Amnistía Internacional, contra Jair Bolsonaro y su "discurso tóxico"

Parte del comunicado que fue difundido por la ONG después del triunfo del ultraderechista
Parte del comunicado que fue difundido por la ONG después del triunfo del ultraderechista Crédito: Amnistía Internacional
(0)
28 de octubre de 2018  • 21:29

Después de haberse confirmado el triunfo del ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones en Brasil , Amnistía Internacional advirtió sobre los "riesgos" que insume para el país, especialmente para ciertos sectores de la sociedad, la elección del exmilitar como presidente, y propuso estar en guardia ante posibles avasallamientos de los derechos humanos en su gestión.

En este sentido, la ONG habló de "un discurso tóxico" del vencedor de las elecciones durante la campaña.

"El presidente electo ha hecho campaña con una agenda abiertamente contraria a los derechos humanos y con frecuencia ha realizado declaraciones discriminatorias sobre distintos grupos de la sociedad", dijo Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para la Américas.

Y añadió: "Su elección como presidente de Brasil podría entrañar un riesgo enorme para los pueblos indígenas y quilombolas, las comunidades rurales tradicionales, la comunidad LGBTI, la juventud negra, las mujeres, las personas que son activistas y las organizaciones de la sociedad civil si su retórica se convierte en política pública".

El mensaje de la ONG, difundido esta noche a través de un comunicado, también resaltó que, en su campaña, Bolsonaro prometió, entre otras cosas, "suavizar las leyes sobre el control de armas y conceder a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley autorización previa para matar", y advirtió que de aprobarse estas propuestas "empeorarían el ya difícil contexto de violencia letal de Brasil, donde se cometen 63.000 homicidios al año, más del 70% de ellos con armas de fuego, y donde la policía perpetra aproximadamente 5000 homicidios al año".

"Con el proceso electoral ya acabado, nos enfrentamos al reto de proteger los derechos humanos de todas las personas en Brasil", aseveró Amnistía Internacional, que aclaró que se pone del lado de los movimientos sociales, ONG, activistas y todas las demás personas que defienden los derechos humanos para garantizar que el futuro de Brasil "venga con más derechos y menos represión".

Guevara-Rosas también señaló que Brasil tiene "una de las tasas de homicidios de activistas y personas defensoras de los derechos humanos más altas del mundo".

"[Jair Bolsonaro y su vicepresidente Antonio Hamilton Mourao], que pertenecen a la reserva militar de Brasil, han defendido también públicamente delitos cometidos por el Estado durante el antiguo régimen militar, incluida la tortura", amplió. "Se plantea por ello la perspectiva de una regresión en la promoción de los derechos humanos desde el fin del régimen militar y la adopción de la Constitución Federal en 1988. Las instituciones públicas de Brasil deben tomar medidas firmes y decisivas para proteger los derechos humanos y a todas las personas que los defienden y se movilizan a su favor en el país", completó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?