Suscriptor digital

Trump sube el tono en su retórica antimigratoria para el crucial test electoral

Trump viajó ayer a Virginia Occidental para uno de sus actos de campaña
Trump viajó ayer a Virginia Occidental para uno de sus actos de campaña Fuente: AP - Crédito: Evan Vucci
En la recta final para las legislativas del martes, busca profundizar las divisiones en uno de sus temas predilectos para apuntalar a los candidatos republicanos
Rafael Mathus Ruiz
(0)
3 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- Donald Trump recordó, por enésima vez, que la tasa de desempleo cayó al nivel más bajo en medio siglo, y que la economía está a pleno. Luego cargó contra los demócratas. Los acusó de querer subir impuestos y ahorcar a la economía con regulaciones. Y después trató el tema del que habla cada día en esta campaña: la caravana de migrantes que viajan del sur de México a la frontera con Estados Unidos .

"Los republicanos quieren fronteras fuertes, sin crimen, sin caos y sin caravanas", dijo. La multitud le respondió con el canto que nació hace dos años en sus actos, cuando corría detrás de la presidencia: "¡Construye el muro! ¡Construye el muro!"

La escena se produjo anteayer, en un acto de campaña en Missouri, uno de los estados donde los republicanos se juegan el control del Senado en las elecciones legislativas del próximo martes. Trump mencionó la caravana de migrantes, que se encuentra a más de 1500 kilómetros de su punto más cercano en la frontera, diez veces. Ayer, en otros dos actos, volvió a cargar contra los migrantes , a los que acusó de traer una "invasión".

"Son personas duras. No son ángeles. No son pequeños ángeles. Estas son personas duras. Y no los vamos a dejar entrar en nuestro país. No están entrando ilegalmente", prometió en Missouri. Acusó a los demócratas de querer "fronteras abiertas", y dejó un pedido: "Si no quieres que Estados Unidos sea invadido por masas de extranjeros ilegales y caravanas gigantes, es mejor que voten a republicanos".

En la recta final a las legislativas en las que se decidirá el control del Congreso, y el futuro de su presidencia, Trump subió el tono a su retórica antiinmigrante en un esfuerzo por aprovechar los temores y las profundas divisiones que despiertan en el país las diferencias raciales y culturales con el objetivo de empujar a su coalición de votantes a las urnas. La caravana, a la que intentó vincular a la oposición, ha sido su blanco principal.

Desde el inicio de su carrera política, Trump tocó una fibra con la inmigración que impulsó su ascenso. Estados Unidos se define como "un país de inmigrantes", y es, de hecho, la nación desarrollada que más extranjeros recibe por año. Pero en los últimos años, la inmigración se convirtió en un tema espinoso de la grieta, en particular la situación de unos 11 millones de extranjeros indocumentados. La izquierda acusa a Trump de racista y xenófobo, mientras que la derecha pone el acento en la seguridad, y carga contra los demócratas por promover "fronteras abiertas", pese a que Barack Obama era llamado el "Deportador en jefe" y militarizó la frontera.

Antes de viajar a Missouri, Trump ya había brindado un largo discurso en la Casa Blanca en la cual volvió a anunciar una medida contra los indocumentados que ya había presentado, por primera vez, en abril último: una política más dura para los extranjeros sin papeles capturados y encarcelados.

Marcha atrás

Trump sugirió además que las tropas que envió a las fronteras -una decisión muy criticada, que llevó el número de efectivos en el límite con México por encima a la de Irak o Siria- podrían dispararle a los migrantes si llegaban a arrojar piedras.

"Si quieren tirar piedras a nuestro ejército, nuestro ejército se defiende. Vamos a considerar, y se los dije, vamos a considerarlo un rifle", advirtió el mandatario. Ayer, Trump dio marcha atrás con sus dichos antes de viajar a otro acto de campaña, en Virginia Occidental. "No tendrán que disparar. Lo que no quiero es que estas personas tiren piedras".

En sus discursos, Trump se ha esforzado por atar a los inmigrantes al crimen, a pesar de que varios estudios y estadísticas demuestran que existe una menor probabilidad de que un extranjero cometa un crimen que un nativo.

Días atrás, Trump insistió en esa estrategia al difundir desde su cuenta en Twitter un aviso de casi un minuto con imágenes de Luis Bracamontes, un mexicano que asesinó a dos policías y fue condenado con la pena de muerte este año. El aviso acusa a los demócratas de permitir su ingreso, pese a que Bracamontes, que fue deportado varias veces, entró al país por última vez durante la presidencia de George W. Bush, según archivos oficiales citados por el periódico The Sacramento Bee.

"Este es un anuncio enfermizo. Los republicanos de todos lados deberían denunciarlo", criticó el senador republicano Jeff Flake, un crítico de Trump que se retira del Congreso este año.

Trump también anunció en los últimos días que planea eliminar por decreto el derecho a la ciudadanía de los bebés nacidos de padres indocumentados, llamados de manera despectiva "bebés ancla". Trump lanzó el anuncio a días de las elecciones, pese a que constitucionalistas han afirmado que la maniobra es ilegal, y que ese derecho solo puede ser eliminado con una reforma constitucional del Congreso.

El avance hacia la tolerancia cero con el migrante

  • Caravana: Apenas comenzó la travesía de la caravana migratoria desde Honduras hacia Estados Unidos, Trump calificó la avanzada como un ataque a la soberanía norteamericana
  • Militares: El jefe de la Casa Blanca anunció que el Pentágono evaluaba el envío de 5200 soldados
  • Video: Trump publicó anteayer un video de un inmigrante mexicano detenido que alardea sobre la muerte de policías. Recibió críticas por propaganda racista
  • Asilo político: El presidente dijo también que Estados Unidos va a terminar con su política de permitir a las personas pedir asilo en la frontera

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?