Copa Libertadores: los tres momentos que marcaron a Boca y a River antes de la final

Momentos históricos: Boca y River pasaron de la incertidumbre a los festejos antes de desembarcar en la gran final
Momentos históricos: Boca y River pasaron de la incertidumbre a los festejos antes de desembarcar en la gran final
Patricio Insua
Andrés Vázquez
(0)
8 de noviembre de 2018  • 23:59

Boca pasó de todo hasta llegar a la gran final de la Copa Libertadores. Hubo momentos de zozobra hasta que pudo encarrilarse y afirmarse a partir de los octavos de final. Fueron situaciones puntuales que, seguramente, templaron el carácter xeneize y le dieron el impulso de la confianza.

El 1-1 con Junior, la lesión de Andrada y los goles de Pipa

Casi eliminado. En Barranquilla, ante Junior, Boca consiguió un 1-1 que lo mantuvo a flote
Casi eliminado. En Barranquilla, ante Junior, Boca consiguió un 1-1 que lo mantuvo a flote Fuente: AFP

1) La primera etapa fue difícil. Tanto que viajó a Barranquilla con la posibilidad de quedar eliminado. Es más, estuvo afuera durante 18 minutos, lapso en el que duró la ventaja de Junior. El 1-1 lo mantuvo a flote.

Andrada se fracturó la mandíbula tras un choque con Dedé; el arquero aún no pudo volver
Andrada se fracturó la mandíbula tras un choque con Dedé; el arquero aún no pudo volver Fuente: AP

2) Esteban Andrada le dio seguridad al arco de Boca hasta que chocó con Dedé, de Cruzeiro. La fractura de mandíbula lo dejó afuera de la Copa. Y, aunque fue expulsado, la Conmebol después le borró la sanción al defensor. Agustín Rossi, por ahora, cumplió.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

3) Darío Benedetto hizo tres de los cuatro tantos en las semifinales con Palmeiras. El artillero volvió al gol en el momento indicado.

El gol de Mayada, la atajada de Armani y el 2-1 de Pity en Brasil

Hay momentos y situaciones que son imposibles de olvidar. Jugadas o goles que quedaron marcados a fuego en la antesala de la gran final. Sin dudas, River vivió muchos instantes significativos en la presente Copa Libertadores, pero hay tres que fueron determinantes para quedar cara a cara con Boca.

Oportunismo. River perdía 2-1 con Flamengo en Río, pero igualó Mayada a cuatro minutos del final
Oportunismo. River perdía 2-1 con Flamengo en Río, pero igualó Mayada a cuatro minutos del final Fuente: AP

1) En el debut en la Copa, el equipo de Gallardo perdía 2-1 y empató con un zapatazo desde lejos de Mayada. Empate con sabor a triunfo que, luego, sería clave para finalizar primero en el Grupo 4.

Elasticidad. A los 47 del segundo tiempo, un excelente Armani mandó al córner un cabezazo de Cristaldo, en Avellaneda
Elasticidad. A los 47 del segundo tiempo, un excelente Armani mandó al córner un cabezazo de Cristaldo, en Avellaneda Fuente: FotoBAIRES

2) Armani tuvo varias atajadas importantes, pero una de las más festejadas en River fue el cabezazo que le sacó a Cristaldo cuando iban dos minutos de tiempo adicionado ante Racing, en Avellaneda. Fue 0-0.

Personalidad. A falta de 8 minutos estaba afuera, pero empató Borré y Martínez anotó el 2-1 a Gremio
Personalidad. A falta de 8 minutos estaba afuera, pero empató Borré y Martínez anotó el 2-1 a Gremio Fuente: AFP

3) El árbitro Andrés Cunha recurrió al VAR para sancionar penal tras un tiro de Scocco que dio en la mano de Bressan. Pity Martínez puso con gran personalidad el 2-1 ante Gremio. Triunfo histórico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?