Suscriptor digital
srcset

La Barbie científica: la divulgadora que explica la ciencia en las redes

Leandro Africano
(0)
13 de noviembre de 2018  • 13:25

Agostina Mileo (31)

¿Quién es? Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental y doctoranda en Historia y Epistemología de la Ciencia.

¿Qué hizo? Integra el colectivo de mujeres Economía Femini(s)ta como divulgadora científica y es autora del libro Que la ciencia te acompañe, a luchar por tus derechos.

¿Cómo lo hizo? "La Barbie Científica es como un alter ego para pensar la ciencia para adultos desde un personaje", explica Agostina, quien fue unos años al Colegio Nacional de Buenos Aires, pero se marchó: "Era un clima muy hostil y cruel y terminé en otro colegio. Ya en esa época militaba en varias causas populares, pero mi carrera la definí cuando hice el posgrado en Comunicación Científica".

Para ese entonces había conseguido un trabajo de prensa en el área de Ciencia y Tecnología de una repartición municipal. Pensó que sería ideal, pero no: "Me pusieron a organizar eventos, como todas las mujeres que trabajaban ahí. Y me di cuenta de dos cosas: que en el mundo de la ciencia me iban a subestimar no solo por ser mujer, sino por haber elegido la divulgación como especialidad". Un día que Buenos Aires amaneció envuelta en una nube de gas y nadie se tomaba el trabajo de leer los informes técnicos, ella se lanzó en Facebook a explicarlo: ahí nació la Barbie Científica.

Agostina Mileo creó la Barbie Científica para comunicar ciencia en las redes con perspectiva de género.

01:58
Video

Las redes sociales le dieron la posibilidad de crear el personaje y el feminismo, las armas para ganarse su espacio. Además de seguir en su rol de divulgadora -al menos una vez por semana sube a las redes videos explicando cuestiones científicas-, sus investigaciones intentan poner en cuestión la manera de hacer ciencia. Mostrar, por ejemplo, que muchos datos científicos están basados en pruebas hechas solo con varones blancos heterosexuales: las mujeres, o las personas que no se identifican con el género asignado al nacer, pocas veces son incluidas en los estudios clínicos para la elaboración de fármacos. "La ciencia reproduce muchas veces los sesgos machistas y el feminismo tiene el rol de cuestionar e intervenir", apunta.

Un día que Buenos Aires amaneció envuelta en una nube de gas y nadie se tomaba el trabajo de leer los informes técnicos, ella se lanzó en Facebook a explicarlo: ahí nació la Barbie Científica.

Precisamente, una de las batallas centrales de Agostina tiene que ver con el rol de la mujer en la ciencia: "Accedimos a las carreras, pero no al prestigio científico. Se sigue pensando que una mujer que hace ciencia es una excepción, que de alguna manera está faltando o fallando en su naturaleza. Y eso también hay que corregirlo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?