Suscriptor digital

Superclásico meteorológico

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Crédito: Augusto Costanzo
(0)
8 de noviembre de 2018  • 01:12

El Yeti y el Dragón

El Río de la Plata también tiene su derby atmosférico. Clásicos rivales, especialmente en verano, volverán a verse las caras el norte y el sur y elegirán nuestros cielos como campo de juego. El partido puede durar varias horas, más de cuarenta de hecho y podría transcurrir lejos de toda caballerosidad deportiva, con rayos, ráfagas, chaparrones y algún piedrazo de hielo. Que el viernes tengamos una estridencia térmica cercana a los 32°C habla a las claras a lo que juega la masa caliente. Pone lo mejor en cancha, con un equipo digno de mitad de Enero, con aire brasileño que baja a nuestra latitud, un caldo hecho por los que mejor saben de calor y de paradas bravas. El frío planteará un juego distinto, menos potente pero más sostenido, usando al este para desgastar durante todo el sábado. Lo que entra no es poderoso pero sí perseverante, su arma será aguantar desde el viernes a la noche para rematarlo el domingo cuando los norteños se queden sin piernas y recién ahí, desplomar el termómetro y revertir el resultado con un latigazo del sudeste. El Dragón y el Yeti vuelven a verse las caras. Eternos rivales que siempre nos hacen vivir momentos de máxima intensidad. Debajo suyo un puñado de mortales también hará lo propio paralizando a la ciudad, por que no el país y varios rincones del mundo. Ambas deidades lo saben, esta vez perderán el protagónico. Pueden juntarse todos los dioses a pelear en el cielo que quizás nadie se entere. Solo importará lo que pase en superficie, donde también se teme por una tormenta perfecta.

Jueves: calentando el ambiente

Bienvenidos a una jornada marcada por un importante ascenso de temperatura. Desde temprano y durante todo el día tendremos ráfagas de aire caliente surcando el estuario, que por su velocidad hasta pueden dar una percepción fresca al amanecer pero serán responsables de empujar el mercurio hasta una plusmarca de 28°C. Hoy tendremos el abanico de temperaturas totalmente abierto, otro show de Loco Mía dentro del termómetro donde iremos de un amanecer semi invernal, con 13°C de salida, hasta una tarde con varias pincelas veraniegas. Algunos pasajes de la mañana pueden ver subir al mercurio con velocidad, el rebote va a ser rápido y no quedará otra que andar con el abrigo en la mano antes del mediodía. Cielo parcialmente nublado y atmósfera estable redondean un jueves de buenas condiciones meteorológicas donde el ventilador vuelve a nuestras noches en un cierre con 22°C.

Viernes: ¿estamos bien los 33?

Ahora sí al mercurio se le sale la cadena, el aire caliente toma por asalto nuestra ciudad y se arma un viernes que podría conseguir laburo en cualquier verano del Caribe. La gran diferencia radicará en el piso térmico y eso es lo que nos permite disfrutarlo. Se estima un día incómodo para el laburante de a pie pero que se pueda dormir bien después de una tarde calurosa lo distanciará de padecerlo. De hecho, a los amantes del frío no nos molestarían tanto los días sofocantes si luego se pudiera conciliar el sueño. Queda claro que la lupa estará puesta en la temperatura punta, que podría escalar hasta 31°C, con una sensación térmica de 33°C, todo un simulacro de verano. La nubosidad irá en aumento, con marcadas desmejoras desde la tarde y la medianoche podría encontrarnos con las primeras lluvias a la vuelta de la esquina.

Sábado: chocan los planetas

El fin de semana estará marcado por el primer embate del frío contra el sauna en el que se habrá transformado nuestra columna atmosférica. Me gustaría desagraviar a aquellos pulsos frescos que puedan generar lluvias y tormentas durante todo el fin de semana, si bien llegan a opacar varios eventos, nos salvan de tardes con niveles de calor disparatados. El sábado tiene todas las de perder, con diferentes ritmos de lluvia, algunos pasajes con mejoras temporarias y otros que pueden presentar precipitaciones más activas. Entiendo que algunos chaparrones puedan arruinar varios aspectos del día pero con no tener tiempo severo estaríamos haciendo un gran negocio. Si nos sacamos la jornada de encima sin ningún evento meteorológicamente relevante, habremos salvado el día. La pulseada entre el norte y el sur se empareja con la veleta marcando el este, arrima aire más fresco, el sol no ayuda y la máxima desbarranca a 26°C desde los treinta y pico del día anterior. La noche parece menos inestable pero igualmente expuesta a condiciones meteorológicas adversas para los que quieran salir.

Domingo: la mesa adentro

Esta jornada repetiría las variables. El viento todavía arrimará desde el río, húmedo e inestable, fresco pero no frío, las nubes no dejarán caer la temperatura y la mañana mostraría 20°C en medio de potenciales lluvias y chaparrones. El mercurio no tendrá mucha chance de progresar entre la falta de sol y el chiflete proyectando una tarde en 23°C. El mediodía parece traer el cese del viento por varias horas para luego reanudar el giro del anemómetro con la entrada de aire frío desde el sudeste y dejarnos una noche muy diferente a las anteriores. La jornada completa está expuesta a tormentas intermitentes. Puede quedarse en casa viendo series y haciendo culto del ostracismo. El lunes amenaza con más lluvia y menos temperatura. El martes volvería la paz meteorológica.

Eso es todo, amigos. Tendría que haberle hecho caso a Carl Sagan y haber construido mi refugio nuclear para encerrarme horas antes del superclásico mega atómico y poder sumarme al puñado de sobrevivientes que iniciará la reconstrucción de la ciudad, cuyo deporte oficial de ahora en más será el ajedrez.

Nos vemos en siete días.

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?