La última carta de River: apeló en Conmebol la sanción a Marcelo Gallardo y dónde verá el partido el DT

Gallardo verá el partido junto a Francescoli, en el Monumental
Gallardo verá el partido junto a Francescoli, en el Monumental
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
9 de noviembre de 2018  • 11:20

Resta un día para el inicio de la serie entre Boca y River por la final de la Copa Libertadores y una de las grandes incógnitas es saber qué hará Marcelo Gallardo, sancionado por la Conmebol y con la prohibición de poder ingresar a la Bombonera. Mientras en Núñez esperan buenas noticias desde Luque, Paraguay, el cuerpo técnico ya comienza a definir la situación.

River ayer envío su apelación al ente rector del fútbol sudamericano tras recibir los argumentos formales de la sanción a Gallardo, quien no podrá ingresar al estadio en el partido de ida, no podrá dirigir por los próximos cuatro juegos en eventos de Conmebol (es decir se perderá ambas finales) y deberá pagar 50 mil dólares de multa. Todo se debe al incumplimiento de la primera sanción que recibió el Muñeco en la serie ante Gremio: fue suspendido por un partido después de que su equipo saliera tarde al segundo tiempo en la ida, pero en Brasil quebrantó el reglamento al bajar al vestuario en el entretiempo y comunicarse durante el juego con sus colaboradores a través de un handy.

Desde el club de Núñez, en la apelación, apuntaron que no permitir el ingreso del técnico millonario al estadio es una medida extrema y que no está sustentada en ningún fallo semejante previo. Así, consideran que el castigo es exagerado y esperan una reducción del mismo, aunque al día de hoy parece poco probable que la Conmebol cambie de parecer, a tan solo horas del inicio de la final.

A la espera de la resolución que llegue desde Paraguay, Gallardo ya empieza a delinear qué hará si finalmente no puede estar en La Boca. El cronograma de la delegación marca que desde Cardales irán al Monumental a almorzar y vivir con los hinchas el banderazo que está preparando la Subcomisión del Hincha. De allí, el micro saldrá hacia la Bombonera y regresará al estadio de Núñez tras la final.

Así, tras el almuerzo, cuando su equipo parta hacia La Boca, lo más probable es que el Muñeco se quede en el Monumental y vea el partido en su oficina con el manager Enzo Francescoli, aunque aún no está confirmado. Eso sí, a priori, será lejos del lugar de los hechos y recién se reencontrará con sus dirigidos tras el primer clásico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?