Bolsonaro presidente: qué impacto tendrá en la economía Argentina y cómo cambiarán los vínculos en el Mercosur

Julia D'Arrisso
(0)
29 de octubre de 2018  • 18:28

El triunfo de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales en Brasil consolida una nueva política para el país vecino, que obliga a repensar el esquema de vínculos comerciales y económicos entre la mayor economía de América latina y la Argentina, junto con su rol dentro del Mercosur .

El nuevo presidente electo de Brasil prometió llevar adelante reformas tienen que ver con la lucha contra la corrupción y el delito, la reducción del gasto público, la privatización de empresas estatales, cambiar el sistema previsional y fiscal, entre otras cosas.

En términos comerciales, Bolsonaro explicó que fortalecería su vínculo con Estados Unidos y no disminuiría su relación con los bloques de la región, como el Mercosur. Sin embargo, Paulo Guedes, el líder económico de la campaña, advirtió que "el Mercosur no será una prioridad", aunque aclaró que no abandonará el bloque regional.

Actualmente, según los últimos datos oficiales publicados por el Mercosur (actualizados al mes de julio), la balanza comercial del bloque arroja en 2018 un saldo negativo de US$1411 millones.

Bolsonaro presidente: El análisis de Ayelén Oliva, analista internacional

12:05
Video

Las exportaciones en el período totalizaron US$25.986 millones, de los cuales Argentina lleva el 47,3% del total y Brasil, un 32,8%.

Por el lado de las importaciones, el Mercosur totalizó US$27.397 millones en los primeros siete meses de 2018, de los cuales Brasil acumula el 61,2% y Argentina un 27,1%.

El bloque de países del sur comercializó sus productos principalmente a China, Estados Unidos, Países Bajos, Chile y Alemania en lo que va del año. Los insumos que más se vendieron al mundo fueron porotos de soja, aceites crudos de petróleo, minerales de hierro, harina y "pellets" de la extracción de soja, pasta química y carne bovina. En contrapartida, los que más se compraron del exterior fueron gasoil, aceites crudos de petróleo, calderas, maquinas, naftas y partes para telefonía celular y electrodomésticos.

Los analistas consideran que los mercados ven con buenos ojos a la gestión de Bolsonaro, con lo que se prevé un fortalecimiento del real y una mejora de la actividad económica en el país vecino
Los analistas consideran que los mercados ven con buenos ojos a la gestión de Bolsonaro, con lo que se prevé un fortalecimiento del real y una mejora de la actividad económica en el país vecino Fuente: AP - Crédito: Leo Correa

Para explicar los efectos de las políticas del gobierno entrante de Brasil en Argentina, los especialistas se mostraron optimistas con el impacto que podrían generar, principalmente porque los vínculos bilaterales entre Argentina y Brasil no sufrirán grandes cambios en el corto plazo. Según los analistas consultados por LA NACION, el mercado "ve con buenos ojos" las propuestas de Bolsonaro, con lo que el real podría fortalecerse y mejorar la demanda interna de Brasil, en una dinámica que podría estimular las exportaciones para la Argentina.

Marcelo Elizondo, consultor en economía y negocios internacionales y titular de la firma DNI, explicó a LA NACION que las propuestas del nuevo presidente electo cambia el eje de la relación bilateral Argentina-Brasil. "Esta relación está anclada en el Mercosur. En lo comercial, la Argentina no sufrirá grandes cambios, nosotros le vamos a vender más de US$10.000 millones a Brasil", analizó. Sin embargo, según su visión, Brasil buscará adoptar una posición más autónoma para afianzarse como una de las 10 grandes economías mundiales.

En relación a lo que ocurrirá con el real, el analista dijo: "Bolsonaro tiene una agenda que los mercados ven muy bien. Hay un futuro ministro de Economía que es un súper ministro, muy partidario de la libertad empresarial, por lo cual es muy probable que la moneda se fortalezca frente al dólar. Esto es muy bueno, porque un dólar que se retrae en Brasil no ejerce presión sobre la Argentina".

"Si la agenda económica que propone Bolsonaro se cumple, eso generaría mayor inversión", manifestó Elizondo, y dijo que se generaría un "efecto dominó" en la Argentina, principalmente para la industria automotriz, los químicos y productos de la industria metalmecánica. "Se calcula que por cada punto porcentual que crece la economía brasilera, la argentina crece 0,25%. Básicamente porque cuando Brasil crece, hay más demanda de productos argentinos", expresó.

No obstante, el analista planteó Bolsonaro podría enfrentar dificultades en el Congreso. El nuevo presidente no cuenta con mayoría legislativa y esa condición podría complicar la aprobación de algunas reformas que propone. Además, Elizondo sostuvo que dentro del equipo de gobierno se vislumbran dos líneas de pensamiento -una más más conservadora y otra más " libre empresista"- que deberán arbitrar para poner en funcionamiento nuevas políticas.

Paulo Guedes, el encargado de dirigir la economía en la presidencia de Bolsonaro, dijo que "el Mercosur no será una prioridad.
Paulo Guedes, el encargado de dirigir la economía en la presidencia de Bolsonaro, dijo que "el Mercosur no será una prioridad. Fuente: Archivo - Crédito: Reuters / Sergio Moraes

Brasil es el principal socio comercial para la Argentina. Según la consultora Abeceb, a partir de los últimos datos de septiembre del Ministerio de Industria brasileño, el mes arrojó para la Argentina un saldo positivo de US$6 millones en el intercambio bilateral, algo que no ocurría desde enero de 2015.

No obstante, el contexto se invierte en el acumulado de 2018. En el año se advierte un rojo comercial de US$4252 millones, que se explica por un "proceso de ajuste externo" y la fuerte caída de las importaciones desde Brasil.

"Dada la composición del comercio bilateral, es lógico que el decrecimiento venga a cuenta de automóviles y autopiezas, vehículos de carga y tractores, mercados en franca retracción en el plano doméstico", informaron en Abeceb.

Por último, Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de la consultora Ecolatina, fue categórico respecto al destino que tendrán los vínculos comerciales entre los países de la región: "Esto no es el fin del Mercosur".

"Es todavía muy pronto, pero las declaraciones de Paulo Guedes generaron mucha incertidumbre. Igualmente, una cosa es lo que se piensa y otra lo que se lleva a la práctica. Brasil busca hacer una apertura al mundo mucho más fuerte de la actual, pero ya tiene acuerdos establecidos y el principal es el Mercosur. Queda claro que el Mercosur no va a tener el apoyo explícito de Brasil, pero habrá que ver cuánto se mueve", analizó.

Nelson Illescas, abogado de la Fundación INAI, agregó que los dichos de Guedes "no implican necesariamente la ruptura del bloque ni mucho menos, porque Bolsonaro va a tener que negociar con un Congreso fraccionado y una Cancillería de gran tradición diplomática, como es Itamaraty".

Sigaut Gravina, completó: "La Argentina y Brasil van a seguir siendo socios porque a ambos les conviene. Hay una sinergia lógica. Si en el corto plazo Brasil supera la crisis y el real se aprecia, son buenas noticias para la Argentina. Lo que más importa es que aumente la demanda de Brasil, principalmente en sectores industriales como el químico, automotriz, autopartes y el sector alimenticio y en particular, el trigo".

El futuro del campo

En esta línea, ¿qué puede pasar con los demás productos de agro que la Argentina le vende al vecino país?

Elizondo explicó que lo más importante que la Argentina exporta a Brasil son bienes industriales (dos tercios del total) y de eso 40% son automóviles. "La principal exportación del campo argentino a Brasil es el trigo y otros productos que son bienes manufacturados agroalimentarios que van desde los lácteos hasta los vinos", detalló.

Para el experto, con la reciente elección de Bolsonaro "no va a haber cambios en materia de comercio internacional".

"No habrá trabas en el ingreso de productos al país vecino, pero lo que Brasil puede lograr son nuevos acuerdos bilaterales con terceros mercados cuyos productos puedan comenzar a ingresar en Brasil sin pagar arancel y, por ende, a competir con los argentinos en condición de preferencia arancelaria como los nuestros", afirmó.

Elizondo recordó que el acuerdo del Mercosur plantea un libre comercio sin carga arancelaria entre los países miembros y un alto arancel entre terceros.

"¿A qué mercados aspirará Brasil?", preguntó LA NACION. "No sabemos, pero Bolsonaro está diciendo que quiere marcar relaciones bilaterales con grandes países del mundo. Brasil es una de las diez mayores economías del mundo y quiere dejar de presentarse como una economía regional sudamericana. Quiere negociar con países como Estados unidos, Japón, Corea y Europa, por ejemplo. No sé qué pasaría con China", indicó.

En tanto, Illescas destacó que hay que tener presente que una modificación en el Tratado de Asunción -piedra basal del Bloque-, requiere del consenso de los países miembros, y que incluso una eventual salida del Mercosur requiere aprobación del Congreso de Brasil y un período de dos años en el cual continúan vigentes las normas del bloque.

El profesional explicó, además, que en materia de comercio agroindustrial la Argentina es el principal origen de las importaciones agroindustriales de Brasil, con un 30% del total. "Dentro de estos productos, el trigo argentino es el más importante, con exportaciones en torno a los 871 millones de dólares (promedio 2015-2017)", afirmó, y agregó: "El Mercosur es importante no solo por el poder relativo a la hora de negociar, sino como mercado protegido por el Arancel Externo Común (AEC): mientras el trigo proveniente de otros países tributa un 10%, el argentino entra libre de arancel al país vecino".

Por último, Illescas destacó que Bolsonaro y sus asesores han remarcado la necesidad de buscar acuerdos comerciales con otros países. "Esto se da en un momento en el cual el Mercosur se encuentra avanzando en negociaciones con varios países y regiones, como la Unión Europea, la EFTA, Canadá, Corea del Sur y Singapur. En este sentido hay que esperar para ver qué tipo de relacionamiento se buscará con los Estados Unidos y China, en un momento de conflicto comercial entre ellos", puntualizó.

Con la colaboración de Josefina Pagani

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?