ShowMatch 2018: Jimena Barón contó pormenores de la última cita con su bailarín

La actriz fue la encargada de abrir la pista en el Ritmo de Precisión
La actriz fue la encargada de abrir la pista en el Ritmo de Precisión Crédito: Prensa Laflia
(0)
8 de noviembre de 2018  • 22:33

Tras la creativa ronda de ritmo libre llegó a la pista del " Bailando por un sueño " la danza de precisión. Antes de que la primera pareja mostrara su propuesta, Marcelo Tinelli reveló que no piensa dejar que Lourdes Sánchez renuncie al concurso. "Si tenemos que ponerle dos niñeras a Valentín, lo hacemos. Pero no va a irse. Si lo hace, se va a comer un juicio tremendo", reveló irónico, refiriéndose a las declaraciones mediáticas de la bailarina, que expresó que quería dedicarle más tiempo a su pequeño hijo.

Después, el conductor presentó la apertura del ritmo, que comenzó con un grupo de cinco bailarines a los que se sumaron luego las bailarinas del staff. La presentación mereció los aplausos de pie de Laurita Fernández , Florencia Peña y Marcelo Polino .

Otra vez, los encargados de romper el hielo fueron Jimena Barón y Mauro Caiaza. Allí, Tinelli explicó que a cada pareja se le sumarán para este ritmo dos bailarines y dos bailarinas y reparó, luego, en la presencia de Momo, el hijo de Barón, en la tribuna. El nene tenía en su mano el control remoto de la patineta del bailarín.

Entonces, el conductor quiso saber cómo va el romance entre ellos. "La de anoche fue una noche rancia entre los dos", reveló la actriz. "Es como un juego de mesa. Avanzás, te ilusionás, y retrocedés dos casilleros", precisó luego.

"Fuimos a cenar y de repente, la charla se empieza a poner extraña con el tena de mi intensidad. Discutimos y, como él estaba con la patineta, me pidió que lo llevara a su casa. En el viaje, me dijo que arruiné todo y que él tenía pensado pedirme que sea su novia", finalizó Barón.

Luego de verlos bailar, Ángel de Brito consideró: "Estamos muy cerca de la final y hay que matar o morir. Este es un ritmo muy difícil. Se vio un equipo sólido y el final me gustó muchísimo". Su voto: 6.

Laurita (8) consideró luego: "El hip-hop es muy difícil de hacerlo preciso y noté algunas imprecisiones. En general, muy bien". Florencia, dueña durante esta ronda del voto secreto, expresó después que "salieron muy airosos, porque abrir el ritmo era muy difícil".

Por último, Polino afirmó: "Voy a pedir el BAR. A mí me gustó pero quiero que revisen porque no vi imprecisiones".

Lourdes, entonces, consideró que hubo problemas en una patada hacia adelante que la actriz no hizo a tiempo y por eso le bajaron un punto. En total, entonces, quedaron con 20 puntos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?