Suscriptor digital

Hay un detenido por el asesinato de un comerciante en San Fernando

Enrique Azuaga y su mujer, Blanca Candia
Enrique Azuaga y su mujer, Blanca Candia Crédito: Facebook
(0)
29 de octubre de 2018  • 21:59

Un delincuente de 26 años apodado "Melena", fue detenido hace instantes por la policía bonaerense, acusado de ser uno de los autores del asesinato de Enrique Azuaga, el comerciante paraguayo muerto de un tiro delante de su esposa en su fiambrería de Victoria.

Melena fue apresado en la villa Uruguay, situada muy cerca de la escena del crimen, la fiambrería El Toldo Azul, situada en John F. Kennedy 1963, de aquella localidad del partido de San Fernando.

Según informaron fuentes de la investigación, Melena tiene antecedentes por dos tentativas de robo (del 25 de febrero y el 26 de septiembre de 2011) y por robo, del 10 de agosto de 2017. El sospechoso quedó a disposición del titular del Área Criminal de la Oficina Fiscal Descentralizada de San Fernando, José Ignacio Amallo.

Fuentes policiales precisaron que a las 22 del sábado Azuaga, nacido en Paraguay hace 45 años, cerraba "El Toldo Azul" cuando entraron los dos encapuchados. Él forcejeó con uno de los delincuentes para sacarle el arma; su mujer, Blanca Candia, le arrojó agua caliente del termo de mate a uno de los ladrones. Ante esto, le apuntaron a Candia y Azuaga se interpuso para protegerla. La bala le atravesó la sien y le salió por el cuello. Murió en el acto. Y los delincuentes escaparon sin robar.

Azuaga había llegado al país hace más de 25 años. Dejó tres hijos, uno de 12, una nena de 7 y uno de 27 años. Según relataron sus allegados, la familia Azuaga planeaba irse del país este año por la cantidad de hechos de inseguridad que sufrían prácticamente a diario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?