Suscriptor digital

Esteban Fuertes asumió en Colón en lugar de Eduardo Domínguez, que se despidió con una carta

Crédito: Prensa Colón
José E. Bordón
(0)
12 de noviembre de 2018  • 19:50

SANTA FE.- Esteban "Bichi" Fuertes (45 años) asumió esta tarde como entrenador interino de Colón. Sucede en el cargo a Eduardo Domínguez, quien anoche comunicó a los directivos la decisión de renunciar al cargo que asumió hace dos años y que hoy mandó una carta que fue publicada por las redes sociales sabaleras. Fuertes, según se aclaró, dirigirá los tres cotejos pendientes por la Superliga de este año y los dos encuentro por la Copa Santa Fe, cuya primera final, frente a Unión de Sunchales, se jugará este miércoles en esa ciudad del interior santafecino.

Fuertes, como entrenador, dirigió a Huracán Las Heras, de Mendoza, en el Federal A y a Fernández Vial de Chile sólo tres cotejos. Los propios dirigentes sabaleros admitieron esta tarde que el primer nombre que aparece en carpeta es el de Pablo Lavallén, quien actualmente se encuentra sin club y como antecedentes registra muy buenos pasos por Atlético Tucumán y San Martín de San Juan. Su último trabajo fue en Belgrano de Córdoba.

La alternativa es Martín Palermo, quien ya estuvo en el radar de los directivos cuando en los últimos días de 2017 parecía que Domínguez se alejaría de Colón. Viene de trabajar en Unión Española de Chile y en nuestro país dirigió a Godoy Cruz y Arsenal de Sarandí.

LA CARTA DE DOMINGUEZ

EL BALANCE DE DOMINGUEZ

Domínguez estuvo al frente de Colón en 122 partidos. De ellos, el equipo ganó en 47 oportunidades, mientras que empató en 44 y perdió en 31. La salida de Domínguez comenzó a generarse después del cotejo que perdió con Huracán, de visitante, por 3 a 2, tras ir ganando 2 a 0.

Tras el 'tercer gol de Huracán, el técnico sabalero se desubicó (la imagen de la TV fue muy clara) y trató de "cagones" a los jugadores quienes, no obstante, al final del partido salieron a respaldarlo.

Los dos siguientes encuentros mostraron un equipo que no podía sostener los resultados en los segundos tiempos, como ocurrió con Rosario Central (1 a 1) y el sábado pasado con Estudiantes (1 a 1). Tras este último empate, el entrenador no ofreció la habitual conferencia de prensa y apenas finalizado el cotejo abandonó el estadio. Durante la semana, Domínguez había admitido algunos cortocircuitos con la dirigencia, a tal punto que sostuvo en declaraciones radiales que "Si no va, no va", dejando abierta la puerta a una eventual salida, como finalmente ocurrió.

De la mano de Domínguez Colón jugó este año la Copa Sudamericana, quedando eliminado en octavos de final por el Juniors de Barranquilla. No obstante, ya está clasificado para la edición 2019 de ese certamen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?