Suscriptor digital

Enobarbo: una sátira sobre el poder político

Fuente: LA NACION
Carlos Pacheco
(0)
16 de noviembre de 2018  

Autor: Alejandro Acobino / Intérpretes: Manuel Fanego, Pablo Fusco, Leticia González de Lellis, Osqui Guzmán, Javier Lorenzo, Fernando Migueles, Pablo Seijo / Música: Tomás Rodríguez / Vestuario: Gabriela Aurora Fernández / Dirección: Osqui Guzmán / Teatro: Nacional Cervantes / Nuestra opinión: buena

La acción de este texto hasta ahora desconocido del fallecido dramaturgo Alejandro Acobino (Continente viril, Rodando, Absentha, Hernanito) se detiene en la figura de Nerón, en tiempos en que gobernaba los destinos de Roma. En la lectura del autor, un mundo plagado de criaturas desopilantes que siguen a su manera las andanzas de este hombre muy afecto al arte y que necesitaba tener un lugar dentro de la actividad teatral.

Séneca, Petronio, Burrus, aparecen en escena con la intención de ayudar a completar la identidad de un Nerón por momentos inseguro y extremadamente torpe. Sus intervenciones no lograrán moldearlo como quieren. El líder sabrá construirse, sobre todo, gracias a Atticus, un servidor que terminará siendo nombrado ministro de cultura.

Acobino juega en su ficción con esos seres que le roba a la historia. Los acomoda a su manera para que ellos resulten ser patéticos engendros de un mundo político con el que el espectador se sentirá algo identificado. La obra, bajo la dirección de Osqui Guzmán, logra mantener una dinámica intensa. El creador construye una sátira con elementos genuinos aunque por momentos no lo ayuda un texto que posee situaciones reiterativas y personajes, en su mayoría, con perfiles muy poco desarrollados. Aún así el director logra fortalecer a su equipo de trabajo en el que se destaca, sobre todo, Pablo Fusco. El intérprete construye a Nerón con mucha seguridad y mostrando a esa criatura desde muy diversas aristas. Es el gran sostén de una experiencia que trasciende, además, porque posee una puesta diseñada con juegos siempre creativos y muy efectivos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?