Sindicalistas, exaliados y referentes sociales: con quiénes se reconcilió Cristina de cara a 2019

Fuente: Archivo
Matías Moreno
(0)
8 de noviembre de 2018  • 17:58

La lista se agrandó durante los últimos doce meses. La crisis económica y la necesidad de construir un frente opositor para enfrentar a Mauricio Macri en 2019 acercaron las posiciones entre Cristina Kirchner y varios dirigentes políticos, sociales y sindicales que habían marcado diferencias y tomado distancia de la líder de Unidad Ciudadana.

El café con Daer

Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT, reveló anoche que tomó un café con la expresidenta durante una entrevista que concedió al canal C5N. "He tomado un café con Cristina. Ella no lo dijo nunca, así que preservemos eso", dijo, enigmático.

Daer se alejó del Frente Renovador, de Sergio Massa , y apoyó a Florencio Randazzo (Cumplir) en las PASO de las legislativas del año pasado. Pero antes de las elecciones generales de octubre sugirió que votaría por la opción del peronismo que le hiciera más fuerza al Gobierno. Semanas atrás, llamó a construir una "síntesis" entre las distintas opciones del PJ: "Hay dos puntas en este abanico del peronismo: una es Cristina y otra Urtubey".

El jefe del sindicato de la Sanidad se mueve entre los distintos actores del peronismo. El 17 de octubre pasado asistió al acto por el Día de la Lealtad que organizó el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, en su terruño. Al encuentro asistieron Massa y Miguel Ángel Pichetto, que rechazan integrar a Cristina Kirchner en un frente electoral.

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Hoy Daer se incorporó a la mesa de acción política del PJ nacional, que preside José Luis Gioja, cercano a la expresidenta. Junto a Daer se sumaron Ricardo Pignanelli, Felipe Solá y Hugo Moyano, quienes también se reencontraron con Cristina Kirchner en el último tiempo. No fueron los únicos dirigentes que dejaron de lado las diferencias con la senadora para enfrentar a Macri.

El reencuentro con el Movimiento Evita

El miércoles pasado Cristina Kirchner recibió a los referentes del Movimiento Evita en el Instituto Patria, según reveló días atrás el diario Clarín. Emilio Pérsico, Fernando "Chino" Navarro y Leonardo Grosso asistieron a la cumbre con la expresidenta. También participó Alberto Fernández.

La fuerza se había distanciado del kirchnerismo poco después del triunfo de Cambiemos en las elecciones presidenciales de 2015. En los comicios del año pasado apoyaron a Randazzo, el dirigente peronista que también se alejó de Cristina Kirchner con la llegada de Macri a la Casa Rosada.

Según pudo reconstruir LA NACION, la reunión se venía gestando hace tiempo. Los referentes del movimiento Evita dialogaban con los líderes de La Cámpora, Máximo Kirchner y Andrés "El Cuervo" Larroque, sobre la necesidad de juntarse. Alberto Fernández, exjefe de Gabinete del kirchnerismo, "ayudó mucho" para concretar el mitin del miércoles pasado.

Con la expresidenta coincidieron en el "diagnóstico" sobre la crisis y en la preocupación por el futuro económico. También en que es fundamental construir un frente opositor amplio para enfrentar a Macri en las elecciones del año próximo.

Fuente: Archivo

Emilio Pérsico, referente de la agrupación, afirmó a LA NACION que con Cristina acordaron trabajar para elaborar un "programa común" para salir de la crisis. ¿El modelo de Macri los une? "Nos tiene que unir un programa. Hay que volver a construir unidad a partir de un programa sobre qué país queremos", indicó.

Los jefes de la organización remarcaron que no se habló de candidaturas, pero que hay predisposición a confluir en las PASO bajo un mismo paraguas. Navarro destacó que el frente opositor no puede prescindir de nadie. "Para ganarle a Macri no sobran, faltan".

"Todos entendemos que hay una grave crisis social. Tenemos que ver cómo construirnos puentes entre los distintos sectores opositores para ofrecerle al pueblo, que está sufriendo, una alternativa al gobierno de Macri", consideró Grosso, integrante del bloque Red por Argentina, el espacio que lanzó Felipe Solá en Diputados tras su partida del massismo.

Los referentes de la fuerza afirmaron que las diferencias que los alejaron del kirchnerismo "se mantienen", pero entienden que es momento de mirar hacia el futuro. "Hay que hacer la autocrítica de por qué no pudimos arreglar los problemas y plantear cómo resolverlos", señaló Pérsico.

Durante la charla con la exmandataria surgieron los nombres de Solá, Massa, Urtubey y Pichetto. Navarro sigue en contacto con Randazzo, con quien compartió hace poco un asado: "Coincide en la necesidad de construir un frente opositor amplio".

La reunión con Felipe Solá

El 1 de agosto pasado, Cristina Kirchner y Solá se volvieron a juntar después de once años. El encuentro se concretó en el Instituto Patria, el día que estalló el escándalo por los cuadernos de las coimas, la causa que reveló el circuito de pago de sobornos durante el kirchnerismo. Solá pensó que la exmandataria suspendería la cita por el revuelo que generaron las anotaciones de Oscar Centeno, pero los intermediaros le confirmaron que lo acordado seguía en pie. Discutieron sobre la crisis y el rumbo del gobierno de Macri. Y coincidieron en buscar la unidad del arco opositor.

"Me dijo que hay muchos candidatos y que hay que juntarse, juntarse y juntarse. Le dije que para eso hacía falta esfuerzos de todos y que, dada la situación económica y social del país, ella tenía que hacer un esfuerzo de acercamiento a mucha gente anti-K que no votaría de nuevo a Macri", relató en una entrevista con LA NACION. "Le dije que haga el esfuerzo de olvidar el sectarismo", remarcó.

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

El diputado nacional de Red por Argentina pasó de aliado a férreo opositor durante los gobiernos de los Kirchner. Con Macri en la Casa Rosada, lanzó su candidatura a presidente y se distanció de su último socio: Sergio Massa.

La reconciliación con Moyano

Crédito: Prensa Unidad Ciudadana

Tres días después de juntarse con Solá en el Instituto Patria, la expresidenta puso fin a otro largo desencuentro. En el camping de Smata en Cañuelas, Cristina Kirchner se reconcilió con Hugo Moyano, el líder de Camioneros, con quien estuvo distanciada durante siete años.

Con Pignanelli como testigo, dialogaron sobre la actualidad económica y política y quedaron en volver a hablar. Hubo abrazo, beso y foto.

Moyano, enfrentado con Macri y con su hijo asediado por la Justicia, había anticipado semanas antes que estaba dispuesto a tomar un café con la exmandataria.

El encuentro con Alberto Fernández

En diciembre pasado, Cristina Kirchner se reencontró después de diez años con Alberto Fernández quien, alejado del kirchnerismo tras su salida por el conflicto con el campo, trabaja para acercar a las distintas vertientes del peronismo.

"Todos los peronistas tenemos que entender que con Cristina no alcanza, pero sin Cristina no se puede", dijo a FM La Patriada sobre la reunión que reveló el portal Infobae. Fernández fue el jefe de campaña de Randazzo en las legislativas del año pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?