Suscriptor digital

Emprender con propósito: cuatro negocios que que generan impacto

Ezequiel Escobar (uSound), Carolina Castagna (OyM), José Del Rio (LA NACION), Alejandra Gougy (Cosecha Vintage) y Rodrigo Dos Santos (Infopan)
Ezequiel Escobar (uSound), Carolina Castagna (OyM), José Del Rio (LA NACION), Alejandra Gougy (Cosecha Vintage) y Rodrigo Dos Santos (Infopan) Crédito: Fabián Malavolta
Julia D'Arrisso
(0)
7 de noviembre de 2018  • 18:23

Crear un negocio con la idea de saldar una necesidad y ayudar a otros, utilizar la tecnología , mejorar el medioambiente son algunos de los propósitos que movilizaron a distintos emprendedores a crear ideas de triple impacto.

Carolina Castagna es la fundadora de OyM (Orientación y Movilidad), un juego para niños con discapacidad visual que permite generar espacios con piezas para estimular la movilidad y las nociones del espacio. Su objetivo fue claro: "Generar inclusión 100%".

"Todas las personas con discapacidad visual deben reconocer en una maqueta como es el espacio. La idea es que sea un momento para compartir, que haya inclusión al momento de jugar y aprender", contó Castagna en el evento de sustentabilidad organizado por LA NACION.

Por su parte, Alejandra Gougy, diseñadora sostenible y fundadora de Cosecha Vintage, expresó que su emprendimiento de diseño sustentable surgió por la historia de sus abuelos inmigrantes, de donde tomó el oficio de corte, confección y tejido.

"La sustentabildad tiene que ver con mi historia. Un día pensé qué me gustaría hacer y empecé a cosechar lo que sembré, por eso se llama cosecha. En este emprendimiento se transmite el oficio y los valores", sostuvo y expresó que la expansión de ese negocio avanzó al punto de armar una asociación de moda sostenida, donde se reúnen distintas empresas que se unen a través de un mismo paradigma.

El tercer ejemplo es el de uSound, el software que creó Ezequiel Escobar junto con otros estudiantes jujeños para que las personas hipoacúsicas puedan utilizar su smartphone como un audífono.

"El disparador inicial fue de un profesor que nos propuso aplicar en un proyecto que ayude a las personas lo que aprendimos en la facultad. Se nos vino a la cabeza el caso de Ariel, un compañero que tenía problemas de audición y muchas veces no podía escuchar al profesor. Con el tiempo, él terminó abandonando los estudios. Entonces pensamos en personas como él, que podían mejorar su vida cotidiana con la tecnología. Así nos dimos cuenta que había que hacer una estrategia de negocios, que iba con la identidad de lo que queremos construir", dijo Escobar.

Por último, Rodrigo Dos Santos habló de su negocio, Infopan, una empresa que buscó reducir el uso de bolsas plásticas con otras de papel: su empresa entrega de forma gratuita bolsas de papel ecológico con el sello del Consejo de Administración Forestal de Alemania (FSC, por sus siglas en inglés). La acción la financian con la publicación de avisos publicitarios en las caras del envase y como contraprestación, impulsan que las tiendas de panificados donen parte de su producción a comedores sociales.

"Surgió de un viaje y vimos un ejemplo en Europa. Buscamos agregar el impacto ecológico y social. Las empresas nos donan alimentos que canalizamos con el Banco de Alimentos. Acá respiramos todos sustentabilidad", opinó y recomendó: "Hay que empezar por uno mismo para aportar nuestro granito de arena y que piensen que estamos haciendo un mundo mejor".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?