Suscriptor digital

Talleres profundizó la crisis de San Lorenzo, que ya espera a Almirón

Argentina Superliga
  • 0
San Lorenzo

San Lorenzo

  • 1
Talleres de Córdoba

Talleres de Córdoba

  • Gonzalo Maroni
Fernando Vergara
(0)
4 de noviembre de 2018  • 11:00

Un plantel acorralado, agobiado por los reveses. Un equipo que entró en un espiral de derrotas, en resultados y juego. Los números explican, y potencian, el flojo momento de San Lorenzo. A la espera de Jorge Almirón para que se haga cargo de la dirección técnica, la derrota de hoy 1-0 contra Talleres lo hundió todavía más en la Superliga.

El golazo de Maroni

Si bien se esperaba la presencia de Almirón en el Nuevo Gasómetro, ambas partes -dirigentes y DT- explicaron que restan apenas detalles para el cierre del contrato y que la presentación del entrenador sería entre lunes y martes. "Ojalá que mañana podamos definir los últimos detalles del contrato para que se convierta en el nuevo director técnico", dijo en TNT Sports Marcelo Tinelli, el vicepresidente azulgrana. "El tema está muy encaminado. Las charlas están muy avanzadas" agregó Leandro Romagnoli, el manager.

Al ex entrenador de Lanús e Independiente, entre otros, le tocará gestionar no solo los ánimos, sino los contenidos. El Ciclón muestra hoy individualidades en un nivel muy bajo: Bautista Merlini y Franco Mussis fueron hoy apenas dos ejemplos. Fuera del elenco titular podría agregarse a varios exponentes: Ariel Rojas, Alexis Castro y Gonzalo Rodríguez, por caso. Jugadores de los que se espera mucho más en las entrañas del club.

Dentro de este contexto, para Almirón será primordial un impulso inicial que lo presente fuerte, enérgico y renovado. A los azulgranas hoy les cuesta soportar el peso de una campaña a los tumbos. De su cancha se fueron con apenas cuatro situaciones de gol, dos por intermedio de Nicolás Reniero y otras tantas de Germán Berterame. En todas carecieron de efectividad o se encontraron con la seguridad del arquero Guido Herrera. Quizás lo más positivo fue el ingreso del grandote Adolfo Gaich, que aportó presencia en ataque. Después hay poco para rescatar.

Talleres, sin brillar, resultó un justo ganador. Buscó con algo más de vértigo, a medida que San Lorenzo perdió seguridad y precisión en la circulación de la pelota. El elenco visitante se apoyó en la seguridad de sus marcadores centrales, en la velocidad de Leonardo Godoy, en la guía de Pablo Guiñazú y en el talento de Gonzalo Maroni, el autor del único gol -un zapatazo precioso de zurda-, a los 21 minutos del primer tiempo. Y de no haber sido por la falta de pericia de sus delanteros, la T también podría haberse llevado el encuentro con mayor holgura.

San Lorenzo nunca encontró el rumbo en el segundo semestre. Hace rato que perdió la lucidez para pensar y el ánimo ya necesitaba de soluciones alternativas. Almirón tendrá mucho trabajo por delante. Romagnoli ya dejó en claro cuáles serán los objetivos inmediatos: "Que Jorge pueda ver cómo está el plantel, qué jugadores quiere para el semestre que viene y en qué posiciones faltan".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?