Suscriptor digital

Felicidad y estrés en el trabajo en Estados Unidos

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
31 de octubre de 2018  • 01:46

Creció la Felicidad en el trabajo, pero también aumentó notablemente el Estrés, especialmente en las mujeres en Estados Unidos. La ocupación de las mujeres ha crecido mucho en la actividad gerencial, en las profesiones especializadas y en los servicios. Aunque se mantiene alta, igual ha bajado en las mujeres las dedicadas a las tareas administrativas. Los hombres han mejorado su proporción en los rubros gerencial, en las profesiones especializadas y en los servicios. También es importante para los hombres los dedicados al transporte y movimiento de materiales.

Para responder a esta cuestión hemos usado la información publicada por Georg Kaplan y Sam Schulhofer-Wohl en la revista Journal of Economics Perspectives del verano de 2018. Los datos provienen de Estados Unidos, país que brinda una detallada información que es necesaria para este tipo de trabajo. Tiene la ventaja de que abarca mucho tiempo, ya que se informa lo que ocurrió entre 1950 y 2015, es decir, en un lapso de 65 años.

Se aprecia en el cuadro, sobre un total de 100 % para las mujeres y de 100 % para los hombres, hacia dónde han crecido cada uno de ellos con mayor energía entre 1950 y 2015.

Los cambios en volumen tienen su explicación en el cambio de las profesiones o actividades de la economía, aunque es interesante ver algunos ángulos sobre la felicidad, tristeza, estrés, cansancio, sufrimiento y significado que pueden tener este conjunto de trabajos. Estos índices los calculan los autores por edad, raza, sexo, y años de educación ponderados debidamente, según encuestas.

En cuanto al índice de Felicidad, ahora estamos con un nivel muy parecido al de 1950, pero es interesante ver que bajó el de los hombres en tanto que aumentó mucho el de mujeres, e incluso ahora está por encima el de las mujeres respecto de los hombres.

En el índice de Tristeza se ha registrado una baja importante, aunque su valor absoluto es más pequeño que el de Felicidad. En este rubro mejoraron tanto la de los hombres como la de las mujeres.

En materia de Estrés, este índice ha crecido mucho entre 1950 y ahora, pero hay que reconocer que el de las mujeres es mucho más alto que el de los hombres (es un 16 % más alto aproximadamente en la actualidad).

En lo que es índice de Cansancio y de Sufrimiento se han reducido mucho entre 1950 y 2010, en tanto que el índice de Significado, que bajó hasta 1970, desde allí mejoró mucho, aunque esto se debe a la mejora del índice para las mujeres, que ahora está un 2 % superior al de los hombres, cuando en 1950 era al revés.

En definitiva, como decía J M Keynes en su libro Economic Possibilities for our Grandchildren, citado por los autores del artículo, el cambio de ocupación va ocurriendo en el largo plazo y, quizá con el tiempo, en "tres horas por día podamos producir todo lo que necesitaba el "old Adam" para muchos de nosotros". Esperemos que así sea, aunque en la Argentina estamos lejos de esta tendencia internacional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?