Un techo para el merendero

Corazoncitos felices funciona al aire libre y asisten más de 50 niños; necesitan construir un espacio cerrado
Corazoncitos felices funciona al aire libre y asisten más de 50 niños; necesitan construir un espacio cerrado
(0)
5 de noviembre de 2018  

Daniela Grahl tiene 48 años, es mamá soltera de cuatro chicos y vive en el barrio 6 de Enero, en Cuartel V, partido de Moreno. Hace nueve meses comenzó a darle de comer a niños en el frente de su casa al aire libre y creó el merendero Corazoncitos Felices, al que asisten alrededor de 50 niños. Por la difícil situación que atraviesan los vecinos, también empezó a recibir a las familias completas. "Vienen a tomar la merienda, pero cuando puedo les hago empanadas, arroz o lo que tenga para darles", cuenta.

Hace menos de un mes, durante el último temporal, su terreno se inundó y perdió todo. "Lo poco que tenía se arruinó: las mesas, la cocina y la heladera. Cada vez que llueve, me inundo", relata, angustiada. Además, los días de lluvia no puede recibir a los chicos, ya que adentro de su casa no tiene lugar para todos.

Su sueño es que el merendero pueda funcionar todos los días y para eso necesita construir un espacio. "Lo que más me gustaría es armar un galpón. Tengo las chapas, pero me faltan los palos", dice.

Además, para quienes puedan colaborar, Daniela necesita todo tipo de ayuda: bancos, vajilla y alimentos no perecederos.

Barrio: Cuartel V, Moreno

Contacto: 11-6577-5243 (Daniela Grahl)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?