Suscriptor digital

Razones para la cautela: los inversores ya observan que en 2019 seguirá la volatilidad

Tanto en lo externo como en lo interno, se jugarán variables que pueden afectar los rendimientos, como la tensión comercial en los Estados Unidos y la fuerte recesión local
Sabrina Corujo
(0)
11 de noviembre de 2018  

La ida y vuelta de los mercados financieros en las últimas semanas generó al menos dos acciones simultáneas. Por un lado, aceleró para algunas posiciones el cierre del año, y por el otro, obligó a muchos inversores a comenzar a pensar en un 2019 que se mantendrá volátil y, por momentos, complejo. Rebalancear carteras, en consecuencia, fue así una recomendación de base que no discriminó origen (léase, entre lo externo y lo local).

De hecho, si se busca "jugar" a encontrar diferencias entre la misma época de 2017 y hoy, una no menor es que hace un año los inversores muy "dulces" por las ganancias acumuladas no adelantaban un 2018 como el ahora vivido. Por ende, fueron sorprendidos no gratamente. Ahora arrancarán "heridos", pero mucho mejor preparados en sus carteras. En otras palabras, las probabilidades de sorpresas positivas son altas.

El comienzo de 2019 arrastrará gran parte de los ruidos que se observaron este año en lo externo; entre ellos, la incertidumbre sobre la política de la Reserva Federal (Fed) y su camino de ajuste, el tema comercial y las dudas sobre la desaceleración en la actividad. Las ganancias corporativas y su confrontación con las valuaciones de mercado estarán, en este escenario, a la orden del día -en especial, cuando está claro que el ciclo actual está maduro-. Ni hablar si se suma algún otro evento (económico o político) de zonas sensibles, como Europa o Asia. La recomendación es apuntar a estrategias de stock picking (en las que, básicamente, la selectividad "paga").

En lo local, el "verano" ya de por sí luce intenso. Se entiende que en lo que resta de este año y en el primer trimestre del próximo habrá que resistir a una fuerte recesión en lo económico, mientras se "jugará" gran parte del partido que determinará el éxito o el fracaso del esquema monetario y cambiario implementado desde octubre.

Este partido se medirá, básicamente, en el comportamiento del tipo de cambio, la inflación y las tasas de interés. Hoy, en esas tres variables aparecen ciertas señales positivas. La volatilidad del billete cayó (es menor a 25% a 30 días, contra niveles superiores al 60% que hubo entre septiembre y principios de octubre) y el tipo de cambio se mantiene en la parte inferior de la banda cambiaria.

El billete -tomando como referencia el dólar mayorista BCRA3500- cerró el viernes en $35,48, con una brecha respecto del piso de no intervención mínimo (de solo 0,19%). Lo que dispara todo tipo de análisis sobre qué debería hacer el Banco Central si el tipo de cambio cruza el nivel de $35,402. Lo que se decida (sea intervenir o no) será, sin dudas, una señal para los inversores.

Liquidez y tranquilidad en el tipo de cambio permiten bajar las tasas de interés. Las tasas de las Leliq cerraron así la semana en un promedio de 66,65%, contra niveles de 68,5% anual en el que terminaron la anterior. Mientras que, si nos referirnos a los precios, los primeros días del mes de noviembre también parecen estar positivamente apuntando a una desaceleración importante del ritmo de suba.

Ahora bien, ligado a estos puntos, no hay dudas de que se deberá leer desde el mercado el marco político de cara a las PASO en agosto y las nacionales en octubre. Las encuestas de imagen, probables candidatos y escenarios de probabilidades serán parte de los análisis, junto con las variables financieras y económicas. La matriz cambiará, no hay dudas, dependiendo de cómo se arme (o se desarme, en su defecto) el escenario político, y su resultado. El Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras tanto, vendrá a auditar y decidirá si "libera" los fondos para cerrar el programa financiero sin necesidad de que se recurra al mercado.

La evolución del Credit Default Swap -como medida de riesgo- podría mostrar cierta sensibilidad, pero presentando una tendencia gradual a la baja, si la Argentina logra ser exitosa en la salida de la crisis.

Actualmente, la curva de los Credit Default Swap (CDS) refleja niveles de default implícitos de entre 6% a cerca del 60% para diferentes plazos, cuando a principios de año no superaban en ninguna parte el 43%. No hay dudas de que el "blindaje" del acuerdo con el FMI es lo que permitió la fuerte caída en la probabilidad implícita en un plazo menor a los 2 años -es decir, de corto plazo-. No obstante, para que el CDS (en niveles de 575 puntos aún) acelere su caída, deberá "correr más agua bajo el puente". Las señales políticas serán relevantes para todos los activos de riesgo local.

En parte, lo mismo se puede esperar para las acciones. No solo se seguirá expuesto a la volatilidad externa, sino que las expectativas propias también "jugarán" fuerte sobre el comportamiento de los próximos meses. Los resultados y el impacto de la recesión, la incertidumbre política y la macro impactarán sobre las cotizaciones. Es por eso que se mantiene, en este marco, cierta cautela de corto plazo.

Las cifras a tener en cuenta

Son diversas las variables que deberá ver el inversor

  • $35,40 - Base: Es el piso de la banda de la zona de no intervención para este lunes; hay incertidumbre respecto de lo que hará el Banco Central
  • 4,75%: Es la tasa mínima que asegurará el Tesoro para la Lete a 175 días en dólares que será colocada en esta semana entrante
  • 51,4%: Es la tasa nominal anual de Letras del Tesoro en pesos con vencimiento en abril de 2019, que se registró en el mercado secundario

www.portfoliopersonal.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?