Suscriptor digital

Descubren una estafa a Aerolíneas de parte de sus empleados

Un grupo de trabajadores se autoliquidaban "gastos excepcionales"
Un grupo de trabajadores se autoliquidaban "gastos excepcionales" Fuente: Archivo - Crédito: AA
Jerónimo Mura
Julia D'Arrisso
(0)
29 de octubre de 2018  

La empresa Aerolíneas Argentinas fue sacudida por una estafa por parte de un grupo de empleados que cobraban "gastos excepcionales" en la liquidación de sus salarios por encima de lo que les correspondía. La maniobra se detectó por una auditoría interna que cruzó los datos de los recibos de sueldo de los trabajadores investigados y de esta manera se comprobó la existencia de anomalías en los montos percibidos por distintos empleados de la aerolínea de bandera.

Este mecanismo se venía realizando desde hace aproximadamente tres años. Se estima que la recaudación era de $3 millones por año, por lo que el fraude podría dar como resultado una pérdida de hasta $9 millones.

Desde el martes pasado, esos trabajadores tienen prohibido el ingreso al Aeroparque, donde está la sede de la empresa. El próximo paso será formalizar una denuncia para concretar sanciones contra los involucrados. "Es una investigación abierta, no podemos hacer declaraciones sobre el tema", dijeron en Aerolíneas Argentinas.

Según las averiguaciones que hizo LA NACION, un total de 10 empleados de Aerolíneas liquidaban costos adicionales sobre el total del salario a otros empleados y luego se repartían la diferencia por transferencia bancaria. Un grupo de ellos pertenecían al área de liquidaciones, mientras que el resto estaban distribuidos en otros rubros.

El sistema comenzaba al momento de pagar los sueldos, cuando se cargaban valores adicionales en concepto de "gastos excepcionales". Luego, el beneficiario recaudaba y repartía el dinero extra entre los involucrados. Una vez realizado el pago, se borraba el detalle de los saldos del sistema con el que la empresa lleva su contabilidad.

Impacto en las cuentas

Aerolíneas tiene un plan de negocios de "déficit cero", para dejar de depender de los subsidios del Estado. Sin embargo, moderó sus expectativas en los últimos meses, principalmente por el impacto de la suba del precio de los combustibles y la caída de las ventas y la devaluación.

El objetivo inicial era alcanzar el equilibrio financiero en 2019, pero el titular de la empresa, Luis Malvido, confirmó en las últimas semanas que los números en rojo se estirarán por más tiempo de lo esperado, al menos hasta 2020.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?