Ni solemnes, ni formales ni aburridos: la transformación de los museos

Actividad de libre expresión guiada celebrada en el Malba dentro del programa Conexión Museo
Actividad de libre expresión guiada celebrada en el Malba dentro del programa Conexión Museo
Cecilia Martínez
(0)
7 de noviembre de 2018  • 08:00

Ni solemnes, ni formales, ni aburridos. Desde hace ya largo tiempo, los museos dejaron de ser espacios donde permanecer en silencio y de contemplación pasiva. Como demostrarán una vez más el sábado próximo decenas de instituciones porteñas en La Noche de los Museos, hoy son espacios de encuentro donde se fomenta el diálogo con los visitantes, se despliegan iniciativas innovadoras para el aprendizaje y se dinamiza el debate social.

"Se trata de que el público se apropie del museo y de que pase de visitarlo a habitarlo", resume la doctora en Arte y Educación Vali Guidalevich, quien coordina desde hace una década el programa educativo cultural del Muntref Artes Visuales.

Las galerías se digitalizan para ser visitadas de forma virtual; se capacita a los docentes sobre el contenido de las exposiciones; se programan actividades fuera de los museos y, puertas adentro, se dibuja, se escribe, se experimenta y se conversa acerca de los objetos patrimoniales, artísticos y culturales. Se crea comunidad con los barrios y se fomentan propuestas integradoras.

Niños y adultos participan en un taller musical en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires
Niños y adultos participan en un taller musical en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires Crédito: MAMBA

En esta senda, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Mamba) digitalizó su colección este año con un nuevo sitio web; se unió a la plataforma Google Arts & Culture-es el segundo museo del país que lo hace, junto con Colección Fortabat- y, con la ampliación de sus instalaciones, su departamento de Educación cuenta con una sala específica para actividades. Inauguró su Laboratorio-Escuela de Conservación y Restauración; ejecuta las obras de una residencia de artistas y profesionales de museos en la Casa Heredia y capacita a docentes para fomentar el rol del arte en las nuevas pedagogías. Además, publica material escolar didáctico; amplía los vínculos con las organizaciones sociales y, a través de un proyecto de financiación de Art Basel Cities, emprendió la digitalización de su archivo.

El Museo Nacional de Bellas Artes también ofrece un recorrido virtual por sus obras y, desde 2016, trabaja con Wikimedia en jornadas de edición de artículos de Wikipedia enfocadas en el arte latinoamericano y en los artistas de su acervo. Participa desde hace tres años en la #MuseumWeek-campaña internacional en Twitter en la que se comparten historias, obras y curiosidades del museo- y tiene una aplicación gratuita para recorrer en línea 40 obras de su colección durante las visitas. Organiza visitas para personas con problemas de audición y de visión (la percepción y el relato se estimulan mediante el tacto con guantes de látex), narraciones de cuentos, recorridos teatralizados para chicos y talleres de bocetos para dibujar en las salas y ejercitar la observación.

Generar un vínculo "significativo y permanente con la comunidad, con propuestas que permitan pensar el museo como un espacio de construcción de ciudadanía y libertad" es el objetivo actual del Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (Macba). "Los museos son espacios de transformación social, no desde la palabra sino desde la experiencia, desde la dialéctica que ocurre cuando el museo y sus visitantes se interpelan", señala su área educativa. En 2018, su foco está en las identidades. "Queremos ir de la participación a la escucha activa y que el museo sea un espacio donde reflexionar", añade. Organizó visitas dialogadas para "construir relatos y dar sentido al arte desde la experiencia", lecturas y talleres de dibujo, de escritura manual y de otras disciplinas.

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) impulsa el programa Conexión Museo para jóvenes de entre 15 y 18 años, con encuentros para que éstos conozcan la institución por dentro. Organiza conferencias, proyecciones, presentaciones de libros y visitas regulares para personas mayores y con discapacidades. Al igual que gran parte de los museos, permite tomar fotos sin flash de las obras, consciente de que ese registro, que luego se comparte en las redes, forma parte de la experiencia de visitar el museo y fomenta la co-creación con los visitantes. "En Malba estimulamos estos registros con el uso de hashtags oficiales que funcionan como un gran álbum colectivo, donde uno puede ver las diferentes miradas en torno a una muestra", señala.

Jóvenes participando en una actividad del programa Conexión Museo promovido por Malba
Jóvenes participando en una actividad del programa Conexión Museo promovido por Malba

El Museo del Cabildo y la Revolución de Mayo también dialoga con su público a través de las redes con secciones fijas semanales para dar a conocer su patrimonio y la historia del museo (#LunesDeObjetos, #MiércolesCuriosos y otras). Su programación incluye visitas con especialistas y cursos como los de "Filosofía Política en el Cabildo", organizado junto con el Instituto de Filosofía de la UBA y la Universidad Pedagógica Nacional, o "Historia del mundo en 36 capítulos y medio".

Con la misión de difundir las culturas de Asia, África y Oceanía, el Museo Nacional de Arte Oriental, aún sin sede propia, se define como un museo "en permanente movimiento" y realiza acciones en diferentes espacios. Este año, programó un ciclo de música y danza de Oriente, jornadas de manga y acciones con Arte en Barrios. Desarrolla programas para escuelas vinculados al midori (juegos y talleres sobre prácticas japonesas de educación ambiental) y la iniciativa "Made in", en la que las escuelas reciben objetos adquiridos en el Barrio Chino y se trabaja la relación entre oriente y occidente. Además, fomenta la reflexión sobre las culturas orientales con exhibiciones virtuales y en otros espacios.

Varios jóvenes participaron en una actividad dedicada al manga japonés en el Museo de Arte Oriental
Varios jóvenes participaron en una actividad dedicada al manga japonés en el Museo de Arte Oriental Crédito: Museo de Arte Oriental

El Museo Nacional de Arte Decorativo divulga sus colecciones y la historia del Palacio Errázuriz Alvear con visitas, talleres y otras actividades. Por su parte, el Museo de la Universidad de Tres de Febrero (Muntref), en su sede de Artes Visuales, brinda especial atención al trabajo con el público juvenil, aunque con vocación de acercar el arte argentino y contemporáneo a todos los públicos. Realiza visitas participativas y encuentros con artistas en los que se fomenta la producción y el diálogo, y desarrolla programas de educación docente.

"La idea del museo como un espacio para pocos, para los que saben de arte, se viene modificando desde hace años. Se busca propiciar distintas interpretaciones y no que el visitante tenga el saber sino que aporte desde su experiencia una mirada estética y una construcción crítica", señala desde Muntref Vali Guidalevich.

La Dirección Nacional de Museos también trabaja para promover nuevas experiencias en los museos: fomenta el trabajo interdisciplinario, la capacitación y el rediseño de los sitios web. La Noche de los Museos, iniciativa que estos días celebrará una nueva edición y que cuenta con más de un millón de participantes anuales, es un claro ejemplo de la apertura que buscan los museos hoy.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?