Reinterpretar a Shakespeare

Virginia Chacon Dorr
(0)
5 de noviembre de 2018  

Hamlet de Ambroise Thomas. Dirección escénica y dramaturgia: María Jaunarena. Dirección musical: Hernán Schvartzman. Director de coro: Hernán Sánchez Arteaga. Elenco: Armando Noguera (Hamlet), Laura Pisani (Ofelia), Mario de Salvo (Claudius), Sabrina Cirera (Gertrude). juventus lyrica. Funciones: el viernes último; repite el jueves y el sábado, las 20. Sala: Teatro Avenida. Nuestra opinión: muy buena

La figura de Hamlet irrumpió en la historia de la literatura como un manantial inagotable de reflexiones, e inevitablemente se proyectó a todas las artes. La posibilidad de desacralizar esta obra de William Shakespeare y retomarla para crear nuevas interpretaciones, que nos interpelen en esta y todas las épocas, puede resultar una tarea arriesgada y -a veces- ingrata. Pero el desafío que Juventus Lyrica toma con esta obra (que no se producía desde hacía más de 80 años en la Argentina) justifica el riesgo. María Jaunarena propone una obra orgánica, sin intervenciones caprichosas, sino más bien lo contrario: la combinación de los textos seleccionados, el acercamiento a la versión original de Hamlet y la partitura de Thomas potencian la profundidad de las obras bajo una luz particular. Las intervenciones de fragmentos agregados recitados son un acierto a la hora de explorar las motivaciones y los sentimientos de los personajes.

La escenografía es efectiva y simple, ubica a la obra en un tiempo genérico y se centra en el trabajo de luz y proyecciones. De esta manera se acentúa el peso de la dramaturgia, sin necesidad de distracciones ni ornamentos. La partitura de Thomas no ofrece memorables melodías, pero sí una concepción clara del drama y el clímax, que el maestro Schvartzman enfatiza con su meticuloso trabajo frente a la orquesta.

En la noche de estreno el elenco ofreció una performance sólida, con varios puntos destacables. Laura Pisani se afianzó como Ofelia en el transcurso de la noche, para ofrecer una escena de la locura a la altura de las notables exigencias técnicas de la partitura. Armando Noguera encarnó a un Hamlet balanceado y sólido vocalmente, con intensos momentos interpretativos, como la segunda escena del segundo acto. Por otro lado, el vigor vocal y dramático dominó el dúo de Hamlet y su madre Gertrude (Sabrina Cirera) en el tercer acto. Mario de Salvo concretó con sobrada corrección su rol de Claudius.

Juventus Lyrica, en coproducción con la compañía holandesa Opera2Day, ofrece en el cierre de su temporada la oportunidad excepcional de escuchar una partitura poco visitada, en conjunción con un drama eterno que cala hondo en el imaginario de Occidente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.