Suscriptor digital

Alegatos en el juicio contra 11 policías por el asesinato de un joven

(0)
29 de octubre de 2018  

Los alegatos en el segundo juicio oral a 11 policías bonaerenses y una mujer acusados del asesinato de Fabián Gorosito, un joven secuestrado, torturado y asfixiado en la localidad de Mariano Acosta, en 2010, comenzarán mañana en los tribunales de Morón.

En el primer debate, realizado en 2013, todos fueron absueltos. Pero ese fallo fue revocado por la Cámara de Casación, que ordenó un nuevo proceso que subsanara la presunta arbitrariedad de la primera sentencia.

El segundo juicio comenzó en agosto y está a cargo del Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 5 de Morón, integrado por los jueces Marcos Lisa, Agustín Gossn y Carlos Torti. La fiscalía está representada por Antonio Ferreras.

Los imputados son los policías Adrián Giménez, Pablo Nievas, Raúl Ortiz, Cristian Fortunato, Luis Fernández, Hernán Oviedo, Gabriel Sánchez, Leonardo Ose, Rubén Villalba, Marcelo Dipierro y Gonzalo Cueli, y la civil Aixa Soledad Sosa, novia de Giménez. Son juzgados por torturas seguidas de muerte y privación ilegal de la libertad. Llegaron al juicio en libertad. Los policías están suspendidos.

Tanto la familia Gorosito como varios de los testigos tienen custodia policial, ya que denunciaron que durante el juicio recibieron amenazas.

"Fabián era padre de un nena. Hoy no tengo a mi hijo y mi nieta tampoco tiene a su padre vivo. Todos queremos justicia", dijo a la agencia de noticias Télam María Teresa Viera, madre de la víctima, quien avaló la hipótesis de la venganza por una cuestión sentimental.

Es que la principal hipótesis de los investigadores es que los efectivos secuestraron, torturaron y mataron a Gorosito porque mantenía una relación amorosa con la novia de uno de ellos.

María Teresa Viera sostuvo que los policías llevaron a su hijo a la comisaría de Mariano Acosta en un falso procedimiento de averiguación de paradero. Se cree que en la seccional fue torturado.

El 15 de agosto de 2010, Gorosito, que trabajaba en un frigorífico, apareció muerto en un descampado ubicado en Gabriela Mistral y 24 de Noviembre, junto a las vías del ferrocarril Belgrano, en Merlo.

Inicialmente, la policía sostuvo que Gorosito se había ahogado en una zanja, pero los peritajes establecieron que había sufrido serios castigos antes de ser asesinado por asfixia mecánica.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?