De los lectores: cartas & mails

Esperanza; La Iglesia se daña sola; Desconocimiento; ¡Cuidado!; Papelones olímpicos; Apoyo a escuelas; Error de ortografía
(0)
29 de octubre de 2018  

Esperanza

Me llena de una cautelosa esperanza advertir que la cúpula gremial y política peronista se haya querido redimir a los pies de Nuestra Señora de Luján, implorando por "paz, pan y trabajo", objetivos a los que nunca en su larga trayectoria dirigencial se abocaron en forma fehaciente, sino más bien declamatoria. Es también sorprendente que parte de la jerarquía de varias iglesias avale, quizás con un exceso de ingenuidad, a esta runfla de personajes, cómplices de la mayor cleptocracia de la historia argentina.

Horacio Landó

horacio.lando@yahoo.com.ar

La Iglesia se daña sola

La mayoría de los católicos de nuestro país, entre los que me incluyo, estamos cansados de ver y escuchar conductas no acordes con la fe católica que profesamos. Entiendo que los sacerdotes y la jerarquía eclesiástica pueden y deben escuchar a toda la feligresía, pero no hasta el punto de que en una celebración eucarística tan importante se vea en primera fila a los representantes más corruptos y patoteros que tiene nuestro sindicalismo. No es tolerable. Estos señores manifiestan por la paz, el pan y el trabajo, cuando en realidad se han enriquecido a costa de estas premisas y aprovechan el poder que poseen en beneficio personal.

Monseñores, ¿no se dan cuenta de que con este tipo de celebración alejan a muchos católicos de la Iglesia? Y cuando se crean vacíos, otras creencias aprovechan el espacio. Todo esto es muy triste.

Juan Ruffini

DNI 12.307.606

Desconocimiento

En el programa radial de Jorge Lanata escuché al diputado Daniel Lipovetsky, presidente de la Comisión de Legislación General de la Cámara, quien explicó el proyecto de ley que "pretende" regular y normalizar los alquileres. Hizo apreciaciones sobre la protección del locatario, la regulación de lo que deben ganar los profesionales inmobiliarios (eso sí, las dietas legislativas se las regulan ellos) y las cuestiones relativas a los locadores. Fue entonces cuando una periodista lo consultó sobre la baja rentabilidad que produce el alquiler de inmuebles, a lo que Lipovetsky respondió textualmente: "No tengo constancia de la rentabilidad". Pensé que entonces vendría la pregunta periodística inteligente, que hubiera sido: "¿Cómo es posible que usted pretenda redactar una ley que regula una relación económica entre partes [lo cual en mi opinión atenta contra el derecho de propiedad y de disponer de la propiedad que establece la Constitución] sin conocer los parámetros económicos de la actividad?", pero no, la pregunta no se produjo y ahí comprendí mucho de lo que nos pasa.

Enrique Di Fiori

enriquedifiori@fibertel.com.ar

¡Cuidado!

A fines de los 40 poseíamos una casa que dimos en alquiler. Por la ley de aquel entonces no podíamos subir la renta al locatario. Y por la inflación este habitó la vivienda casi gratis durante diez años. Vivíamos con nuestra abuela. Cuando falleció recibimos un quinto de la herencia, insuficiente para comprar, y sin hallar casa para alquilar. Nadie daba en locación una vivienda porque no se podía desalojar ni actualizar la renta. Para recuperar la casa debimos dar todo el dinero heredado, más de lo que nos habían pagado en una década, y eso porque tuvimos suerte.

¡Cuidado cuando el Estado legisla sobre alquileres! Se termina perjudicando a locadores y locatarios.

Pedro Vives Heredia

DNI 4.036.636

Papelones olímpicos

Influidos quizá por el ambiente olímpico que dejaron los Juegos de la Juventud, los diputados Leopoldo Moreau y Victoria Donda lucharon denodadamente por obtener un podio participando en las categorías desmesura y estupidez. Uno, presentando una denuncia típica del Superagente 86, y otra, en una actitud que podría resultar simpática en el segundo año de cualquier colegio secundario, pero no en el Congreso Nacional. Cuesta creer que estas dos personas, con estas actitudes, puedan representar a los ciudadanos que los eligieron. Bueno es recordarles que los fueros que poseen no los protegen del ridículo.

Luis María Canziani

DNI 4.168.585

Apoyo a escuelas

Este año el dinero presupuestado para las escuelas porteñas es un 14,4% menos que en 2017, en valores nominales. Son aproximadamente 70 pesos por alumno de primaria para todo este año. Los delegados de las cooperadoras de la ciudad están pidiendo a los legisladores un fuerte incremento en la partida presupuestaria de los fondos para solventar los gastos que demanda el proyecto educativo escolar y pequeñas erogaciones de mantenimiento y limpieza. También reclaman por presupuesto para obras menores de infraestructura escolar, previsto en la ley, pero nunca otorgado por el Ministerio de Educación porteño. Muchas cooperadoras obtienen recursos de la propia comunidad escolar (cuota social, donaciones, festivales, ferias del plato, etc.) que duplican los aportados por el gobierno de la ciudad. Esto pone en jaque la gratuidad de la enseñanza. A la vez, marca un signo de inequidad respecto de aquellas escuelas que recaudan muy pocos fondos propios y dependen casi exclusivamente del aporte del Estado.

Ricardo Fuentes

fuentesric@yahoo.com.ar

Error de ortografía

Los responsables del programa ministerial Aprender mostraron la hilacha. Fue en la intempestiva arremetida que se produjo en muchos puntos del país con la excusa de evaluar a alumnos de primaria acerca del nivel de conocimientos en matemática y lenguaje, a través de un método totalitario que fue ariete para agregar cuestiones de educación sexual a menores de edad, excluyendo a padres y educadores. En el escrito oficial presentado a los chicos una pregunta tenía un claro error de ortografía, al escribir justamente la palabra género sin la correspondiente tilde.

Que suspendan la ideología y vuelvan a la primaria porque, por lo menos, les falta la lección sobre palabras graves, agudas y esdrújulas.

Juan Martín Devoto

DNI 10.625.501

En la Red

Investigadores de la UBA descubren una manera de bajar la contaminación del Riachuelo

Facebook

  • "Y los premiamos con el terrible ajuste que están haciendo en ciencia y tecnología. No puedo creer que no lo vean como una inversión, y no como gasto" - Matías Ezequiel Carluccio
  • "Qué bueno que la ciencia tenga estos logros. ¡Felicitaciones!" - Beatriz Fiorentino

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?