El dólar volvió a caer y el BCRA comprará reservas si perfora el piso de la banda

La City porteña tuvo ayer otro día de calma cambiaria
La City porteña tuvo ayer otro día de calma cambiaria Crédito: Hernán Zenteno
La entidad ejercerá la opción de adquirir hasta US$150 millones diarios para cumplir el programa; el billete bajó otro 0,6% ayer y quedó a 2% del nivel mínimo
Javier Blanco
(0)
2 de noviembre de 2018  

El Banco Central (BCRA) ejercerá la opción que el programa pactado con el FMI le abre para comprar reservas en la plaza local mediante un esquema de subastas públicas si el dólar, como viene insinuando en las últimas jornadas, perfora el piso de la banda de flotación definida al lanzarse hace un mes el nuevo régimen cambiario y que, actualizado, ya se ubica por encima de los $35.

La conducción del organismo, que encabeza Guido Sandleris, ya tiene definido dar ese paso, aunque aún planea discutir con la misión del organismo internacional que desembarcará aquí la semana que viene qué hacer con los pesos que inyecte en el mercado, de surgir la necesidad de concretar esas operaciones.

La decisión, como el sobrecumplimiento de la meta monetaria durante octubre, apunta a seguir dotando de credibilidad al nuevo programa y a la vez mantener un tipo de cambio competitivo para tratar de que las señales de rebalanceo en las cuentas externas que surgieron en los dos últimos meses no naufraguen, admitieron a LA NACION de esa entidad. La posibilidad de que el BCRA se viera compelido a comprar dólares se consideraba remota hace un mes, cuando el dólar operaba en torno de $41 y el mercado creía que, dada la fuerte desconfianza, el Central se vería obligado a vender reservas durante algunas ruedas.

Pero pasó a convertirse en una opción que se hizo cada vez más real en los últimos días, cuando la tendencia a la recuperación que ya mostraba el peso (que viene de recuperar 13% frente al dólar en octubre) se aceleró.

Esa sensación se fortaleció ayer cuando el dólar abrió el mes con una baja de 28 centavos (cayó de $35,95 a 35,67, o -0,64%) a nivel mayorista y de $36,98 a 36,78 en promedio para la venta al público, lo que dejó en $35,75 el tipo de cambio de referencia (el que se toma para este esquema) y redujo al 2% su distancia con el piso de la "banda de flotación libre", que, actualizado por la indexación del 3% mensual que regirá hasta fin de año, arrancó noviembre en $35,05.

Si bien el nuevo repliegue se dio esta vez en un escenario favorable para las monedas y mercados emergentes en general, el diferencial de tasas de interés que ofrece la Argentina parece haber lanzado en las últimas semanas una carrera hacia las inversiones en pesos y atraer algunos capitales del exterior, lo que presiona a la baja el tipo de cambio.

El acuerdo con el FMI permite al BCRA comprar, mediante subastas, hasta US$150 millones por día para sostener el tipo de cambio, la misma cantidad que se le permitía vender de las reservas para evitar una excesiva devaluación del peso.

"El volumen operado en la plaza fue de US$650 millones, un monto 36,5% superior al de la rueda previa, lo que demuestra que siguen entrando pesos al mercado financiero para luego reinvertir en activos de nuestra moneda", sostiene Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, en alusión a las apuestas al carry trade.

En el BCRA reconocen que estas inversiones existen, pero las consideran una consecuencia inevitable de la primera parte del régimen y a la vez demostrativa de un plan que funcionó para favorecer el arbitraje entre monedas. "Lo único que hay que cuidar es que las apuestas no sufran luego un rápido desarme", sostienen.

Pero para el economista Federico Furiase, del Estudio Eco/Go, el riesgo de repetir errores en este sentido es bajo por las características del esquema. "El BCRA tiene la chance de comprar si el dólar cae de la banda inferior. Eso hace más complicado entrar al carry trade, dado que una suba de $1,50 del billete se come una tasa efectiva del 4% mensual en pesos", observa.

Para el economista Miguel Zielonka, de la consultora EconViews, no hay duda de que el dólar testeará el piso de la banda en unos días. "La tendencia del mercado te muestra eso, más allá de algún salto circunstancial por volatilidad global. Pero eso no significa que se quedará de ahí en más pegado a la zona inferior de la banda: se va a mover, lo que es sano", sostiene.

El debate que despunta es qué debería hacer el BCRA con los pesos que se liberen al mercado por la compra de reservas. La idea primaria de su conducción era esterilizarlos, pero si una sorpresa trajo el memorándum de entendimiento con el FMI es que no le permite hacerlo. Eso hará que el punto se discuta la semana que viene con la misión que llega al país. "El acuerdo fija claramente que si compra dólares tiene que expandir la base monetaria y que si vende, tiene que contraerla. Y antes, para afianzar credibilidad, les sugeriría que cumplan lo pactado y difundido", recomendó Zielonka.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?