El claro triunfo de Bolsonaro marca una nueva era para Brasil y el Mercosur

Tras una de las campañas más polarizadas de la historia del país, el polémico exmilitar se impuso sobre Haddad con más del 55% de los votos; prometió "respetar la Constitución y las leyes"; festejos en la calle
Tras una de las campañas más polarizadas de la historia del país, el polémico exmilitar se impuso sobre Haddad con más del 55% de los votos; prometió "respetar la Constitución y las leyes"; festejos en la calle Fuente: AP
Alberto Armendáriz
(0)
29 de octubre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- Una nueva e incierta época se abre en Brasil . El polémico diputado Jair Bolsonaro , exmilitar nostálgico de la dictadura y candidato del Partido Social Liberal (PSL), se impuso en el ballottage presidencial con el 55,14% de los votos, ante el 44,86% de su rival Fernando Haddad , del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

La contundente e inédita victoria de la extrema derecha, habilitada por una diferencia de casi 11 millones de votos, tiene imprevisibles consecuencias para el país más grande de América Latina y la región. Las tendrá en especial para el Mercosur, que, según adelantó anoche el probable ministro de Economía de Bolsonaro, Paulo Guedes, "no será una prioridad" para el nuevo gobierno.

Bolsonaro, electo presidente de Brasil - Fuente: AFP

0:36
Video

En una de las campañas más polarizadas de la historia, Bolsonaro, de 63 años, logró capitalizar la decepción de los brasileños frente a los escándalos de corrupción, al estancamiento económico que generó la peor recesión en la historia del país y a la creciente criminalidad. Ayer, el sucesor de Michel Temer dejó de lado sus declaraciones extremistas y se mostró moderado. "Estableceremos un gobierno digno que trabajará para todos los brasileños. Vamos a pacificar Brasil. Brasil dejará de estar apartado de las naciones más desarrolladas", prometió.

Haddad, exalcalde de San Pablo y reemplazante del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva en la candidatura del PT tras la impugnación de su nombre por la condena a 12 años de cárcel que purga por recibir sobornos, no logró conquistar a los brasileños con las promesas de un retorno a los tiempos de bonanza e inclusión social de los primeros gobiernos petistas, ni convencerlos de los riesgos que, según él, representa Bolsonaro para la democracia.

Las primeras palabras de Bolsonaro como presidente electo de Brasil - Fuente: Facebook

7:36
Video

No bien se conocieron los primeros resultados, simpatizantes de Bolsonaro salieron a las calles a celebrar con bocinazos, fuegos artificiales y gritos de "¡Mito! ¡Mito!", en referencia a su carismático líder. En Río de Janeiro, miles de seguidores invadieron la avenida Lucio Costa, que bordea la playa en el barrio de Barra de Tijuca, frente al condominio donde se halla la casa del diputado ganador. "Ese es el cambio radical que hacía rato estábamos esperando. Los petistas no vuelven más", señaló a LA NACION el diseñador Marlon Souza, de 42 años, quien había pasado todo el día delante de la residencia de Bolsonaro, rodeada de un férreo esquema de seguridad.

Mientras más gente llenaba la avenida y montaba una ruidosa fiesta en la playa, Bolsonaro, fiel a su dominio de las redes sociales, realizó una transmisión en vivo por Facebook Live para agradecer el apoyo con una Biblia, una copia de la Constitución y un libro del expremier británico Winston Churchill sobre la mesa.

Una seguidora de Bolsonaro celebra en Río de Janeiro,146x250mm
Una seguidora de Bolsonaro celebra en Río de Janeiro,146x250mm Fuente: Archivo

En un guiño hacia los mercados, que han respaldado su candidatura por contar con el asesoramiento del reconocido economista neoliberal Paulo Guedes, prometió reducir el déficit público y el tamaño del gobierno. Como hizo varias veces durante la campaña, aprovechó para reiterar sus ataques a "la gran prensa que estuvo criticándome" y resaltó que Brasil "no podía seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo y el extremismo de izquierda".

Bolsonaro contó que ya había hablado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , de quien se ha declarado admirador y ha copiado varias estrategias, mientras que su campaña recibió felicitaciones de distintos presidentes latinoamericanos.

Los simpatizantes de Bolsonaro celebraron ruidosamente ayer en Río de Janeiro, donde vive el presidente electo
Los simpatizantes de Bolsonaro celebraron ruidosamente ayer en Río de Janeiro, donde vive el presidente electo Fuente: AP - Crédito: Leo Correa

Antes de terminar, agradeció a Dios y a los médicos por haberlo hecho sobrevivir el atentado con cuchillo que sufrió el 6 de septiembre en Juiz de Fora, Minas Gerais, que lo dejó fuera de la campaña la mayor parte del tiempo y le sirvió como excusa para no participar de los debates televisivos. "Estoy muy feliz con esta misión de Dios, y una misión no se escoge ni se discute, se cumple. Juntos cumpliremos la misión de rescatar nuestro país", dijo el excapitán de paracaidistas del ejército en su mensaje, de tono mesiánico, para después tomarse de la mano de un pastor evangélico para rezar una plegaria.

Aunque es católico, su mujer es evangélica y él fue rebautizado en el río Jordan por el pastor y político Everaldo Dias Ferreira, que lo acercó a las iglesias evangélicas, muy influyentes entre las camadas más pobres de la población. En el Congreso, Bolsonaro cuenta con el respaldo de la poderosa "bancada BBB", por "Biblia, bueyes y balas", en referencia a los evangélicos, los productores del agronegocio y los expolicías y exmilitares que impulsan temas de seguridad pública.

Quién es Jair Bolsonaro, elegido presidente de Brasil - Fuente: AFP

2:28
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.