Suscriptor digital

"El pueblo indignado habló", gritaron sus seguidores

Cientos de miles de personas festejaron el triunfo de Bolsonaro
Cientos de miles de personas festejaron el triunfo de Bolsonaro Fuente: Reuters
(0)
29 de octubre de 2018  

RÍO DE JANEIRO (AFP).- Cientos de miles de personas estallaron de júbilo ayer en las calles de Brasil con la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales .

Frente a la casa del excapitán del Ejército en una zona acomodada de Río de Janeiro, los gritos de emoción y alegría y los abrazos se mezclaron con un gran alboroto de fuegos artificiales.

"No tengo nada que temer en un gobierno de un exmilitar. Este país necesita orden, y peor nunca podrá estar, con tanta corrupción e inseguridad", exclamó al borde las lágrimas Jaz Lima, profesora jubilada de 60 años.

Los gritos de triunfo apenas daban paso a los insultos contra el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), del candidato perdedor Fernando Haddad y del encarcelado expresidente Luiz Inacio Lula da Silva .

Un muñeco inflable con la imagen de Lula vestido de presidiario fue levantado sobre la calle.

"Aquí está este pueblo indignado, disconforme con la corrupción y la inseguridad, acompañando a Bolsonaro. Este pueblo habló. Es la primera vez que me siento representado", expresó André Luiz Lobo, un empresario de 38 años.

El ascenso de este nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), partidario de flexibilizar la portación de armas y de "proteger jurídicamente" a los policías en el ejercicio de su actividad levantó temores en parte de la población ante la posibilidad de que sean vulnerados los derechos humanos.

Su gesto de simular una pistola con el dedo pulgar e índice se ha vuelto icónico, y era repetido ayer por sus simpatizantes.

"Eso de los derechos humanos es todo una invención de moda. ¿Derechos humanos para quién?, los bandidos que están dentro de la cárcel recibiendo [dinero] o la gente que está aquí afuera presa [por la violencia]", expresó Edelso Ribeio, un comerciante de 59 años.

Envuelto en la bandera de Brasil, Daniel Reunieri, un abogado de 43 años, salió a celebrar la victoria con cuatro amigos en la avenida Paulista, la principal arteria de San Pablo, capital económica y financiera del país, fuertemente custodiada por las fuerzas de seguridad.

"Bolsonaro está dando vuelta la página de la corrupción en Brasil", dijo Reunieri.

Un helicóptero sobrevolaba la escena, en un cielo cubierto por los fuegos artificiales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?