Suscriptor digital

Una práctica a puertas abiertas: el calor que Boca necesita para la final contra River

.
. Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
(0)
15 de noviembre de 2018  • 18:17

Surgió como un deseo de los hinchas. Se trasladó como una necesidad para las autoridades. Y, al final, con el beneplácito del cuerpo técnico y de los jugadores, se hará realidad: los fanáticos de Boca podrán alentar en la Bombonera, en una práctica a cielo abierto, en la antesala de la final de la Copa Libertadores , prevista para el sábado 24, desde las 17, en el Monumental.

Será la despedida ideal para el equipo xeneize, que en su casa empató 2 a 2 con River, en el primer encuentro, y que quedó con un sabor amargo, no tanto por la igualdad y por la tímida producción colectiva, sino por el impacto del final, cuando Franco Armani le contuvo el grito de gol a Darío Benedetto. Más allá de esa situación, el campeón se resolverá en Núñez. Y como los hinchas xeneizes no podrán concurrir a ese escenario, encontraron un modo perfecto para despedir con calor, afecto y emoción al conjunto de la Ribera, que tendrá una gran prueba de carácter y fortaleza mental.

Será el jueves próximo, un día antes de la prueba táctica final que dispondrá Guillermo Barros Schelotto , el entrenador. Todavía no se sabe el horario y resta por definirse cuántas tribunas estarán habilitadas para asistir al entrenamiento y si será abierto a todos o solo a los socios activos y adherentes, pero la idea es que el público cubra el mítico escenario, en un día laboral, sin un partido de por medio. Sólo con la imprescindible necesidad de acercar el aliento más que nunca. "La próxima semana vamos a hacer un entrenamiento para que venga toda la gente a alentar a los jugadores. Lo pidieron los socios, lo tomé y se hará en la última práctica, el jueves", confirmó Daniel Angelici , el presidente de Boca, que se mostró ilusionado con conseguir una histórica victoria. "Vamos con confianza al Monumental, tenemos un gran plantel, en todos los partidos supo convertir goles", aseguró.

El pedido formal será el lunes próximo. "Debemos pedir autorización al Ministerio de Seguridad para que habiliten el estadio", explicó el dirigente, que prefiere bajar un cambio en el nivel de ansiedad. "Tenemos que aprender a sacarle dramatismo. Tenemos que disfrutarlo. Esperemos que el hincha de Boca pueda festejar y si no se da, tendremos que levantarnos al otro día y trabajar", advirtió, a un costado de la Bombonera, luego de un acuerdo publicitario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?