Manu Ginóbili, Jack Nicholson y el duelo picante con Kobe Bryant: a 16 años del debut en San Antonio Spurs

Hace 16 años Manu Ginóbili debutaba en la NBA ante Los Ángeles Lakers
Hace 16 años Manu Ginóbili debutaba en la NBA ante Los Ángeles Lakers
Diego Morini
(0)
29 de octubre de 2018  • 15:40

"Después del partido nos subimos al avión privado, cenamos y después de recoger los bolsos en el aeropuerto llegamos a la habitación del hotel como a las 4 de la mañana. La excitación creo que apareció más tarde y provocó que me despertara temprano. A las 9, ya estaba arriba atendiendo llamadas. Además de mis padres, me llamó mucha gente de Italia, que se levantó a las 5 de la mañana para ver el partido". La charla con LA NACION se produjo hace 16 años, un 30 de octubre de 2002, y el personaje en cuestión estaba contando cómo fueron las horas posteriores a su debut en la NBA, con la camiseta de San Antonio Spurs y ante Los Ángeles Lakers. Emanuel David Ginóbili un 29 de octubre debutaba en la liga de los Estados Unidos, era el tercer argentino en desembarcar en esta competencia y su primera aventura resultó ante Kobe Bryant .

Estaba ante el momento más importante de su carrera y todavía no sabía que lo esperaban 4 anillos de la NBA . Manu Ginóbili sólo se detenía en cuestiones que todavía lo tenían del lado de los simples mortales. Miró al costado de la cancha en el Staple Center y vio que estaba allí sentado Jack Nicholson y se perdió por un segundo en la fascinación de tener a un artista que había vistos miles de veces por TV. En aquella entrevista el ex 20 de los Spurs contaba: "La fiesta de la entrega de los anillos no la vi, estábamos en el vestuario mirando videos, pero una vez en la cancha y al ver a Shaquille O'Neal y tener a Jack Nicholson sentado a tres metros algo me conmovió. Además a mí me encanta Nicholson; vi montones de películas de él".

Fue un juego en el que los Spurs vencieron a los Lakers por 87-82, con 10 puntos de Ginóbili, que ingresó al campo con una misión especial, defender a Kobe Bryant. "Creo que no hice el ridículo", decía Manu. Pero en el juego los dos, con la competencia a flor de piel, se rasparon un poco: "Le robé un par de pelotas y me metió un par de dobles, pero no me preocupa porque ese fenómeno le metió puntos a todos. festejé el robo de atrás a Kobe Bryant; lo festejamos todos porque fue decisivo, nos fuimos a 8 puntos de ventaja a dos minutos del final", contaba el bahiense.

Y como en aquel entonces todavía era un novato, al que Tim Duncan miraba "como un experimento más de Gregg Popovich", Ginóbili se animaba a dar un paso más en su declaraciones respecto a sus cruces con Kobe y el accionar de los árbitros por un par de faltas entre ellos: "Contento no estaba. Eran al menos discutibles. Pero pensé: soy un novato que debuta, si digo algo me expulsan. Si hubiese sido en Italia seguro que le decía varias cositas".

Fue una jornada histórica, porque allí comenzó la aventura que iba a terminar con el primer anillo de su cosecha y el segundo para la franquicia. "Manu cumplió con clase y profesionalidad todo lo que se le encomendó en el campo y fue de verdad una auténtico revulsivo para el equipo al aportar una nueva energía con sus acciones y actitud", decía tras aquel juego Popovich.

Fue un buen arranque para Manu, porque venía de meter 1-9 en la pretemporada con los Spurs, no era todavía el hombre determinante que se vio después durante 16 temporadas. Incluso contó qué le dijo Pop antes de aquel partido en el Staple Center: "Me dijo que no tratara de demostrar nada, que vaya despacio, que no hiciera nada raro y que tenía 100 partidos para jugar este año (por la temporada 2002). Lo que pasa es que yo nunca fui tímido y se dio cuenta de que tengo ansiedad por rendir lo mejor posible".

La explosión fue total. El 20 de los Spurs se inmortalizó y en unos meses será retirado en el AT&T Center. Pero claro, por entonces Ginóbili estaba enfocado en otras cuestiones: "Me estoy adaptando bastante bien, y lo más importante es que yo tomé confianza y me gané la de mis compañeros". Vaya si la encontró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?