Suscriptor digital
srcset

Vacaciones

5 parques acuáticos de Brasil para darse un buen chapuzón

Pierre Dumas
(0)
11 de noviembre de 2018  

1. Wet'n Wild: Franquicia en San Pablo

Por más que San Pablo sea la capital económica de Brasil, siempre hay tiempo para un poco de relax a la brasileña: a solo 40 minutos de la ciudad, más cerca aún del aeropuerto de Campinas, se encuentra una franquicia de Wet'n Wild, parque acuático pionero en Orlando (donde cerró a fin de 2016, reemplazado por Volcano Bay).

Sobre 16 hectáreas, con lago natural y selva, tiene áreas y juegos para todas las edades: desde la Kid's Lagoon, de solo 45 centímetros de profundidad y minitoboganes ideales para los más chiquitos, hasta la Wave Lagoon, gran piscina de 2400 m2 con cinco tipos de olas que recrea la diversión de una playa.

El parque incluye un río lento de 300 metros de extensión, un área cubierta con techo retráctil para días de lluvia, otras piscinas con juegos para la familia y, por supuesto, las atracciones solo aptas para valientes: Crazy Drop, una pista de skate tipo half-pipe de 13 metros de altura para deslizarse en gomones dobles; Space Bowl, tobogán acuático con remolino; o el Water Bomb, tres toboganes cerrados que salen de una torre de siete metros de altura y llevan a toda velocidad hasta una pileta.

¿Lo más extremo? El Kamikaze, dos toboganes de casi 70º de inclinación donde la velocidad alcanza los 45 km/h.

La lista sigue con dos opciones de pago aparte: el circuito de arborismo Wet Adventure y Fun Lake, un lago donde practicar kayak.

Rodovia dos Bandeirantes km 72, Itupeva. Abre todo el año, conviene consultar en la web. Entrada: R$ 150 los adultos. En algunos juegos es preciso alquilar flotadores. Estacionamiento: R$ 50. Hay alojamiento en cabañas para seis personas cerca del lago. www.wetnwild.com.br

2. Beto Carrero World: Clásico de Santa Catarina

Es un favorito de los argentinos que eligen las playas del sur de Brasil. Beto Carrero fue actor y se hizo popular con un personaje de cowboy que lo llevó a trabajar al lado de Xuxa: de la pantalla pasó a una revista de historietas y de allí al que se considera el quinto parque temático más grande del mundo.

Aunque Beto Carrero falleció hace una década, el mundo que inauguró en 1991 está más vivo que nunca y sus 1400 hectáreas parecen una fuente de entretenimiento inagotable.

Uno de sus distintivos es la asociación con marcas conocidas para los chicos de todo el mundo gracias a su alianza con Universal y Dreamworks: como en el Hot Wheels Epic Show, un área temática desarrollada en conjunto con los famosos autitos, o el Madagascar Circus Road, inspirado en la película Madagascar 3.

Tiene un área de zoológico, con cientos de animales, además del parque de atracciones con varias áreas temáticas -de la Isla de los Piratas a la Tierra de la Fantasía- y los shows. Duelos medievales, el Lejano Oeste, los personajes de Kung-Fu Panda, una pista de karting enorme.

No es un parque de agua pero sí tiene juegos acuáticos, como los rápidos del Madagascar Crazy River y la emocionante montaña rusa Tchibum, con un salto principal desde 15 metros a 80 km/h.

Rua Inácio Francisco de Souza, 1597 Praia de Armação, Penha, Santa Catarina. El aeropuerto más cercano es el de Navegantes, a s8 kilómetros. Comprando la entrada anticipada por Internet, cuesta R$ 135 por día para los adultos. Abre todos los días en verano; por el resto del año, consultar la web. Central de ventas: (47) 3261-2222. www.betocarreroworld.com.br

3. Beach Park: Juegos épicos en Ceará

Con 7793 millones de litros de agua en juego, imposible quedar al margen de la diversión. Las atracciones de este parque puramente acuático del nordeste brasileño, que suele combinarse con la visita a Fortaleza, se organizan en tres niveles de atracciones: Familia, Moderadas, Radicales.

Entre las primeras están el Arca de Noé, con chorros de agua, una gran cascada y juegos infantiles; la enorme piscina con olas Maremoto; el tobogán Tchibum; el río lento Corriente Encantada y la Isla del Tesoro, que recrea una pileta con juegos de temática pirata. En el nivel intermedio hay tres juegos: la torre Atlantis, de 17 metros de altura, para deslizarse de a cuatro a la vez hasta alcanzar los 34 km/h; los toboganes de agua Hupa & Hopa y el complejo de siete toboganes abiertos y cerrados Ramubrinká.

Si por algo es famoso el Beach Park es por sus juegos extremos, especialmente el Insano, que tiene bien ganado el nombre: a pensarlo antes de subir los 14 pisos para no arrepentirse después. La vista desde arriba es espectacular, pero más aún lo es la caída a más de 100 km/h.

Si queda resto, Kalafrio es otro tobogán de casi 90º de inclinación que se baja en flotadores dobles; Arrepius propone cinco toboganes diferentes (pero todos con la adrenalina a mil) y Vaikuntudo deja adivinar, ya desde el nombre, que es el mayor tobogán de agua Tornado del mundo. Que nadie diga que no se le avisó.

Rua Porto das Dunas, 2734, Porto das Dunas, Aquiraz, Ceará. Las entradas para adultos valen R$ 220 y se ofrecen pases por tres días de R$ 295. Abre de 11 a 17. Se alquilan lockers a partir de R$ 25. Tel: +55 85 4012-3000. En la web se puede consultar el calendario de apertura. www.beachpark.com.br

4. Hot Park: Tibio, tibio, en Goiás

No es el más conocido entre los argentinos, pero a medida que aumenta la oferta de vuelos directos a Brasilia -que queda a dos horas- será inevitable que eso cambie: sobre todo porque el as en la manga del Hot Park es el agua tibia que surge naturalmente de las termas de la región y hace la diferencia con muchas otras propuestas de parques acuáticos.

Se trata de 18 manantiales que proporcionan 6,5 millones de litros de agua a 37,5° de temperatura promedio. Toboganes simples y dobles para competir y ver quién llega más rápido, áreas temáticas "de miedo", una gran pista para deslizarse sobre flotadores, una escuela de surf, un club para los más chiquitos, un área de playa, un río lento, una megatirolesa y hasta un bautismo subacuático: aquí es posible también sumergirse en las aguas naturalmente tibias y cristalinas, sin ningún tipo de producto químico, de un gran lago que alcanza los cinco metros de profundidad.

No hace falta tener ningún conocimiento para lanzarse a la aventura: a todos los visitantes se les da entrenamiento previo y van acompañados por instructores, para descubrir no solo los peces de la región sino curiosidades como una réplica del Cristo Redentor.

Fazenda Água Quente, Zona Rural, Rio Quente, Goiás. La entrada diaria para los adultos (anticipada) cuesta R$110 (R$ 150 en boletería). Abre todo el año y siempre con buen clima, aunque las lluvias son más frecuentes durante nuestro verano. Tel. +55 64 3453-3091. www.rioquente.com.br

5. Acquamania : El parque de Foz do Iguaçu

No se puede negar: no hay mayor parque acuático natural que las Cataratas del Iguazú. Pero cuando se trata de tirarse al agua. Acquamania es una de las mejores opciones para quienes visitan la región en torno a las imponentes caídas del río Iguazú.

El parque abarca siete toboganes que van de los seis a los 22 metros y siete piscinas, con graduaciones de adrenalina para todos: desde las atracciones tranquilas para hacer relax en el agua hasta las más arriesgadas por altura y velocidad.

Acquamania Foz ya abrió para la temporada de verano y cuenta con todos los servicios para los turistas, desde lockers a puestos de comida rápida para reponer calorías y seguir jugando.

Aunque sea relativamente pequeño en comparación con otros parques de Brasil (por lo cual es recomendable para familias con niños pequeños), para los visitantes argentinos es ideal por su cercanía con las Cataratas.

Avenida das Cataratas, Km 12, 7120, Vila Yolanda, Foz do Iguaçu. Abre de 10 a 18.30. Tel: +55 45 3529-8272.. Entrada los fines de semana y feriados: R$ 110, para los adultos; la entrada está incluida para quien se aloja en el contiguo Resort Vivaz. www.acquamaniafoz.com.br

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?