Las teorías del silencio de Lázaro Báez

Joaquín Morales Solá

Columna de Joaquín Morales Solá

13:46
Video
(0)
7 de noviembre de 2018  • 21:07

A continuación, los principales conceptos:

  • Hoy fue la segunda jornada de la segunda audiencia de Lázaro Báez en un juicio oral por un presunto lavado de dinero por 60 millones de dólares. Esto tiene un gran impacto judicial porque es una parte importante del entramado que la Justicia considera que lideraba Néstor como después Cristina Kirchner .
  • A esta causa se la llama " Ruta del dinero K " porque era el dinero que Lázaro Báez sacaba del país y lo retornaba para poder distribuirlo en los blanqueos que hacía en las propiedades de los Kirchner. La primera conclusión a la que llega la Justicia es que Lázaro Báez no era un socio ni un empresario beneficiado amigo de los Kirchner sino un testaferro. A partir de eso están las obras públicas: él se convirtió en un empresario de obras públicas en la primera gobernación de Kirchner en Santa Cruz y después cuando fue presidente.
  • Néstor Kirchner le dio obras públicas que le tenía que pagar tanto Santa Cruz como la Nación con dinero blanco. Entonces Lázaro Báez tenía que convertir ese dinero en negro, traerlo al país y convertirlo en blanco otra vez a partir de las empresas que estaban a nombre de Cristina y Néstor Kirchner. Esto tiene que ver con muchas otras causas judiciales que se vinculan con enriquecimiento ilícito, asociación ilícita, con los cuadernos que se están investigando porque eran otra manera de recaudación de los Kirchner y otra manera de blanquear el dinero que entraba.
  • Lázaro Báez existió como empresario porque existieron los Kirchner. Hizo una fortuna que hoy está valuada entre 300 y 400 millones de dólares y es solo la que se ha contabilizado en Santa Cruz. Era un hombre que, antes de que Kirchner llegara a la gobernación, era cajero en el banco de Santa Cruz.
  • Hay dos teorías sobre el silencio de Báez: una es que efectivamente es un hombre leal; yo escuché a un juez decir eso. Este juez decía que Kirchner no se equivocaba tanto cuando elegía a los hombres. Lázaro Báez fue amigo de Néstor, no de Cristina. Néstor hace ocho años que está muerto y aun así sigue sin hablar. La otra teoría es que, como él es testaferro y las cosas están a nombre de él, no habla porque quiere quedarse con todo lo que tiene a su nombre y no entregárselo a sus verdaderos dueños, los herederos de Néstor Kirchner.
  • Lo cierto es que en un momento de tantos arrepentimientos, cuando empresarios con mucho más nombre que Lázaro Báez se arrepintieron, contaron cosas, contaron a quiénes y cómo pagaron, etc, en este momento Lázaro Báez se distingue del resto porque es el único que permanece callado, con Cristóbal López , a pesar de que llevan años en prisión.
  • Hay que ver si la ley le permite arrepentirse después de que ya fue juzgado y condenado. Cuando se llega al juicio oral y público no hay lugar para el arrepentimiento. Es muy difícil que se cambie el fallo de un juicio oral y público porque se arrepintió después. Ha pasado mucho tiempo, ha tenido muchas oportunidades y hay que ver qué pasa con los hijos porque a ellos se los ha filmado contando dólares en el lugar de donde salía la plata al exterior y se convertía en negro. Siempre se dijo que el límite de Lázaro Báez era la prisión de sus hijos. Yo dudo de que un hombre que ha estado tanto tiempo preso y no se dejó llevar por las tentaciones que recibió para arrepentirse, lo haga ahora.
  • En relación al otro tema en agenda, sobre el bono que el Gobierno tiene que autorizar para que las empresas paguen hasta 5 mil pesos, creo que está muy complicado eso. Pienso que el Gobierno otra vez cometió el error de hacer un anuncio prematuro: tenían que dejar que primero los gremios, como las empresas, elaboraran ese preacuerdo para poder recién anunciarlo. Porque hay varios problemas: en primer lugar los empresarios plantean que ellos pueden dar ese bono a los gremios que hicieron paritarias del 10% y el 15% antes de la crisis económica. Los que lo hicieron después y los que están aún reabriendo paritarias no les darían el bono.Por otro lado los gremios más duros, como la CTA y Moyano , plantean que ante cualquier cosa que se arregle no se puede levantar el paro de 36 horas que se convocó.
  • El sentido del acuerdo era que, ante la crisis, recesiones y pérdida de capacidad de compra de los trabajadores, se diera una compensación antes de fin de año. Creo que lo que el Gobierno va a buscar es un crédito fácil, con tasas de interés bajas y plazos largos para pagarlos, para que se pueda pagar a todo el mundo. Esa es la intención del Gobierno.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?