Detuvieron a condenado del caso Ciccone por apretar a contribuyentes

Fuente: Archivo
Hugo Alconada Mon
(0)
8 de noviembre de 2018  • 18:27

Tres meses después de ser condenado a 3 años de prisión en suspenso por su participación delictiva en el caso Ciccone , uno de los más estrechos colaboradores de Ricardo Echegaray en la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) quedó otra vez contra las cuerdas penales.

El juez federal de Salta, Julio Leonardo Bavio, ordenó la detención del excolaborador de Echegaray, Rafael Resnick Brenner, por su presunta participación en una banda dedicada a extorsionar contribuyentes y cobrarles fortunas a cambio de limpiar sus legajos tributarios. Pasadas las 21, el hombre fue detenido.

Bavio consideró que existían riesgos claros de que Resnick Brenner intentara fugarse de la Argentina o entorpeciera la pesquisa, dada su anterior condena, que de condicional pasaría a efectiva si también se lo hallara culpable en esta otra investigación, que comenzó a fines de 2015, tras el cambio de gestión y la salida de Echegaray de la AFIP.

El juez apoyó así la posición del fiscal federal Eduardo José Villalba, quien pidió su citación indagatoria y arresto inmediato, como así también de Nicolás Fili, otro exfuncionario de la AFIP en Salta e integrante, también, de esa presunta red delictiva.

El fiscal consideró que mientras se desempeñó como jefe de la Región Salta de la AFIP, Resnick Brenner y Fili "concedieron beneficios, a través de resoluciones favorables, a distintos contribuyentes a cambio de importantes sumas de dinero", y sugirió continuar la investigación para investigar "la responsabilidad de otros funcionarios de AFIP".

Según reconstruyó Villalba, la supuesta "modalidad" de Resnick Brenner y Fili "consistía en crear una situación comprometida -que puede haber sido real- a la contribuyente, para después presentarse y ofrecer una resolución favorable al margen de la ley".

Así, el ex jefe de asesores de Echegaray -quien lo trasladó a Salta a raíz del escándalo generado por el "caso Ciccone-, ofrecía distintas "soluciones" a los contribuyentes en la mira a cambio de dinero, según el fiscal. Entre otras, que "dejaran de ser fiscalizados o dictando resoluciones a su favor, como así también brindaban información reservada, valiéndose del mecanismo dispuesto por el Estado para investigar delitos tributarios y/o trata de personas".

En ese contexto, Resnick Brenner terminó acusado de los presuntos delitos de concusión, cohecho, negociaciones incompatibles con la función pública y defraudación a la administración pública, mientras que a Fili se le sumaron otras dos figuras penales: presunta coacción y desobediencia judicial.

Rafael Resnick Brenner, detenido por su presunta participación en una banda dedicada a extorsionar contribuyentes
Rafael Resnick Brenner, detenido por su presunta participación en una banda dedicada a extorsionar contribuyentes

¿Por qué? Según reconstruyó el fiscal, porque con la investigación penal ya en marcha, Fili "desobedeció la orden de prohibición de acercamiento a los testigos [.], infundiéndoles intranquilidad e intentando obligarlos a hacer algo en contra de su voluntad".

En ese contexto, el juez Bavio compartió el criterio del fiscal. "El comportamiento de Fili ya evidenció severos indicadores de intentar modificar o afectar las probanzas que pudieran traer luz a la pesquisa, como fue el caso de contactarse con testigos y tratar de coaccionarlos, pese a que este Tribunal ya había dispuesto medidas restrictivas al respecto".

En el caso de Resnick Brenner, su condena previa en el "caso Ciccone" le jugó en contra. "En caso de recaer condena en las presentes actuaciones -remarcó el magistrado-, teniendo en cuenta los antecedentes mencionados, sería de cumplimiento efectivo", por lo dispuso su detención.

En agosto pasado, el Tribunal Oral Federal N° 4 condenó a Resnick Brenner a 3 años de prisión en suspenso e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos tras considerarlo partícipe necesario del delito de negociaciones incompatibles con su cargo público en la AFIP, y le impuso además cumplir 40 horas mensuales de tareas comunitarias, no remuneradas, durante tres años.

Resnick Brenner se convirtió así en uno de los tres condenados en el "caso Ciccone" que permanecieron en libertad junto a Alejandro Vandenbroele y Guido Forcieri, en tanto que el Tribunal les impuso penas de prisión efectiva al ex vicepresidente, Amado Boudou, y a su socio comercial, José María Núñez Carmona.

Para Resnick Brenner la orden de detención comenzó a ejecutarse de inmediato. El juez ordenó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria que lo busque y detenga en un club de campo de Pilar, provincia de Buenos Aires, y lo traslade de inmediato a Salta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?