Palermo diurno: recorrido brunchero

(0)
7 de noviembre de 2018  • 15:06

Hay dos tendencias en la moda de desayunar tarde: no relegar el plan al fin de semana e incorporar influencias de otras gastronomías en platos que van más allá de los clásicos norteamericanos. Nos subimos al nuevo Toyota Yaris, conectamos el celu, ingresamos las coordenadas clave en Waze (que se puede ver directamente en la pantalla del auto) y salimos a buscar esos lugarcitos que prometen empezar el día de la mejor manera con estas novedades.

Cuatro paradas para desayunar fuerte (y relajadas)

1:12
Video

Todos los días

A pedido de las que ya nos acostumbramos a desayunar como reinas aunque no sea sábado o domingo, un par de aperturas gastronómicas ponen al alcance de nuestro paladar un brunch imperdible que también puede disfrutarse en la semana.

Tras revolucionar los mediodías con su local del microcentro porteño, Fresco (Salguero 3350) trae su comida de estación a Palermo Chico con un salón luminoso y vidriado que es un refugio ideal para hacer una pausa en la rutina, en el corazón de la torre Line Park, a pocos metros de Alcorta y Salguero. La barra de mármol buffet repleta de opciones (en su mayoría vegetarianas) viene a cumplir el sueño de muchas: servicio de brunch todos los días. Tortilla de papas, variedad de ensaladas (riquísima la Falafel Fest con hojas verdes, salsa de sésamo, lima, cilantro, albahaca y berenjenas marinadas, queso feta y mix de frutos secos), vegetales asados, boconccinos, portobellos a la provenzal. La consigna es elegir un plato a medida de los gustos de cada una, combinando cuatro opciones (viene con café incluido). Cocina rápida, rica y saludable firmada por Sebastián Pertiné y Eugenia Passini. En la ambientación estuvo Horacio Gallo y se nota, con los azulejos blancos. De los dulces, hay opciones sin TACC de no creer y también cheesecake con frutos rojos, key lime pie, trufas, brownies y más. Los jugos son deliciosos, el verde no puede más, para un detox lleno de sabor. El dato: tiene estacionamiento propio y sin cargo para los clientes.

Adorado Bar (Gurruchaga 1875) suma una nueva sede palermitana. Este cafecito que nos encanta por su buena onda y su buena pastelería ahora desembarca en una casona antigua y reciclada del Soho con su propuesta de comida artesanal de elaboración diaria, que puede consumirse sin restricciones de horario. Sí, acá nunca es tarde para desayunar un avocado toast irresistible, o un bagel de huevos revueltos y salmón. La granola con yogur viene con frutas, la french toast también. La limonada de la casa es un clásico muy solicitado. Paulo Barberis, creador de Adorado junto a su socio Mauro Coringrato, afirma: "Queremos que se coma rico, para ello buscamos recuperar la mística de la comida casera, elaborando cada plato con materias primas frescas y de excelente calidad, que se traduce en una propuesta abundante, deliciosa y original".

Más allá de los huevos

La proliferación de esta buena costumbre abre el abanico de sabores y nos lleva más allá de los míticos huevos benedictinos. Para almorzar como un auténtico vietnamita, a partir de ahora, Green Bamboo (Costa Rica 5802) abre al mediodía y trae a la ciudad el primer brunch asiático, con un festín de platitos que van al centro de la mesa, que, para sumar exotismo, se puede elegir al ras del suelo. La comida se basa en los preceptos taoístas que sostienen que el equilibrio de los cinco sabores tiene su correlato en los cinco elementos de la naturaleza, por lo que siempre deben estar presentes. La bebida puede ser un iced tea casero; el principal es a elección (riquísimo el curry de pollo en leche de coco) y los acompañamientos son un desfile de ensaladas (de fideos celofán, de calamar y pomelo, de vegetales con huevo 'moelleux'). También hay langostinos con pepino, menta y chauchas salteadas con salsa de ostras y nabo encurtido.

Para empezar el día como una l ady, Home (Honduras 5860) sirve el mejor desayuno Inglés de todo Buenos Aires en un jardín secreto que nos traslada a los de Londres. Este hotel boutique exquisito es una obra de Patricia O'Shea y Tom Rixton que tras dejar Dublin por Buenos Aires buscaron una propiedad para levantar un hotel donde pudieran hospedar con calidez a sus amigos europeos. Hoy, su sueño se convirtió en el Mejor Hotel Boutique de Ciudad de Latinoamérica 2017, según World Boutique Hotels Awards. Entre los platos favoritos para desayunar fuerte, también hay opciones de otras latitudes, como la cocina mex: los únicos huevos rancheros in town. ¿Para acompañar? Un virgin Bloody Mary.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios