Suscriptor digital

"Casa de la laguna", el soñado refugio del diseñador Eugenio Aguirre

Con espíritu libre, le puso el cuerpo, el alma y su gusto por la madera, el cuero y el junco a su nuevo hogar, un paraíso en los confines de Pilará.
Con espíritu libre, le puso el cuerpo, el alma y su gusto por la madera, el cuero y el junco a su nuevo hogar, un paraíso en los confines de Pilará. Crédito: Tadeo Jones
Lucila Olivera
(0)
7 de noviembre de 2018  • 15:47

Un combo exquisito de maderas, linos y hasta juncos usados de las maneras más impensadas le suman a la "Casa de la Laguna" de Eugenio Aguirre (55), en Pilará, un clima de vacaciones eternas. Detallista obsesivo, durante los últimos tres años se dedicó a hacer de su nuevo hogar (que empezó a construir tras separarse de Solana Gassiebayle, la madre de sus hijos, Julio, de 15 años y Carmen, de 13) un lugar a su medida. "Esta no es una casa estructurada ni tan formal. Tiene un espíritu más bohemio, acorde a cómo quiero vivir a esta altura de mi vida. Es lúdica y atractiva desde lo funcional. En vez de comedor tradicional hice un espacio más flexible, en el que los muebles se pueden correr y acomodar según cuántos seamos. Me gusta que la casa se llene de amigos", dice el anfitrión, dedicado al diseño de muebles desde hace treinta años.

-¿Qué te decidió a salir de la ciudad?

-Hace años que quería estar cerca de la naturaleza, del verde. Iba al campo los fines de semana y sentía una bocanada de aire fresco. Una vez vine a jugar al golf, todavía estaba casado con Solana, me mostraron unos terrenos y no sé por qué a ella le entusiasmó más que a mí. Compramos el lote y aún había una tosquera, de la que sacaban la tierra para hacer la laguna. Lo tuve dos años hasta que nos separamos y yo decidí construir y mudarme acá. El anteproyecto lo armó un arquitecto amigo, Guillermo Troglia, que se encarga de mis locales y conoce mis gustos. Después, una vez definida la estructura, seguí yo con la obra.

-¿Cómo fue el proceso creativo?

-Cuando empecé sabía en qué lugares me iba a mover y en qué sectores me quería focalizar para iluminar. La obra duró un año y medio, y yo, mientras tanto, alquilé una casa cerca para poder definir con la vivencia y la experiencia cada detalle. La casa funcionó, además, como laboratorio: diseñé muchos de los muebles que ves acá, le encontré nuevas alternativas a otras creaciones ya existentes e incorporé materiales con los que nunca había trabajado.

Cae la tarde y se encienden las luces y los fuegos."Hacer una casa cerca del agua es algo que siempre me sedujo, la posibilidad de convivir con los cuatro elementos básicos de la naturaleza, fuego, aire, tierra y agua es algo inspirador y mágico", dice Eugenio.
Cae la tarde y se encienden las luces y los fuegos."Hacer una casa cerca del agua es algo que siempre me sedujo, la posibilidad de convivir con los cuatro elementos básicos de la naturaleza, fuego, aire, tierra y agua es algo inspirador y mágico", dice Eugenio. Crédito: Tadeo Jones

La galería es el corazón de la casa. La forma de 'U' es ideal para contener el espacio y generar distintos climas. El living de afuera es el lugar preferido durante el verano. El perfume del limonero y las azaleas inunda el espacio y el biombo de caña le da intimidad y transparencia.
La galería es el corazón de la casa. La forma de 'U' es ideal para contener el espacio y generar distintos climas. El living de afuera es el lugar preferido durante el verano. El perfume del limonero y las azaleas inunda el espacio y el biombo de caña le da intimidad y transparencia. Crédito: Tadeo Jones

"El living se adapta bien a una persona sola o a veinte, todos quedan sentados sin quedar aislados. El sofá circular tiene la ventaja de integrar tres frentes en un mismo mueble; mirando la laguna, mirando el fuego, o con vista al living íntimo", explica el diseñador.
"El living se adapta bien a una persona sola o a veinte, todos quedan sentados sin quedar aislados. El sofá circular tiene la ventaja de integrar tres frentes en un mismo mueble; mirando la laguna, mirando el fuego, o con vista al living íntimo", explica el diseñador. Crédito: Tadeo Jones

La entrada principal, con una puerta al rojo vivo, cuenta con una marcada impronta oriental.
La entrada principal, con una puerta al rojo vivo, cuenta con una marcada impronta oriental. Crédito: Tadeo Jones

-¿Cuál fue el disparador del proyecto?

-Quería sentirme en un hotel de vacaciones. Para lograrlo seguí el mismo proceso artesanal que cumplo con cada mueble. Eso lo traspasé a cada espacio y el resultado está a la vista, es una casa que te invita a quedarte.

-¿Qué materiales priorizaste?

-Hay muy pocos materiales, todos cálidos, que son los que me gustan. Tener enfrente la laguna fue la excusa perfecta para usar junco, que en muebles queda muy rústico, pero acá lo usé de múltiples maneras: tejido en algunos techos, como revestimiento, en diferentes versiones. Los pisos son de cemento pintado de blanco, que da luz y es práctico. La madera, un material que adoro y con el que trabajo hace treinta años, opté que se luciera en las paredes de petiribí, o en el deck de incienso. El revestimiento de afuera es un fibrocemento que simula la madera y dura toda la vida. Se llama Siding Eternit.

Quería sentirme en un hotel de vacaciones. Para lograrlo seguí el mismo proceso artesanal que cumplo con cada mueble. El resultado está a la vista: es una casa que te invita a quedarte

-¿Hay algún espacio que sea tu preferido?

-No. Pueden cambiar según la estación del año, o, incluso, sumarse nuevos spots a medida que la vivo. Mis hijos, por ejemplo, disfrutan del cuarto de la televisión. A mí me encanta armar comidas alrededor del fuego para disfrutar con los chicos, mis amigos o mi novia, Fini Alurralde.

-¿Hace mucho estás de novio?

-Hace tres meses. Nos conocimos en casa de unos amigos en común, ella es decoradora y compartimos muchas cosas. Estoy muy bien, muy contento.

"Las texturas, los tonos y la iluminación suman mucho para generar esa atmósfera cálida...El sofá curvo y la mesa redonda resultaron tan friendly que ahora son modelos que hice para clientes", revela.
"Las texturas, los tonos y la iluminación suman mucho para generar esa atmósfera cálida...El sofá curvo y la mesa redonda resultaron tan friendly que ahora son modelos que hice para clientes", revela. Crédito: Tadeo Jones

El fuego central del living-comedor-bar funciona como un fogón interior. Delante de él, un mueble creado por el dueño de casa para guardar la leña en hierro y cuero, que hace las veces de asiento y mesa de apoyo.
El fuego central del living-comedor-bar funciona como un fogón interior. Delante de él, un mueble creado por el dueño de casa para guardar la leña en hierro y cuero, que hace las veces de asiento y mesa de apoyo. Crédito: Tadeo Jones

El cuarto de la televisión es la zona que más usan los hijos de Eugenio, Julio y Carmen, más allá de sus respectivos cuartos.Las puertas plegables en rojo vivo, como la de la entrada, suman carácter al ambiente.
El cuarto de la televisión es la zona que más usan los hijos de Eugenio, Julio y Carmen, más allá de sus respectivos cuartos.Las puertas plegables en rojo vivo, como la de la entrada, suman carácter al ambiente. Crédito: Tadeo Jones

UN SUEÑO CUMPLIDO

Eugenio recuerda con alegría sus inicios, cuando un amigo de su padre, en-cantado con las cosas que le veía hacer en madera y hierro, le propuso abrir una tienda en la calle Peña, en Buenos Aires. "El primer mueble que hice para vender fue una mesa de luz con dos cajones, se llamaba M50. El otro día un cliente me contó que la tenía y casi me muero de emoción. Es gratificante saber que algo que hiciste hace treinta años trascienda la moda y el tiempo.

-¿Siempre supiste que lo tuyo era el diseño de muebles?

-No. [Se ríe]. De hecho, soy autodidacta. Ni siquiera es una herencia de familia: papá era escribano, pero tenía un estilo muy refinado. Mamá hacía ropa, confeccionaba y diseñaba. Yo trabajaba en un banco y un buen día me animé a meterme en este mundo. Fue una decisión que todavía celebro. Me fascina el diseño, y más cuando está asociado a la funcionalidad, porque te mejora la calidad de vida. Pero así como esa decisión marcó un quiebre en mi vida, creo que esta casa también representa un nuevo camino a transitar.

Hace treinta años Eugenio abrió su primer local de muebles. Reconocido internacionalmente, entre sus clientes figuran Giorgio Armani, Ralph Lauren y Ben Affleck

-¿Cuál?

-Este lugar, esta energía, este tiempo que pude dedicarle me dio un conocimiento que ya empiezo a compartir porque surgieron proyectos interesantísimos, que exceden el diseño de producto: hice una alianza con Barugel, estoy asesorando a gente que va a encarar la construcción de su casa. Cuando aparecen desafíos tan interesantes, hay una energía que se renueva y es copadísimo. Hoy se construye todo muy standard, la prioridad está en terminar rápido. Una casa con personalidad no se basa sólo en el diseño o en la decoración, sino en un conjunto de factores que, si confluyen, marcan la diferencia. Son importantes los matices, los perfumes, el juego de los colores, la profundidad que da la luz. Me gusta provocar los sentidos.

El baño de la planta superior está diseñado con interesantes texturas y transparencias que dividen pero no cierran.
El baño de la planta superior está diseñado con interesantes texturas y transparencias que dividen pero no cierran. Crédito: Tadeo Jones

La planta superior está dividida en dos alas, una para Eugenio y la otra para sus hijos, con escaleras independientes. Al sector del dueño de casa se entra por un pasillo que recuerda a un barco con aberturas ojo de buey incluidas.
La planta superior está dividida en dos alas, una para Eugenio y la otra para sus hijos, con escaleras independientes. Al sector del dueño de casa se entra por un pasillo que recuerda a un barco con aberturas ojo de buey incluidas. Crédito: Tadeo Jones

"La laguna fue la motivación ideal para diseñar el techo tejido en junco, estar ahí abajo es una experiencia muy difícil de explicar", cuenta Aguirre sobre la suite principal.
"La laguna fue la motivación ideal para diseñar el techo tejido en junco, estar ahí abajo es una experiencia muy difícil de explicar", cuenta Aguirre sobre la suite principal. Crédito: Tadeo Jones

Vista panorámica del cuarto de su hijo Julio, donde las cortinas de gamuza funcionan como black out.
Vista panorámica del cuarto de su hijo Julio, donde las cortinas de gamuza funcionan como black out. Crédito: Tadeo Jones

Sólo son cinco los lotes que dan a esta laguna, por lo que además de una espectacular vista, la casa tiene mucha privacidad.
Sólo son cinco los lotes que dan a esta laguna, por lo que además de una espectacular vista, la casa tiene mucha privacidad. Crédito: Tadeo Jones

Una imagen de Julio (15) y Carmen (13), sus hijos, en la pileta.
Una imagen de Julio (15) y Carmen (13), sus hijos, en la pileta. Crédito: Tadeo Jones

"Este es un spot de relax y paz. Estar 'colgado' sobre el agua me recarga de energía", señala Eugenio, quien aprovechó la altura de su deck para hacer, en la parte de abajo, un ambiente extra con hamacas paraguayas.
"Este es un spot de relax y paz. Estar 'colgado' sobre el agua me recarga de energía", señala Eugenio, quien aprovechó la altura de su deck para hacer, en la parte de abajo, un ambiente extra con hamacas paraguayas. Crédito: Tadeo Jones

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?