Suscriptor digital

El hijo de Christopher Reeve recordó a su padre y habló sobre los duros momentos que vivió

El hijo mayor del actor que encarnó a Superman en 1978 contó cómo enfrentó su padre su parálisis
El hijo mayor del actor que encarnó a Superman en 1978 contó cómo enfrentó su padre su parálisis
(0)
14 de noviembre de 2018  • 11:07

Christopher Reeve siempre será recordado como el primer Superman, ese noble y bien intencionado superhéroe que interpretó. El actor tuvo la desdicha en 1995 de caerse de un caballo y lesionarse la médula espinal de tal manera que quedó cuadripléjico y con respiración asistida. En su persona se mezclaron la ficción y la realidad porque Reeve supo tener fortaleza y bondad -así como su personaje- no sólo para sobrellevar lo que le estaba pasando sino también para intentar ayudar a otros que vivían momentos difíciles como él. Y así lo recordó su hijo Matthew en una entrevista con el Daily Mail.

"Por aquel entonces no se pensaba que una cura para la lesión de la columna vertebral fuera una posibilidad, pero mi padre tenía una gran esperanza y trabajó incansablemente para recaudar fondos para la investigación", contó el joven de 38 años sobre su padre, quien tras sufrir a los 42 años ese accidente creó la Christopher & Dana Reeve Foundation para ayudar a quienes sufrían lesiones en la médula espinal.

Matthew (izquierda) y Will (derecha) colaboran con la fundación que creó su padre para investigar y ayudar a pacientes con lesiones en la médula espinal
Matthew (izquierda) y Will (derecha) colaboran con la fundación que creó su padre para investigar y ayudar a pacientes con lesiones en la médula espinal

"Mi padre tuvo un breve momento de depresión porque era un hombre muy activo. Sin embargo, optó por aceptar lo que había sucedido, enfrentarse a todo y ayudar con las investigaciones contra la parálisis, ya que era un personaje público y podía alzar su voz", explicó su hijo, quien hoy es director y productor.

Matthew es el mayor de tres hermanos y junto con su hermana Alexandra, de 34, es fruto del primer matrimonio de Reeve con Gae Exton. A ellos le sigue Will, de 26 años, hijo del actor y Dana Charles Morisini, la mujer con la que se casó en segundas nupcias y que lo acompañó hasta el fin de sus días.

Según Matthew, quien realizó dos documentales sobre la lucha y la dedicación de su padre para superar su condición, el actor nunca perdió las ganas de vivir: "El quería seguir allí como esposo y padre. Mi hermano menor, Will, tenía tres años en el momento del accidente y papá le enseñó a andar en bicicleta con solo darle instrucciones".

Incluso, dijo que su padre se sobrepuso a las duras palabras de los médicos que le informaron que quedaría cuadripléjcio: "Le dijeron que ahí estaba la silla de ruedas y que se acostumbre a ella porque jamás recuperaría la movilidad de su cuerpo. Nadie que tiene una lesión en la médula debería ser informado de esa manera (...) Por eso mi padre en un momento dijo: ´Bueno, ¡encontremos la cura!´".

El hijo mayor de Reeve, quien hoy vive en Estocolmo con su mujer y sus dos hijas, sigue trabajando con la fundación de su padre a la par de sus hermanos. "No puedo dejar de emocionarme cada vez que vemos a uno de nuestros pacientes que vuelve a caminar (...) Creo que es solo una cuestión de años antes de que las terapias innovadoras basadas en tecnología, como la estimulación epidural, se conviertan en una práctica habitual en el tratamiento y la recuperación de las lesiones de la médula espinal, y que los pacientes como mi padre vuelvan a caminar ", dijo sobre el legado del actor.

En 1999, Christopher Reeve junto a su hija Alexandra y su mujer Dana
En 1999, Christopher Reeve junto a su hija Alexandra y su mujer Dana Fuente: Archivo

Si bien siguió su carrera tras interpretar a Superman y obtuvo roles en cine y televisión e incluso en Broadway, el superhéroe fue el punto más alto de su trayectoria. Tras el accidente protagonizó el film La ventana indiscreta (1998) y dirigió dos películas: In the Gloaming (1997) con Glenn Close, y The Brooke Ellison Story (2004) sobre una joven cuadripléjica. Además, participó en dos series, The Practice y Smallville (2004), en la que hizo de un doctor en dos episodios.

En octubre 2004 fue internado por problemas respiratorios y murió tras un paro cardíaco. Tenía 52 años. Dana, su mujer, falleció dos años después de cáncer de pulmón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?