Suscriptor digital

El mal que deberá corregir River para la final: los goles en contra que sufrió de pelota parada en el semestre

El cabezazo de Benedetto que terminó con el segundo gol de Boca; el sexto por esa vía que le hicieron a River en el semestre
El cabezazo de Benedetto que terminó con el segundo gol de Boca; el sexto por esa vía que le hicieron a River en el semestre Fuente: AP
(0)
13 de noviembre de 2018  • 08:47

La pelota parada en contra es uno de los principales males que River sufre en este semestre. Darío Benedetto desnudó esa falencia millonaria, una vez más, cuando marcó el segundo gol de Boca en la primera final de Copa Libertadores el domingo pasado, en la Bombonera. Por eso Marcelo Gallardo y el plantel en general deberán trabajar doble para mejorar ese aspecto de cara a la revancha, el próximo 24 de noviembre, en el Monumental.

Es cierto que Boca tampoco se especializa en atacar el área rival con pelotas detenidas. Pero con poco, consiguió marcarle a Franco Armani por esa vía. Claro que para el xeneize, defender esas jugadas tampoco es fácil: River no sólo hizo uno de pelota parada (Izquierdoz en contra) sino que Martínez Quarta, principalmente, ganó varias veces en el área rival pero sin éxito.

Son seis los goles de pelota detenida que le anotaron al conjunto de Núñez en lo que va del semestre, pero dos de ellos se dieron en partidos tan determinantes, como la semifinal y final de la Copa Libertadores. Al ya mencionado de Benedetto, hay que sumar el de Míchel, de Gremio, en el partido de ida de semis en el Monumental.

1. Villa Dálmine, por Copa Argentina: Marcos Martinich

En el partido de los 16vos de final, River ganaba 3-0 y en el final, sufrió el descuento de Villa Dálmine de pelota parada. Un centro largo, que rebotó en la espalda de Leonardo Ponzio y por atrás, sin marca, ingresó el defensor Martinich. Así el equipo del ascenso conseguía marcarle a Franco Armani, quien no dio un paso adelante de la línea del arco.

2. San Lorenzo, Superliga: Nicolás Blandi y Armani sin récord

En el Nuevo Gasómetro, River y el Ciclón empataron 1-1. Nicolás Blandi hizo el tanto del equipo de Boedo, tras un córner. Cortó el invicto que Franco Armani tenía en el arco millonario, de 965 minutos de imbatibilidad. El centro llegó del mismo lado que el de Villa Dálmine y a Blandi, lo marcaba Borré. El colombiano perdió al delantero y el arquero millonario volvió a quedarse bajo los tres palos.

3. San Martín de San Juan, Superliga: Facundo Erpen y otro cabezazo

River goleaba a San Martín de San Juan, pero un nuevo descuido en una pelota sin movimiento complicó al equipo de Marcelo Gallardo. El centro se fue abriendo y cayó donde comienza el área chica. Erpen se quitó de encima la floja marca de Bruno Zuculini para marcar su gol en el Monumental. El local se impuso 4-1.

4. Colón, Superliga: otro de pelota parada y Marcelo Gallardo sin invicto

En Santa Fe, River dejó el invicto de 32 partidos ante Colón que se impuso 1-0 con un gol... de pelota parada. Esta vez fue una combinación de errores: un mal centro al primer palo que peinó Correa, fue desviado y apareció Gonzalo Bueno para darle el triunfo. Germán Lux atajó aquella noche ya que unos días después, se vendería Gremio en el Monumental.

5. Gremio, Copa Libertadores: Míchel y a sufrir en Porto Alegre

Como un calco del gol de Villa Dálmine y de San Lorenzo, Míchel conquistó el único gol en el Monumental para darle ventaja a Gremio en una serie que terminó dando vuelta River en Porto Alegre. Si bien Leonardo Ponzio y Rafael Santos Borré se pararon en el primer palo, el brasileño les ganó a todos en el salto, incluído a Exequiel Palacios, su marca, y a un Franco Armani que en la duda por salir a cortar quedó a mitad de camino.

6. Boca, Copa Libertadores: Bendedetto y toda la preocupación para lo que vendrá

El último gol que sufrió de pelota parada fue en la Bombonera, con el cabezazo de Darío Benedetto. Esta vez no fue de córner, como los cinco anteriores, sino un pelotazo frontal que Boca trabajó bien: separó a sus mejores cabeceadores de un lado y dejó a Bendedetto mano a mano con Borré, que casi ni atinó a marcar. Armani volvió a quedar bajo los tres palos y pese al esfuerzo, no alcanzó a detener el tiro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?