Suscriptor digital

La hora del impulso al futuro: la selección femenina ya piensa en Francia 2019

Cámara encabeza el festejo en la noche panameña, delante de Otazú, Oviedo y Bonsegundo, que marcó el gol
Cámara encabeza el festejo en la noche panameña, delante de Otazú, Oviedo y Bonsegundo, que marcó el gol Fuente: AFP
Carlos Delfino
(0)
14 de noviembre de 2018  • 23:59

Un martes 13, el seleccionado femenino argentino de fútbol se embarcó al Mundial de Francia 2019 , pero las jugadoras y el cuerpo técnico están en las antípodas de las supersticiones. Para el grupo fue un día inolvidable, el del grito de visibilidad transformado en sueño cumplido. Con el colchón de la goleada por 4-0, el jueves pasado, en la cancha de Arsenal, el empate 1-1 en su visita a Panamá por el partido de vuelta del repechaje selló la clasificación a una Copa del Mundo de mayores, a la que regresarán tras 12 años para participar por tercera vez, luego de un sinfín de obstáculos.

Sonaba a utopía cuando estuvieron 774 días sin entrenador ni competencia internacional entre julio de 2015 y agosto de 2017. "Hubo que refundar. Esa es la palabra justa. No había quedado nada, especialmente en las categorías bajas, la Sub 17 y la Sub 20", sostiene Carlos Borrello, al que la AFA repatrió en el puesto de DT. Horas después de conseguir el objetivo, ya con las valijas armadas para ir al aeropuerto para emprender el regreso, es la voz de la mesura en su charla con la nacion, mientras a su alrededor continúa la algarabía que se desató al terminar el juego. Fue festejo en la cancha pasada la medianoche en nuestro país, incluso cuando las 15.000 personas ya casi habían abandonado por completo las tribunas panameñas; en el micro, en el que tiempo atrás dormían porque no tenían dónde hospedarse, y en el hotel, cantando y bailando abrazadas a banderas y con su capitana, la habilidosa mendocina Estefanía Banini, arengando con un micrófono. "Había mucha alegría y ganas, un deseo enorme de lograr esto", pone en contexto el entrenador.

No vi el partido (de la clasificación), pero sí todos sabíamos que jugaban y estábamos informados. Me pone muy contento por el fútbol argentino
Mauro Icardi, delantero de Inter

El triunfo días atrás las había puesto cara a cara con el objetivo, pero no querían adelantar los tiempos, salirse del eje. Sí, se sintieron que no se les escapaba anteanoche cuando, a los 19 minutos del segundo tiempo, llegó el golazo de la zurda Florencia Bonsegundo, la cordobesa que jugó de los 4 a los 15 años entre varones en Morteros, su ciudad natal, y comenzó 2018 trabajando en un local de ropa de UAI Urquiza, su último club en la Argentina antes de pasar a jugar en el Sporting de Huelva, en la máxima división española.

Con Borrello en el cargo, el seleccionado femenino ya fue a dos Mundiales, los de 2003 y 2007. En su ausencia todo se derrumbó. "Suele decirse que las segundas partes no son tan buenas como las primeras, por lo que volver fue un gran desafío en lo personal. Estuve desde 1998 a 2012 y en ese tiempo habíamos clasificado a juveniles y mayores", recuerda el DT. Todo un contraste con lo que se encontró al regresar y con lo que sugiere la espera del sorteo, que se hará el 7 de diciembre para conocer el grupo y los tres rivales que tendrá la selección.

La hora más feliz: la celebración del seleccionado tras el 1-1 en Panamá

00:22
Video

"Hubo que meterle mucho laburo. Hicimos una recorrida por el país para ver jugadoras y con qué cantidad contamos para empezar a trabajar en la calidad, porque tener a las mejores de la Argentina no fue algo que nos garantizara que se pudiera armar un equipo competitivo. Al grupo lo tuve en juveniles y con la Sub 20 estuvimos en Japón, pero el 95% de las chicas jamás fue a un Mundial de mayores", comenta. En números precisos, apenas la arquera rosarina Vanina Correa y la centrodelantera santafesina María Belén Potassa participaron de China 2007. Hoy tienen 35 y 29 años, respectivamente, y le aportan experiencia al equipo. "La clasificación nos va a dar un impulso para el futuro, los triunfos siempre ayudan", amplía este licenciado en administración de empresas que, a los 63 años, vive otra etapa al frente del conjunto nacional.

Un presente tan distinto al pasado inmediato. "El equipo se fue ensamblando en poco tiempo", acepta Borrello. En poco más de un año, las chicas pasaron de hacer un paro pidiendo por igualdad de recursos que los varones a meterse en la Copa del Mundo, que comenzará el 7 de junio, y en los Panamericanos de Lima 2019, desde el 26 de julio. La plataforma hacia allí fue la última Copa América de Chile, para la que se prepararon jugando amistosos ante las divisiones inferiores masculinas de algunos clubes. No había otra opción. El tercer puesto en ese torneo fue el que les dio el pasaporte a este repechaje y al certamen que se hará en Perú.

El festejo del seleccionado femenino tras conseguir el histórico pasaje al Mundial
El festejo del seleccionado femenino tras conseguir el histórico pasaje al Mundial Fuente: AFP - Crédito: Luis ACOSTA

"Ahora, el apoyo de la AFA está y esperamos que siga así para ir mejorando. Los prejuicios se han eliminado, este equipo va tomando volumen y ellas se hicieron escuchar en su momento, cuando pidieron por ropa, por viáticos, por premios", repasa Borrello, que luego de una semana de descanso volverá a enfocarse en la continuidad del proyecto. "En diciembre se van a convocar a juveniles y desde febrero vamos a evaluar todas las fechas FIFA que haya para aprovecharlas y llegar lo mejor posible a Francia con las mayores. Eso ya lo hablamos", agrega. Claudio Tapia, presidente de la entidad, estuvo en ambos partidos. Las futbolistas lo sintieron como otra señal de respaldo, otro mimo que necesitaban. "Quiero transmitirles mis felicitaciones a las jugadoras, al cuerpo técnico y a todos los que creyeron y que hicieron posible esta clasificación", señaló Tapia, entusiasmado, mientras compartía los festejos en el hall del hotel.

No nos olvidemos de cuando no las escuchaban, de cuando faltaba material, de cuando durmieron en micros... Todo el esfuerzo tiene su recompensa. Son ejemplo para todas las chicas que sueñan
Juan Pablo Sorín, ex futbolista

Estados Unidos 2003 y China 2007 fueron un calco: el seleccionado perdió los tres encuentros que jugó y solo hizo un gol. Ahora el reto es ganar un partido en un Mundial, afianzar un proyecto, poner bases más sólidas que un resultado. Borrello tiene el ideal de que las escuelas del país funcionen como divisiones inferiores y el fútbol femenino sea semi-profesional. La vara, por lo pronto, con esfuerzo y convicción, ya la han puesto más alta.

Los nombres de la la clasificación

Vanina Correa (Social Lux), Agustina Barroso (Madrid, España), Eliana Stabile (Huila, Colombia), Adriana Sachs (UAI Urquiza), Vanesa Santana (Escuelas de Logroño, España), Aldana Cometti (Huila, Colombia), Amancay Urbani (Alavés, España), Ruth Bravo (Tacón, España), Belén Potassa (UAI Urquiza), Estafanía Banini (Levante, España), Florencia Bonsegundo (Sporting de Huelva, España), Laurina Oliveros (UAI Urquiza), Valentina Cámara (Belgrano), Miriam Mayorga (UAI Urquiza), Yael Oviedo (Granada, España), Yamila Rodríguez (Boca), Mariela Coronel (Granada, España), Milagros Otazú (UAI Urquiza), Mariana Larroquette (UAI Urquiza), Virginia Gómez (R. Central), Micaela Cabrera (Boca), Gabriela Garton (libre) y Milagros Menéndez (UAI Urquiza).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?