón en el país recibió al equipo correntino antes de partir a la cumbre mundial
El embajador de Japón en el país recibió al equipo correntino antes de partir a la cumbre mundial Crédito: Gentileza Embajada de Japón

Este año, más de 400 colegios de casi 50 países participarán de la denominada Cumbre de Estudiantes Secundarios por el Día Mundial de la Concientización sobre Tsunami, que cuenta con el respaldo de la Organización de la Naciones Unidas. Cada equipo expone su proyecto y participa del debate sobre el problema y la solución más efectiva.

El trabajo argentino, según detallaron los alumnos, lo impulsó el profesor Leonardo Amarilla y demandó varios proyectos de investigación previos. "Lo presentó al Ministerio de Educación de la Nación y, junto a otros proyectos, primero fue preseleccionado -explicaron por correo electrónico-. Después, le avisaron que nuestro proyecto había sido elegido para representar a la Argentina en Japón."

En 2005, Amarilla ya había hecho una investigación con otros alumnos del colegio sobre una especie de caracoles que transmiten un parásito causante de enfermedades graves en San Roque. "Todavía no se encontró la forma de controlar las consecuencias, pero el profesor hizo un trabajo para lograr biocontroladores, que son peces que comen el caracol. Con esto, se podrían prevenir las enfermedades que generan esos parásitos", agregaron los estudiantes.

Por ahora, el equipo prefiere continuar avanzando con su proyecto ganador: "Lo que se viene después de las inundaciones". Afirma que, aún, queda mucho por hacer. "Conseguimos la unificación del trabajo entre la escuela, el Departamento de Bomberos y los agentes sanitarios, pero falta hacer campañas de concientización, crear mejores mecanismos para evacuar a las personas y construir la infraestructura para albergar a la población durante las inundaciones", finalizó el grupo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?