Suscriptor digital

¿Cuál es la zona olvidada de la ciudad que resurgirá?

El sector delimitado por las avenidas Dorrego, Crámer, Álvarez Thomas y la calle Matienzo inició hace unos años una etapa de transformación que se aceleró en el último tiempo; los cambios y qué se construirá
El sector delimitado por las avenidas Dorrego, Crámer, Álvarez Thomas y la calle Matienzo inició hace unos años una etapa de transformación que se aceleró en el último tiempo; los cambios y qué se construirá Crédito: Patricio Pidal / AFV
(0)
10 de noviembre de 2018  

Los proyectos en la franja de la ciudad conocida como "el nuevo Colegiales" están por cambiarle la fisonomía y la vida social a una zona que, pese a estar ubicada en la intersección de dos barrios consolidados , había quedado postergada. El sector delimitado por las avenidas Dorrego, Cramer, Álvarez Thomas y la calle Matienzo inició hace unos años una etapa de transformación que se aceleró en el último tiempo. A partir de inversión pública y privada, estas manzanas prometen ser un punto de unión entre Palermo Hollywood y Colegiales. Un área de la ciudad que estuvo durante muchos años relegada.

Una de las noticias que prueba el impulso, es que recientemente el Gobierno de la Ciudad lanzó un plan de transformación para esas manzanas al mismo tiempo que dio vía libre a la subasta del predio ferial de El Dorrego, que durante muchos años fue polo de eventos culturales. El dinero recaudado se destinará a la construcción de dos plazas y a la puesta en valor del entorno de Colegiales. Un dato clave es que de acuerdo a las disposiciones del Código de Planeamiento, el 65 por ciento de la superficie de El Dorrego deberá destinarse a espacios verdes, mientras que el 35 por ciento restante, unos 27.000 metros cuadrados, se levantará un complejo de viviendas, oficinas y comercios. El comprador tendría la obligación de construir un estacionamiento subterráneo para 200 vehículos. El plan prevé renovar por completo este sector del barrio formado por grandes manzanas con cuadras enteras enrejadas o con paredones que aumentaban la inseguridad y la hacían una zona de poco movimiento peatonal. El plan contempla casi una manzana y media destinada al verde a partir de la creación de la plaza Clemente que se ubicará entre Dorrego, Conde, Concepción Arenal y la calle Enrique Martínez y se sumarán otros 7280 metros cuadrados de verde permitiéndose la conexión directa con la Plaza Mafalda de 9510 metros cuadrados generando un corredor de vegetación y espacio de esparcimiento de más más de una hectárea y media. Además, a 120 metros de la plaza Clemente se creará el Parque Audiovisual, otro espacio de 6750 metros cuadrados ubicado entre los corredores Dorrego, Zapiola, Concepción Arenal y Freire, en el 65 por ciento del terreno que hoy ocupa el predio ferial El Dorrego. El total de estas obras darán unos 14.030 metros cuadrados de nuevos espacios verdes destinados al público, alcanzando un total de 33.137 metros cuadrados en el barrio.

En el 35 por ciento del terreno del predio ferial El Dorrego se edificará el Centro Metropolitano Audiovisual (CMD) proyectado como un punto de encuentro para empresas de esa industria y un polo laboral, pensado para impulsar al sector audiovisual y estimular la inserción de pymes del rubro en el mercado local e internacional. Para tal fin se levantará un edificio de 5000 metros cuadrados; la previsión del gobierno porteño es que este proyecto impacte positivamente a nivel seguridad y desarrollo comercial de esa zona.

Pero el barrio, también es blanco de inversores de empresas privadas que con desarrollos importantes están dando un aire de modernización y renovación al lugar. Uno de los platos fuertes es el emprendimiento del Grupo Avalón. Se trata de Concepción, el proyecto ubicado sobre Concepción Arenal entre Zapiola y Conesa que ocupa una manzana entera de 12.700 metros cuadrados. Los desarrolladores comenzaron a negociar la compra de la tierra a principio de 2014 y la terminaron comprando en 2016.

Un barrio que combina lo moderno con lo clásico
Un barrio que combina lo moderno con lo clásico Crédito: Patricio Pidal / AFV

El emprendimiento de unos 82.000 metros cuadrados totales de viviendas, oficinas y locales comerciales se definió bajo el concepto de que se trata de un proyecto en donde las personas puedan desarrollarse en todos los aspectos de su vida. "Esto explica los 10.000 metros cuadrados de amenities", afirma Martín Pires, uno de los socios que junto a Tamara Goldfarb, Cristián Méndez y Gabriel Lubelski desarrollan el proyecto de US$130 millones de inversión. Sus unidades se lanzaron a la venta bajo la modalidad friends & family en alrededor de US$3500 el metro cuadrado. "Es un edificio donde podés vivir y también desarrollar tus actividades cotidianas: desde vivir y trabajar en los espacios de coworking hasta hacer deporte en la pista de atletismo que va a estar en el sexto piso, nadar en las piletas o hacer yoga o tocar un instrumento en la sala de ensayo", relata Pines. " Es como una mini ciudad. La gente lo busca por el concepto", agrega Goldfarb. Pese a ser un barrio en el que abunda el verde, los espacios parquizados con especies autóctonas abundarán: sumarán más de 6700 metros cuadrados, distribuidos en planta baja y el sexto piso. El sexto piso incluirá además de la pista de atletismo que da la vuelta manzana, una piscina cubierta climatizada, gimnasio, spa y sauna, un mirador, salón de yoga, cine bajo las estrellas y una plaza con juegos escandinavos para niños. La propuesta suma salón de eventos, sala de lectura, microcine, sala de niños, espacio para adolescentes, restaurante, salones parrilleros para reuniones informales, entre muchos otros servicios. La obra estará completa para diciembre de 2021 pero en una primera etapa se entregarán oficinas y locales, aproximadamente en un año y medio. "Es una zona que está postergada desde hace unos 50 años", dice Goldfarb. Para lograr una integración al barrio, el proyecto tendrá espacios abiertos a la comunidad de manera que se integre al barrio. Por ejemplo, una ochava de 20 metros de vereda que genera un espacio común importante para el barrio. "Intentamos respetar a los vecinos y sumar al barrio seguridad, espacios públicos, vegetación. Es un proyecto que va terminar de consolidar a la zona", agrega Pines. "Este proyecto y el avance de otros que hay en el barrio, van a poner en valor estas manzanas", dice Goldfarb.

Otro de los que se suma a la movida en el nuevo Colegiales es el emprendimiento La Vecindad Plaza Mafalda, en pleno proceso de entrega y que ya fue vendido en su totalidad. Esta obra ubicada en la calle Enrique Martínez al 200, enfrente de la Plaza Mafalda, tiene unos 2000 metros cuadrados, y 60 metros de frente. Se trata de un edificio de 12 unidades de 80 a 250 metros cuadrados, todas con jardín, patio y parrilla. Es un proyecto del estudio Adamo-Faiden que busca sumar espacios de vivienda bajo el concepto "casa". "No son edificios con servicios porque por las características propias del barrio tranquilo y con verde, los compradores buscan productos que tengan la habitabilidad de una casa, seguros y sin altas expensas, razón por la que se agrupan en pequeños complejos", relata Diego Silberberg, fundador de la desarrolladora, Compañía de Inversión y Desarrollo, a cargo del proyecto en el que una unidad de dos dormitorios, de 80 metros cubiertos y otros 30 descubiertos se alquila a $40.000 mensuales. "Colegiales es un barrio que tiene una escala peatonal, la gente sale mucho a caminar y a hacer las compras. Además, hay locales gastronómicos. La idea es salir a vivir el barrio, por eso no sumamos amenities", aclara Silberberg. En cuanto a la obra, se cuidó la arquitectura, la luminosidad y la espacialidad, "no son unidades estandarizadas, cada una tiene su particularidad", agrega. Los departamentos tienen entre tres y cuatro dormitorios y el valor del metro cuadrado es de US$3800. "El barrio se va a valorizar porque se renovará sin modificar su esencia ya que tanto el código actual como el nuevo código no transformará la zona en algo que no es", señala el empresario que avanza en la construcción de un emprendimiento similar a pocas cuadras. Se trata de La Vecindad Santos Dumont de $150 millones de inversión. Tiene 20 unidades que se están ofreciendo a US$2800/3000 por metro cuadrado con tickets que parten desde los US$160.000. El desarrollador es un convencido de que el levantamiento de las vías del ferrocarril San Martín mejorará la integración de la zona con el barrio de Palermo. "Generará mayor fluidez", afirma. Otra buena noticia que genera expectativas positivas respecto al futuro del barrio es que se prevé el traslado del predio del Ceamse. Las dos manzanas comprendidas entre Matienzo, Crámer, Concepción Arenal y Conesa albergaron desde principios de los 80 al cinturón ecológico en plena ciudad, pero existe la presión de los vecinos para que sea removido por la alta contaminación ambiental que trae al barrio -desde olores nauseabundos, ratas, desechos y líquidos en las calles-. Además está ubicado frente de viviendas, colegios y universidades. "No hay dudas, que es uno de los barrios de la ciudad que más movimiento tiene. No creo que haya otro al que le estén pasando tantas cosas como en esta zona", finaliza Goldfarb.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?