Pese al recorte de gastos, afirman que el Gobierno mantendrá las obras hídricas para el agro

El embajador de los Países Bajos, Roel Nieuwenkamp, el secretario Bereciartua y Henk Ovink, enviado especial para Asuntos Internacionales de Agua de los Países Bajos
El embajador de los Países Bajos, Roel Nieuwenkamp, el secretario Bereciartua y Henk Ovink, enviado especial para Asuntos Internacionales de Agua de los Países Bajos Crédito: Embajada del Reino de los Países Bajos
Mariana Reinke
(0)
30 de octubre de 2018  • 03:29

Pese al fuerte recorte de fondos para llegar al déficit cero, el Gobierno no tiene previstos recortes en las obras hídricas para el campo y los proyectos en marcha seguirán porque están "priorizados".

Así lo expresó a LA NACION el secretario de Infraestructura y Política Hídrica (SIPH), Pablo Bereciartua, en la Conferencia Binacional de Gestión Integral del Agua Argentina- Holanda, realizada en el Palacio de las Aguas Corrientes.

"Las obras en ejecución y las proyectadas no se detienen porque hemos racionalizado (recursos) tiempo antes. Muchas obras se realizan con financiamiento privado, como la del Salado (allí se está realizando el tramo IV del plan, que en este caso ocupa 212 kilómetros), y otros proyectos están financiados con acuerdos multilaterales con tasas del 3% anual y con años de garantías de repago como es la del sistema Riachuelo", remarcó Bereciartua.

El funcionario agregó que su cartera cuenta también con el llamado Fondo Hídrico, un fideicomiso que proviene de un impuesto a los combustibles y se ajusta por inflación. Destacó que permite continuar con el desarrollo de las obras estructurales a largo plazo.

"El país necesita tener una visión, no para los próximos quince meses, sino para los quince años venideros", dijo.

Las palabras del funcionario se conocieron luego de la presentación de un proyecto por US$ 3000 millones para hacer un canal navegable que ayude a la zona central del país ante las situaciones climáticas extremas, como inundaciones, y potenciar una nueva logística para la producción.

En rigor, como informó LA NACION, la iniciativa contempla una traza de 635 kilómetros con dos tomas, una sobre el río Segundo (Arroyito, Córdoba) y otra sobre el río Tercero (Bell Ville, Córdoba), y una extensión hasta Catriló (La Pampa). Allí se instrumentaría un nodo multimodal (puerto seco) con el objeto de conectar la hidrovía con el Ferroexpreso Pampeano al puerto de Bahía Blanca, a unos 300 kilómetros.

"El plan es viable, rentable y es un componente hasta necesario, para adaptar el centro del país a la variabilidad del clima", señaló Bereciartua.

El proyecto para la hidrovía continental forma parte de un programa de cooperación científico-técnica entre la Argentina y los Países Bajos. En este sentido, Henk Ovink, enviado especial para Asuntos Internacionales de Agua de los Países Bajos, subrayó que la colaboración de Holanda tiene un enfoque integral, de largo plazo y abarca múltiples desafíos, dentro de los cuales se encuentra la hidrovía continental.

El proyecto del nuevo canal navegable
El proyecto del nuevo canal navegable Crédito: Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica

Para el funcionario europeo, el canal navegable es un proyecto "clave". Y agregó: "Existen similitudes entre ambos países en cuanto a la economía, alimentos, urbanización y gestión hídrica. Traemos de nuestro país una capacidad y aprendizaje para cooperar con la Argentina, pero nada es mágico sino que es una coalición de trabajo, compromiso, coherencia", dijo el técnico holandés. "Estamos aquí para quedarnos", apuntó.

El plan contempla también reservorios de agua para poder regar. Mover el agua del norte hacia el sur y acumularla cuando el recurso se hace escaso. Además, busca crear un eje logístico como lo es hoy el río Paraná.

Según se detalló, el proyecto por su impacto también busca dar resiliencia a la laguna La Picasa, ubicada en el sur de Santa Fe, pero con influencia en otras regiones, porque el sistema tendrá como meta drenar el agua antes de que se aproxime a la zona de la laguna.

Objetivos

Según Bereciartua, con el fin de atender al sector agropecuario ya se han firmado 48 proyectos hídricos en 17 provincias que sumarán 960.000 hectáreas a la producción. Se priorizaron proyectos en Río Negro, Neuquén y Chubut. "Existe un potencial para sumar entre cinco y seis millones de hectáreas a la producción y con inversiones en obras que las hacen perfectamente viables", dijo.

Bereciartua informó que el 23 de noviembre próximo se abrirán las ofertas para la licitación de obras de reformas en el dique El Tambolar, en San Juan, por US$1000 millones. Además, en diciembre se licitará la represa de Portezuelo del Viento, en Mendoza, también por US$1000 millones. En tanto, en los próximos 30 días se pondrá en marcha la canalización de Vila Cululú en la cuenca lechera al norte de Santa Fe.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.