Trump aplicó las mayores sanciones hasta ahora contra el régimen iraní

Volvió a imponer las medidas que había levantado con el acuerdo de 2015; Teherán dijo que seguirá vendiendo crudo
(0)
6 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- Después de meses de amenazas, negociaciones y rumores, el gobierno de Estados Unidos volvió a imponer ayer a Irán las sanciones que había levantado en 2015 con la firma del acuerdo y, además, las multiplicó para alcanzar a más personas, instituciones y empresas de los sectores claves de la economía persa.

El paquete de sanciones estadounidenses contra Irán es el más grande que haya impuesto la Casa Blanca hasta ahora; sin embargo, contemplan excepciones para los ocho socios comerciales más importantes del sector energético de Teherán: China, Turquía, la India, Japón, Corea del Sur, Italia, Grecia y Taiwán.

Las excepciones durarán seis meses y, según explicó el gobierno estadounidense, durante este período estos ocho países deben reducir gradualmente las importaciones de crudo iraní hasta llegar a cero.

Ayer el presidente norteamericano, Donald Trump , intentó llevar calma ante las preocupaciones sobre el impacto de las sanciones en los mercados energéticos y la posibilidad de un repunte de los precios mundiales del crudo.

"Con el petróleo es muy interesante. Tenemos las sanciones más severas que se han impuesto, pero en cuanto al crudo queremos ir un poco más lento porque no quiero impulsar los precios del petróleo en el mundo", dijo a periodistas antes de volar a un evento de campaña, un día antes de las elecciones de medio término que se celebran hoy.

"Esto no tiene nada que ver con Irán (...) Podría llevar al petróleo de Irán a cero inmediatamente, pero causaría un impacto en el mercado. No quiero elevar los precios del crudo", agregó.

Horas antes, el presidente Hassan Rohani dijo que Irán seguiría vendiendo su petróleo para romper las sanciones, pese a la "guerra económica" de Washington.

"Hoy el enemigo [Estados Unidos] está apuntando a nuestra economía (...) El objetivo principal de las sanciones es nuestro pueblo", sostuvo el presidente iraní.

En tanto, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo en un comunicado que la medida "debe dejarle claro al régimen iraní que se enfrentará a un creciente aislamiento financiero y a un estancamiento económico hasta que cambie fundamentalmente su conducta desestabilizadora".

"Nuestra intención es que el régimen iraní deje de transferir sus reservas monetarias a inversiones corruptas y las manos de terroristas", agregó el funcionario.

Estados Unidos no solo volvió a imponer las sanciones que había levantado, sino que además agregó 300 nuevos nombres de personas, empresas e instituciones en los sectores estratégicos del petróleo, transporte marítimo, seguros y bancario.

En total, más de 700 ciudadanos, entidades, aviones, barcos y figuras legales iraníes no podrán hacer más negocios con personas o empresas estadounidenses o de otro país que a su vez tiene vínculos comerciales y financieros con Estados Unidos.

Además, el Estado norteamericano congelará sus bienes que estén en su jurisdicción.

En agosto pasado, Washington había reactivado la primera serie de sanciones y había alcanzado a 200 ciudadanos, la aerolínea nacional de Teherán, Iran Air, barcos y figuras legales iraníes. Hoy, la cifra de afectados superó los 900.

Este inédito paquete de sanciones comenzó a gestarse en mayo de este año cuando, pese a los ruegos públicos de sus socios europeos y del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el ente de la ONU que audita el acuerdo nuclear de 2015, Trump anunció que su país abandonaba el pacto que había firmado su antecesor, Barack Obama, junto con China, Rusia, Francia, Gran Bretaña, Alemania, la Unión Europea e Irán.

Según el acuerdo, que buscó terminar con la posibilidad de un Irán con armas nucleares, la comunidad internacional levantó las sanciones políticas, comerciales y financieras multilaterales que habían sido impuestas a la República Islámica y, a cambio, Teherán congeló su programa nuclear, abrió todas sus instalaciones vinculadas a periódicas inspecciones de la OIEA y aceptó entregar la mayoría de su uranio enriquecido.

Todas las partes del acuerdo cumplieron su parte, según la OIEA; sin embargo, Trump, apoyado por su aliado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, denunció supuestas violaciones de Irán y justificó su salida del pacto y la reinstalación de las sanciones.

Ayer, la Unión Europea (UE), que sigue apoyando el acuerdo nuclear de 2015, expresó su rechazo a la imposición de nuevas sanciones, mientras que China, un gran comprador de petróleo a nivel mundial, lamentó la medida.

Un golpe para la industria

  • Los afectados: EE.UU. impuso sanciones a más de 700 iraníes, así como a organismos e individuos vinculados a iraníes. Entre ellos se encuentran 50 bancos, más de 200 personas y barcos, la aerolínea estatal Iran Air y más de 65 de sus aviones
  • Exenciones: China, Turquía, India, Japón, Corea del Sur, Italia, Grecia y Taiwán, los principales importadores de petróleo iraní, recibieron exenciones temporales de las sanciones para que el precio del barril de crudo no se desestabilice

Agencias AFP y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?