Suscriptor digital

El Gobierno quiere unas fiestas en paz

Martín Rodríguez Yebra

Columna Martín Rodríguez Yebra

07:34
Video
(0)
7 de noviembre de 2018  • 21:53

A continuación, los principales conceptos:

  • Las cosas se están complicando para llegar a un acuerdo entre las cámaras empresariales y los gremios. No convence lo que el Gobierno les está pidiendo a los empresarios y la CGT dice que si no se otorga un bono obligatorio para todos de 5 mil pesos los gremios no van a bajar los reclamos. En este momento, la situación está en una suerte de "stand by" donde se está tratando de convencer a los empresarios de que acepten alguna forma de pago de este bono y a la vez los empresarios dicen que solo lo aceptarían si fuera a cuenta de futuros aumentos.
  • El Gobierno quería unas fiestas en paz. Estuvo trabajando muchísimo en la contención social, en los aumentos de planes sociales, en los refuerzos en la AUH como para tratar de que el sector más vulnerable de la sociedad estuviera tranquila y se evitara la posibilidad de protestas y de un diciembre complicado con tensión en la calle. El Gobierno dijo que no quiere esto y que le faltaba arreglar con los sectores de empleo en blanco de los sectores formales de la economía y creía que con este bono de "navidad" la situación iba a estar un poco más controlada, por lo menos para no tener una paro general.
  • Hay empresarios que dicen que la economía no se puede manejar por un decreto, que no se puede sacar un decreto de "felicidad". Por eso muchas empresas y la UIA como representante de la industria le está diciendo al Gobierno: "Pongamos cada caso sobre la mesa, no lo hagamos obligatorio y encontremos formas para que todos estemos beneficiados". A la vez el Gobierno responde que está dispuesto a escuchar y van a buscar algún tipo de excepción. Intentó encontrar una solución que parecía más o menos "mágica" y se está encontrando con que la realidad le está poniendo muchas trabas.
  • Además, hay muchas diferencias entre sectores: por ejemplo, Luz y Fuerza, un gremio tradicional que arregló una paritaria del 15% que todavía tiene que ver cómo la revisa, un empleado de ese sector cobraría los mismos 5 mil pesos que un camionero de Moyano que acaba de arreglar una paritaria del 40%. Hay una disparidad enorme que gremios y empresarios están marcando.
  • Al mismo tiempo si se empiezan a poner excepciones por parte del Gobierno, los gremios plantean volver a la calle. También, hay que tener en cuenta que los gremios con los que negocia el Gobierno están básicamente aglutinados en la CGT y son los rivales de Moyano que a la vez les dice a todos que consiguió el 40%.
  • No estamos todavía en el punto de quiebre pero el Gobierno está tratando de encontrar una fórmula que haga que los empresarios acepten firmar algo que al mismo tiempo sea compatible para los gremios. Intentar conseguir un acuerdo entre las cámaras empresariales y los principales gremios en 48 horas era esperable que tuviera este tipo de complicaciones, hubiera sido milagroso haber llegado a un acuerdo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?