Suscriptor digital

De aquella expulsión a ser un nuevo "europeo": Mariano Galarza, otra vez en los Pumas regresa tres años después

Mariano Galarza, durante el Mundial 2015
Mariano Galarza, durante el Mundial 2015 Fuente: Archivo
Tomás Bence
(0)
15 de noviembre de 2018  • 07:22

"Hizo contacto ocular con un rival". Esa fue la explicación que dio la World Rugby después del partido que los Pumas jugaron ante los All Blacks, en el Mundial 2015. Mariano Galarza fue suspendido y no volvió a jugar en la Copa del Mundo, donde el equipo de Daniel Hourcade terminó en el cuarto lugar. Para el segunda línea fue un quiebre: no volvió a vestir la camiseta del seleccionado argentino luego de aquel 20 de septiembre, cuando cayeron 26-16.

La espina quedó clavada para Galarza. Sin embargo tendrá su revancha. Pese a jugar en el rugby europeo (lo hace en Burdeos de Francia) volvió a ser citado para los Pumas. Llega en reemplazo de Marcos Kremer, quien por problemas personales se perderá lo que resta de la gira argentina: Francia este sábado, Escocia el 24 y Barbarians, el 1 de diciembre.

"No quería que mi último partido en Los Pumas fuese aquel del Mundial 2015. Esto es algo que esperaba, tengo una nueva oportunidad", declaró Galarza apenas se enteró de la convocatoria. Es el quinto "europeo" en ser citado por Mario Ledesma desde que asumió como entrenador. Se suma a Juan Figallo, Ramiro Herrera (hoy lesionados), Facundo Bosch y Gastón Cortés.

Aquella suspensión en el Mundial lo marcó a fuego. Galarza tenía una disciplina intachable dentro del campo. Brodie Retallick, de los All Blacks, primero dijo que no se había tratado de una jugada con mala intención y luego sugirió lo contrario. El rugbier lloró desconsolado cuando se enteró de la decisión de la World Rugby: nueve semanas de suspensión, que le prohibían jugar un Mundial al que había llegado tras recuperase de una larga lesión. Había estado casi un año afuera del seleccionado entre la victoria ante los Wallabies en el Rugby Championship 2014 y el partido del Mundial 2015.

"Siempre pienso en Los Pumas, es un objetivo que tengo el de estar. Cuando Mario Ledesma dio la lista para esta gira en octubre, no aparecía. Por eso no me esperaba este llamado", reveló el segunda línea.

Galarza, en lo alto del line; ese fue el último partido del segunda línea con Los Pumas, el inaugural del Mundial 2015
Galarza, en lo alto del line; ese fue el último partido del segunda línea con Los Pumas, el inaugural del Mundial 2015 Fuente: Archivo

Ledesma y Galarza se conocen por vestir juntos la camiseta de los Pumas. El jugador formado en Universitario de La Plata debutó en 2010 ante Escocia y compartió nueve partidos con el hoy entrenador del seleccionado. Estuvieron juntos en el Mundial 2011 donde el surgido en Curupaytí jugó su útlimo test-match con la celeste y blanca, ante los All Blacks, en los cuartos de final de aquella Copa del Mundo.

Galarza, con 32 años, jugó 25 partidos con los Pumas, incluyendo dos Mundiales y dos Rugby Championship. En 16 fue titular y en nueve saltó desde el banco de suplentes a la cancha. La experiencia que adquirió en Europa será fundamental para el aporte al plantel argentino. Estuvo primero en Worcester y en 2014 llegó a Gloucester. Hoy está en Burdeos de Francia.

Wembley fue el último escenario que lo vio vestir la camiseta de los Pumas. Lille puede ser el que le renueve la esperanza al Flaco un viejo conocido que está otra vez en el rugby argentino.

Mariano Galarza, durante el Mundial 2015
Mariano Galarza, durante el Mundial 2015 Fuente: Archivo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?