Se levantó la medida gremial en Aerolíneas después de 10 horas y 258 vuelos cancelados

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez
(0)
8 de noviembre de 2018  • 18:04

Tras una jornada de caos en diversos aeropuertos del país, a raíz de una medida de fuerza de diferentes gremios de Aerolíneas Argentinas , la línea de bandera comenzará a operar desde las 20.15 luego de que los trabajadores accedieran a una tregua a las 17.30.

En total se suspendieron 258 vuelos y fueron afectados 30 mil pasajeros, según datos difundidos por la línea aérea. En lo que resta de la jornada, solo despegaran 24 aviones.

El primer vuelo que saldrá será el AR 1836 desde Aeroparque con destino a Comodoro Rivadavia. En tanto, los vuelos internacionales de esta noche están confirmados, agregaron las fuentes de la aerolínea de bandera, según las cuales no hubo negociación con los sindicatos.

La protesta por reclamos salariales, que protagonizan los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

Tanto el presidente Mauricio Macri como el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, cuestionaron la medida de los gremios y reclamaron un "dialogo inmediato con la empresa" para evitar mayores perjuicios a los pasajeros.

Cuáles son los puntos conflictivos entre los gremios y Aerolíneas Argentinas

08:22
Video

"Desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione. Todas las líneas aéreas que funcionan acá y la mayoría del mundo no requieren que los ciudadanos de ese país, en este caso los argentinos, pongamos plata todos los meses", explicó el Presidente.

Mientras, Guillermo Dietrich , ministro de Transporte, indicó que el Gobierno " está haciendo un gran esfuerzo para apoyar a Aerolíneas, cuyos números se han visto afectados por la disparada del dólar y el aumento del combustible. Estas medidas provocan que los extranjeros no elijan volar por Aerolíneas ante medidas intempestivas de este tipo".

La firma había considerado que el accionar de los gremios era "ilegal e ilógico", porque "no fue declarado como medida de fuerza".

Los sindicatos habían argumentado que la "retención de tareas es legal" y habían asegurado que los trabajadores estaban "cumpliendo sus horarios habituales".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?