Suscriptor digital

Barbosa, el otro "Diego Armando" de Dorados de Sinaloa: el defensor que le debe su nombre a Maradona

Diego Armando Barbosa, junto a Maradona
Diego Armando Barbosa, junto a Maradona Fuente: LA NACION - Crédito: DPA
(0)
14 de noviembre de 2018  • 14:32

(DPA).- No juega de enganche, ni siquiera es zurdo y para colmo es defensor. Pero Diego Armando Barbosa puede jactarse de ser "el otro Diego Armando" de Dorados de Sinaloa, club de la segunda división de México que tiene como entrenador.... a Diego Armando Maradona.

Barbosa, mexicano de 22 años, llegó al club esta temporada tras haber pasado por las inferiores del Atlas (primera división) y por el Mérida, en el ascenso mexicano. Sin embargo, en Dorados está cumpliendo uno de sus sueños, y el motivo por el que así se llama: compartir vestuario con el ex capitán de la selección argentina.

"En lo personal, su llegada era algo que no podía creer. Yo lo veía a Maradona muy lejos, uno no se imagina que de un día a otro va a estar entrenándote y en el banco de tu equipo. Te das cuenta hasta que por fin lo vives", declaró Barbosa a DPA. El nombre del joven lateral no es casualidad. "Me llamo así por Maradona. Nací en 1996, a mis papás ya les había tocado ver toda su carrera y les gusta el fútbol", señaló.

Diego Armando Barbosa, jugador de Dorados de Culiacán
Diego Armando Barbosa, jugador de Dorados de Culiacán Fuente: LA NACION - Crédito: DPA

"Para entonces, mis papás ya tenían dos hijos. Mis hermanos ya estaban en el ambiente del fútbol. El nombre Diego Armando les pareció bueno para mí, hasta mis hermanos dijeron que sí", añadió.

Desde que llegó al equipo en septiembre, Dorados consiguió de la mano de Maradona ganar seis partidos, empatar y perder uno. Asumió en la mitad del torneo y logró cambiarle la cara. Ahora están en los playoffs en busca del título y el ascenso.

Barbosa dio su parecer sobre Maradona: "Es muy humilde, se acerca mucho a nosotros, nos abraza, habla con dada uno, no te imaginas que después de todo lo que hizo en su carrera, de todo lo que ganó, sea tan buena persona", explicó.

"Se ve que disfruta cada entrenamiento, cada partido, al máximo", añadió. Maradona suele festejar efusivamente los goles de Dorados. Además, encontró una cábala: cada triunfo de su equipo es festejado con una cumbia que Maradona baila en medio del vestuario, al que suelen sumarse algunos jugadores mientras los demás aplauden.

Barbosa contó que en algunas prácticas sus compañeros lo burlaban cuando alguno se quitaba su marca con facilidad. "Cuando salgo jugando y me saco a uno o dos de encime, se ríen y me dicen que ya me estoy ganando el nombre", dijo. "No le dije a Maradona que mis nombres son por él...", reveló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?