Suscriptor digital

La inflación de octubre fue 5,4% y acumuló casi 40% en el año

Francisco Jueguen
(0)
15 de noviembre de 2018  • 15:54

Octubre fue el mes que cerró la emergencia. Así lo entienden en el mercado -pero también en un prudente Banco Central, donde aún prefieren no expresarlo- y ahora llegó el turno de lidiar con las consecuencias macroeconómicas de la corrida cambiaria.

El mes pasado no dejó lugar a festejos. Por la suba del dólar en los meses previos, y de tarifas, la inflación fue de 5,4%, acumuló en el año 39,5% y en doce meses sumó 45,9%. Pese a que ya se observa una desaceleración, el año cerrará cerca del 45%, aunque los alimentos ya subieron 44% hasta octubre.

"Si bien la inflación de octubre fue alta, la caída de 1,1 puntos porcentuales en la inflación general y, especialmente, la caída de 3,1 puntos en la inflación núcleo son signos alentadores", dijeron fuentes cercanas al presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris. "Los datos de inflación de octubre evidencian que el reacomodamiento de precios luego de la depreciación continuó en ese mes. También dan cuenta de que la política monetaria opera con rezagos", agregaron en la entidad.

En el BCRA no quisieron dar una opinión sobre cómo se comportaron los precios en las primeras semanas de este mes (impactadas parcialmente por el Cyber Monday), pero ya el propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había comenzado a hablar de "desaceleración" de los precios a fines de octubre, mientras que los economistas privados consultados por la nacion confirmaron la tendencia de menores alzas, como consecuencia del ajuste incentivado por políticas fiscales y monetarias restrictivas, elevadas tasas de interés y la recesión.

Es más barato un kilo de lomo que un kilo de hamburguesas

04:15
Video

Para los analistas, tras la emergencia cambiaria, la misión oficial estará en estabilizar todas las demás variables de la economía y en dar previsibilidad y confianza, no solo económica, sino también política, de cara a las elecciones.

"Este es el coletazo de los ajustes en el tipo de cambio y las tarifas", explicó a LA NACION el profesor de las universidades de Buenos Aires (UBA) y San Andrés, Daniel Heymann. "Parece sensato esperar que la inflación se modere en los próximos meses, aunque vamos estar por debajo del 50% este año", indicó.

"Ahora hay que mirar la macroeconomía. Esta fue una situación de emergencia. Lo central era que no hubiera una espiralización cambiaria. Ahora que la cosa se calmó un poco, aunque no hay que cantar victoria, hay que mirar la macro en conjunto", explicó.

"Me alegra que la tasa de interés esté bajando. Eso es esencial. Esa tasa es un instrumento de emergencia. No puede persistir en el tiempo. Ahora a la política le toca mirar el conjunto del panorama, sumando la actividad, la deuda, la inflación y el tipo de cambio real. No una sola variable. Todas se relacionan entre sí. Hay que pasar de la emergencia a una situación más balanceada. Hay que hacer gestión macroeconómica", concluyó Heymann.

"La inflación dio un poquito mejor de lo que se esperaba, sobre todo la núcleo. Ese es un dato positivo", afirmó a la nacion Daniel Artana, economista jefe de FIEL. La inflación núcleo nacional de octubre fue de 4,5% (acumula en el año un 39,2% y un 43,3% en los últimos 12 meses). Fueron 3,1 puntos menos que en septiembre. Artana afirmó que los datos que maneja FIEL para las dos primeras semanas de este mes "vienen bastante bien", para una inflación que podría incluso estar debajo del 3% mensual. "Es un panorama mucho menos malo que el que teníamos en septiembre", aclaró. "La política adoptada por el BCRA está funcionando", agregó Artana.

"Ya aparece un efecto de la política monetaria y las altas tasas de interés. Se apreció el tipo de cambio. Las tasas ya están altas en términos reales, por lo que deberían ir cediendo a medida que se consolida la baja de la inflación y se gana credibilidad", dijo Artana, que dejó un interrogante: "Lo que genera un problema ya no es la consistencia del modelo, sino la incertidumbre. Que llegue un populismo sin plata. Eso va a meter ruidos y quizá retrase la convergencia a tasas normales y con baja del riesgo país, algo que debería ir más rápido si solo dependiera del modelo. El efecto confianza está diferido. No se verá en toda su dimensión".

Según informó el Indec ayer, las principales subas del IPC nacional se registraron en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (8,8%), en transporte (7,6%), salud (5,5%), indumentaria (5%), equipamiento y mantenimiento del hogar (4,3%) y alimentos y bebidas (5,9%). El IPC núcleo, la medida más vigilada por el BCRA, mostró un avance de 4,5%.

La consultora LCG informó que desde que comenzó el traslado de la devaluación a los precios los alimentos promedian una suba de 4,2% mensual (mayo a octubre). En lo que va del año subieron 44%. Se trata del segundo rubro con mayor aumento, detrás de transporte (59%).

"Los precios de los bienes y servicios regulados y los estacionales registraron una aceleración respecto de la dinámica previa", escribieron los técnicos de LCG. Los regulados subieron 7,4% mensual, afectados por la suba del gas (+75% en el Gran Buenos Aires), el último tramo de los aumentos en colectivos y trenes (+8%), combustibles (+7%) y prepagas (+8%). "Entre todos aportaron 1,7 puntos porcentuales de inflación, un tercio del total. Los estacionales promediaron un aumento de 6,2% en el mes, en buena parte influenciados por el rubro indumentaria, que inaugura una nueva temporada", explicaron en la consultora, que pronostica una inflación anual de 47%.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?