Una familia donó al Estado una carta de San Martín de 1820

El titular del AGN, el donante y la escribana
El titular del AGN, el donante y la escribana Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Conservada en el ámbito privado hasta ayer, la misiva fue entregada al Archivo General de la Nación; el caso de Cristina Kirchner
Silvina Premat
(0)
8 de noviembre de 2018  

La carta en la que el general José de San Martín se despide del pueblo cuyano, horas antes de emprender la Expedición Libertadora del Perú, ya está en manos del Estado argentino. Luis Ponferrada, abogado sanjuanino residente en la ciudad de Buenos Aires, cuya familia conservó esa misiva desde hace casi dos siglos, la entregó al Archivo General de la Nación (AGN).

La donación y cesión se hizo ayer, ante escribana pública, en la vivienda de Ponferrada, en Recoleta, en cuyo living el histórico documento se exhibía hasta pocos minutos antes en un elegante marco de madera tallada.

Acompañado por su hermano Mario, su esposa y tres de sus cuatro hijos, Ponferrada entregó la carta a Emilio Perina Konstantinovsky y Mauro Gallina, director general y abogado del AGN, respectivamente.

La cesión tiene carácter provisorio hasta tanto el AGN constate con un peritaje técnico la autenticidad del texto. Una vez cumplido ese requisito, que se estima no llevará más de dos o tres meses, se prevé una ceremonia de entrega definitiva al Estado que podría hacerse en Casa de Gobierno. Luego, la carta pasaría a integrar un fondo patrimonial del AGN vinculado a San Martín y, digitalizado, deberá estar disponible para la consulta de investigadores y público.

Con trazos claros y firmes, San Martín escribió en Valparaíso, el 19 de agosto de 1820, al "ilustre Cabildo, Justicia y Regimiento de la ciudad de San Juan", para despedirse "de los cuyanos con sentimientos ingenuos de afecto estimación" y hacer llegar dos valiosos consejos: "Les recomiendo por su bien que estrechen entre sí los vínculos de la unión y se fortifiquen en el concepto de que no hay sociedad donde no hay orden".

En San Juan fue recibida y comentada por los cabildantes y quedó en mano de uno de ellos, Tadeo de Rojo Maurín, antepasado de la madre de Luis Ponferrada, Mireya Vidart de Oro, en cuya casa se encontraba en 1944 cuando se registró un fuerte terremoto. La vivienda quedó destruida, pero la carta salió ilesa. Con el traslado de Vidart de Oro a la ciudad de Buenos Aires, la misiva llego a esta capital.

La carta que tenía Cristina

"Siempre me sentí un custodio precario de esta carta", dijo Ponferrada a LA NACION y descartó vinculación alguna entre su gesto y la difusión del hallazgo de otra carta de San Martín en la casa de la expresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner. Para entonces, a fines de agosto pasado, los Ponferrada dicen haber tenido ya la decisión tomada. "Veníamos hablando entre nosotros sobre cuál sería el mejor lugar y ya habíamos descartado algunas opciones", confió Ponferrada.

Esa misiva, que San Martín dirigió a O'Higgins en 1835, permanece en custodia del AGN mientras dure el proceso judicial que motivó el allanamiento. Con autorización judicial, Perina Konstantinovsky la digitalizó y la hizo circular entre investigadores argentinos y chilenos.

"La mando a quien me la pida porque eso ayuda a establecer de dónde viene", dijo el funcionario a LA NACION. Hasta el momento se presume que fue parte del botín de bienes culturales robados en Chile, en los años 70, durante una mudanza del patrimonio del historiador y político Benjamín Vicuña Mackenna, que incluía esta carta. Habría circulado en el mercado negro hasta llegar a manos de los expresidentes argentinos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?