Suscriptor digital

Los números le dan seguridad a un Racing que sufre, pero que gana y no afloja como líder

Cristaldo celebra su gol ante Newell's
Cristaldo celebra su gol ante Newell's Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Nicolás Zuberman
(0)
4 de noviembre de 2018  • 11:00

"Somos punteros, no podemos ser repunteros", dijo Coudet hace dos semanas en una definición que aun aplica para Racing. La tabla de posiciones marca que la Academia, a la espera de lo que suceda con Vélez, Huracán y Defensa y Justicia este lunes, está cortado en soledad en la cima. Sus perseguidores aparecen a siete puntos, cuando faltan cuatro fechas para que termine el año. Pero la misma seguridad que dan los números no la dio la Academia en las últimas cuatro presentaciones. De local, ante un Newell´s que llegaba muy golpeado por la derrota en el clásico ante Rosario Central, jugó un muy pobre partido, que se llevó de manera ajustada con un cabezazo de Jonathan Cristaldo cuando cerraba el primer tiempo.

El gol de Cristaldo

Antes de esa situación, apenas una vez había exigido a Alan Aguerre. Fue un remate de Ricardo Centurión, de afuera del área, a los cinco del primer tiempo. Tuvieron que pasar otros cuarenta para que se acercara al arco. Alcanza como muestra de lo que fue el primer tiempo del local, que estuvo sin ritmo, impreciso en los pases y le cedió la iniciativa a su rival.

A este partido Racing había llegado después de un triunfo importante en lo anímico ante San Lorenzo, que también dejó algunas dudas desde lo futbolístico. Los antecedentes al Ciclón preocupan aun más: la derrota ante San Martín, en Tucumán, y el empate ante Boca después de ir ganando por dos goles. No luce en el juego, pero sigue en la punta. Las lesiones de Zaracho y Saravia, dos que habían sido citados por Lionel Scaloni durante la semana para los amistosos de Argentina ante México, fueron otros condimentos que empañaron la noche.

Durante el segundo tiempo, ya en ventaja, el nivel de juego de Racing no mejoró. La lesión de Soto, a los 15 minutos del segundo tiempo, lo dejó sin cambios para intentar una variante que diera frescura en la delantera. El local generó apenas dos jugadas que Cristaldo no supo definir. Terminó sufriendo sufriendo hasta la última jugada, pero ganó y sigue en la punta cada vez con más diferencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?