Suscriptor digital

La devastación en la costa de los famosos: las llamas arrasan Malibú

La mansión de Miley Cyrus, totalmente destruida
La mansión de Miley Cyrus, totalmente destruida Crédito: DPA
Pablo Ximenez de Sandoval
(0)
13 de noviembre de 2018  • 21:12

MALIBÚ, California.- Cuando su vecina golpeó la puerta a las 2.30 de la madrugada del viernes, Luis Tena ya sabía para qué era. Antes de acostarse había leído un artículo periodístico sobre qué hacer si llegaba la orden de evacuar la casa. Documentación, una muda de ropa, la gata y su comida. Nada más. "Si te quedás pensando qué te llevás de valor, te podés quedar ahí". Tena salió de la casa en la que vive a orillas del espectacular Malibou Lake, un pequeño lago en las montañas de la costa de Los Ángeles . Se topó con un auto del sheriff, del que se escuchaba por el megáfono: "Tienen que evacuar".

Los voraces incendios forestales en California - Fuente: BBC

01:18
Video

En total, alrededor de 250.000 personas tuvieron que salir de casa con lo puesto entre el jueves y el viernes pasados en una de las zonas más privilegiadas de Estados Unidos: la costa montañosa del oeste de Los Ángeles, de la que Malibú es la ciudad más conocida. En el perímetro bajo evacuación obligatoria estaban Calabasas y Thousand Oaks, lugares donde viven Lady Gaga , Martin Sheen, Guillermo del Toro, Miley Cirus, Neil Young o Robin Thicke, algunos de los afectados directamente por el fuego, bautizado como Woolsey Fire, por la primera región incendiada.

El famoso actor escocés Gerard Butler tuiteó incluso una selfie con el fondo de su casa calcinada."Regresé a mi casa en Malibú después de evacuar. Un clima devastador a lo largo de California. Inspirado como siempre por el coraje, espíritu y sacrificio de los bomberos. Gracias Departamento de Bomberos de Los Ángeles. Si pueden financien a estos valientes hombres y mujeres", escribió Butler en su cuenta de Twitter.

El rapero Kanye West y su esposa, la celebrity Kim Kardashian , recurrieron a servicios de extinción de incendios privados para proteger su lujosa mansión en California de los incendios que azotan esa zona de Estados Unidos, informó el portal online TMZ.com.

Según el medio digital, el incendio avanzó durante el fin de semana al noroeste de Los Ángeles hacia la propiedad de la pareja en Hidden Hills. Un equipo de extinción trabajó sin pausa y excavó zanjas para frenar el avance del fuego.

La mansión de Kanye West y Kardashian
La mansión de Kanye West y Kardashian Crédito: TMZ.com

La mansión, valorada en 60 millones de dólares por la revista, se encuentra al final de una calle sin salida y limita con el campo. De incendiarse, se corría el riesgo de que se produjera un efecto dominó, señaló la publicación. Según TMZ.com, los vecinos agradecieron al matrimonio las medidas que adoptaron ante el incendio.

La casa del actor y presentador alemán Thomas Gottschalk, en ruinas
La casa del actor y presentador alemán Thomas Gottschalk, en ruinas Fuente: AP

El fuego se propagó tan deprisa entre el jueves y el viernes que se quemaron 20.000 hectáreas en las primeras 24 horas. El viento era brutal. Las chispas volaron por las montañas hasta la costa, donde fueron incendiando de forma caprichosa unas casas sí y otras no, a veces dentro de la misma calle. El lunes, mientras conducía por Kanan Road de norte a sur, una de las carreteras pintorescas que unen el interior con la costa de Malibú a través de las montañas, se podía ver que las casas en lo alto de las colinas eran las que más habían sufrido. La zona es un parque natural protegido. El 83% del parque se quemó, según datos de las autoridades.

Tena, un arquitecto español que trabaja en una empresa de construcción de Malibú, era uno de los miles de residentes a los que los equipos de emergencia no permiten aún volver a sus casas. El lunes por la tarde, varios vecinos expresaban su frustración con los agentes del sheriff, que no les permitían entrar en las montañas. Quieren volver para ver si lo han perdido todo. Tena estaba convencido de que la vivienda en la que vivía había desaparecido hasta que consiguió entrar el sábado. Su única fuente, como para todos los vecinos, eran pinceladas de información en Twitter. Pero el jefe de los bomberos del condado de Ventura, Mark Lorenzen, fue muy claro el domingo: "Quizá hace 10 o 20 años te podías quedar en casa durante un incendio y podías protegerla. Estamos en una 'nueva normalidad'. Las cosas ya no son como eran hace 10 años".

Los incendios en las montañas de Malibú
Los incendios en las montañas de Malibú Fuente: AP

Las condiciones de sequedad, acumulación de combustible y el viento, sobre todo un viento seco brutal que el lunes seguía soplando, hacen que nadie pueda volver a sus casas hasta que no esté apagada hasta la última brasa de su barrio.

Luis Tena iba conduciendo el lunes al atardecer por las calles alrededor de su urbanización y mostrando las casas de vecinos convertidas en cenizas. Por las colinas había mansiones de las que solo quedaba en pie la chimenea y coches derretidos. Los equipos de bomberos se esforzaban por reponer y asegurar los postes de la luz. Todo el barrio de Malibou Lake estaba a oscuras.

Los bomberos se concentraron en salvar vidas y asegurar en lo posible el perímetro. Apenas consiguieron lo primero. El viernes fueron hallados dos cadáveres dentro de un auto calcinado en una carretera. Dos muertos en un incendio que en tres días quemó 37.000 hectáreas, en las que hay unas 57.000 construcciones amenazadas y viven unas 250.000 personas. Los datos de esta mañana revelan 435 estructuras dañadas. Es una cifra provisional porque los bomberos solo han podido reconocer un 18% del área quemada.

En cuanto a la contención, el sábado pasado el viento dio un respiro que permitió rociar con retardante amplias zonas del perímetro. El fuego estaba controlado en un 30% el lunes, pero los vientos habían vuelto con fuerza. Al mediodía del lunes había 26 grados y una sequedad que irritaba los ojos. La previsión es que siga así hasta el miércoles. Todo puede volver a arder en cualquier momento.

Diario El País

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?