Suscriptor digital

Renovada tensión con el Reino Unido por los ejercicios militares en Malvinas

Pese a la queja formal de la Cancillería, el gobierno británico avanzó con las actividades, que incluían lanzamiento de misiles
Pese a la queja formal de la Cancillería, el gobierno británico avanzó con las actividades, que incluían lanzamiento de misiles
Alan Soria Guadalupe
(0)
29 de octubre de 2018  • 17:16

El deshielo entre la Argentina y el Reino Unido avanza, pero tiene límites. El vínculo bilateral atravesó nuevos momentos de tensión en los últimos días, cuando se volvieron a realizar ejercicios militares en las Islas Malvinas pese a la queja formal de nuestro país.

Los ejercicios, que comenzaron a mediados de mes y finalizan hoy, volvieron a generar roces entre ambos países por la zona disputada, que por el momento quedó al margen del gran acercamiento político que hubo con Londres desde que Mauricio Macri llegó al poder y que marcará un nuevo hito cuando la primera ministra británica, Theresa May , visite Buenos Aires durante la próxima cumbre del G-20 y mantenga un encuentro bilateral con el Presidente.

La Cancillería había manifestado el 9 de octubre último su rechazo a las nuevas actividades militares en el archipiélago, que incluían el lanzamiento de misiles. Sin embargo, Londres volvió a hacer caso omiso al reclamo argentino.

"La República Argentina rechaza la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, los que desconocen las resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía, así como a abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa", indicó la cartera que conduce Jorge Faurie horas antes del comienzo de la actividad militar.

El país también elevó el malestar al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y envió una comunicación a las autoridades de la Organización Marítima Internacional (OMI) a través de la embajada en Londres, a cargo del embajador Carlos Sersale di Cerisano.

"La realización de los ejercicios misilísticos, sobre los que la Argentina advierte desde 2010, son contrarios a la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que llama a ambas partes a abstenerse de introducir modificaciones unilaterlaes", reza el texto, que reafirma la soberanía de la Argentina sobre las islas y los espacios marítimos circundantes.

"[La Argentina] reitera una vez más su permanente y constante voluntad de solucionar pacíficamente esta disputa de soberanía, de conformidad con el Derecho Internacional, incluidas las resoluciones de las Naciones Unidas", concluye el texto.

Mientras tanto, el vínculo continúa la senda de acercamientos iniciada en 2016 con la ampliación de la agenda bilateral, en la que queda pendiente, entre otros puntos, la ampliación de la oferta de vuelos comerciales que conecten las islas y el continente, cuya negociación evidenció en los últimos meses diferencias entre las partes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?