Suscriptor digital

Blaxploitation y cine

(0)
15 de noviembre de 2018  

La representación de la comunidad afroamericana en Hollywood estuvo sesgada por el tipo de producciones: recién en la década del 70 tuvo un subgénero originado en cineastas negros, conocido como blaxploitation. Una serie de películas que comparten ciertos arquetipos que se pueden interpretar como la venganza simbólica contra el hombre blanco.Policiales como Shaft (1971) o Cleopatra Jones (1973) tomaban las enseñanzas de Contacto en Francia para extrapolarlas a otra realidad social. La máxima estrella de ese período fue Pam Grier (luego homenajeada en Jackie Brown), como la mujer dura, inteligente, sensual y valiente. A diferencia de películas de denuncia, los protagonistas no son víctimas, sino héroes, y los relatos se sirven del cine de género. Ron Stallworth en su versión cinematográfica, con su afro y su marcado "acento de hombre blanco", se ubica entre estos íconos de la comunidad negra.

Incluso el título El infiltrado del KKKlan es un juego de palabras que rememora cintas de culto como Sweet Sweetback's Badasssss Song (1971), de Melvin Van Peebles. Hasta James Bond tuvo su película blaxploitation con Vivir y dejar morir (1973), con una gran salvedad: Roger Moore era blanco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?